La pasión, según Sarkozy. El expresidente francés habla de sus amores

El ex mandatario francés publicó Pasiones, un libro autobiográfico en el que política y amor se entremezclan en revelaciones inéditas
El ex mandatario francés publicó Pasiones, un libro autobiográfico en el que política y amor se entremezclan en revelaciones inéditas Fuente: HOLA - Crédito: Gres
(0)
12 de julio de 2019  • 12:29

"Me he casado tres veces, lo que no es, evidentemente, un buen ejemplo a seguir. Pero cada vez me he comprometido al máximo y, necesariamente, para siempre. No ha funcionado, a menudo por mi culpa, pero al menos siempre he sido sincero.". El que habla es el expresidente francés Nicolas Sarkozy (64), quien acaba de publicar un libro de memorias que tituló Passions (Pasiones) -se editaron 200 mil ejemplares en su país-, en el que da cuenta de sus relaciones íntimas con la política y con las mujeres. Sarkozy, que ocupó el Palacio Elíseo entre 2007 y 2012 y que siempre fue un apasionado, revela sin medias tintas los momentos dulces y amargos de sus matrimonios. "Mi ambición siempre ha sido grande, pero nunca me ha hecho renunciar a mis sentimientos", reconoce.

No tengo más remedio que reconocer que la actitud de Cecilia me sorprendió. No lo vi venir, no anticipé nada. Ella deseaba otra vida.
Nicolás Sarkozy

Cecilia Ciganer-Albéniz fue su mujer entre 1996 y 2007 (se separaron a los pocos meses que él resultó electo presidente) y tienen un hijo, Louis (22). En total, Sarkozy es padre de cuatro.
Cecilia Ciganer-Albéniz fue su mujer entre 1996 y 2007 (se separaron a los pocos meses que él resultó electo presidente) y tienen un hijo, Louis (22). En total, Sarkozy es padre de cuatro. Fuente: HOLA - Crédito: AFP

El año 2007 fue rico en acontecimientos para mí. Fui elegido presidente de la República. Me divorcié. Conocí a Carla. Todo eso en menos de seis meses.
Nicolás Sarkozy

Su primera mujer fue Marie-Dominique Culioli, con la que formalizó en 1982, tuvo dos hijos, Jean y Pierre, y de la que se divorció catorce años después. En 1996, cuando era alcalde de Neuilly, inició una relación con Cecilia Ciganer-Albéniz, con quien también se casó y tuvo otro hijo, Louis. Después de varias crisis, el matrimonio se disolvió en el verano de 2007, "de mutuo consentimiento". Según lo explica el propio Sarkozy en su libro, intentó por todos los medios salvar esa relación, pero su ex mujer decidió terminarla justo unos días antes de los debates para la presidencia del gobierno. "No tengo más remedio que reconocer que la actitud de Cecilia me sorprendió. No lo vi venir, no anticipé nada, no entendí nada. Sufrí mucho intentando controlar una situación que, cada día, se hacía más incomprensible. Cecilia deseaba otra vida. Yo acababa de ser elegido. El divorcio era la única salida razonable", reveló. Poco tiempo más tarde llegó a su vida Carla Bruni , que lo conquistó por su "elegancia y amabilidad", y a la que le propuso matrimonio ¡a la semana de haberla conocido! (para el compromiso le regaló el mismo anillo que a Cecilia, una pieza de Dior en forma de corazón con diamantes y zafiros). La pareja selló su romance con una boda secreta en febrero de 2008 (pocos meses después de llegar al Elíseo) y en 2011 nació Giulia, la hija de ambos . "Todavía hoy, a veces nos preguntamos con Carla por qué hemos tenido tanta suerte", confesó en el texto, donde aseguró que su amor por la modelo y cantante italiana es "profundo". Palabra de Sarkozy.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.