srcset

Casas de playa

La Pedrera. La experiencia de vivir en un cubo sustentable que se asoma al mar

Connie Llompart Laigle
Natalia Pietracupa
(0)
20 de enero de 2020  

Cuenta la historia que, a principios de siglo, los rochenses llegaban hasta La Pedrera en carretones para descansar junto al mar. La voz sobre la existencia de ese pequeño paraíso rústico corrió primero hasta Montevideo y, después, cruzó el Río de la Plata para tentar a los argentinos. Entre ellos, hace treinta años llegaron los arquitectos del estudio Lacroze-Miguens-Prati que, enamorados de esta geografía pedregosa a orillas de un mar que se revela furioso hacia la Playa del Barco y calmo hacia El Desplayado , ya concretaron allí más de diez proyectos. Miradores de La Pedrera es el más reciente.

El cubo de la plata alta está recubierto con paneles de madera.
El cubo de la plata alta está recubierto con paneles de madera. Crédito: Santiago Ciuffo

Su arquitectura buscó maximizar las vistas en la planta alta, reservada a las áreas sociales , dentro de prismas cuadrangulares de madera reforestada cruzados sobre los muros de concreto y piedra que protegen los dormitorios.

En lo alto de una barranca rocosa, frente a la playa, se levantan cinco viviendas escalonadas que se asoman como buscando el mar y quedan separadas amigablemente a través de sus terrazas, expansiones para disfrutar al resguardo del viento y a un pasito de la sombra.
En lo alto de una barranca rocosa, frente a la playa, se levantan cinco viviendas escalonadas que se asoman como buscando el mar y quedan separadas amigablemente a través de sus terrazas, expansiones para disfrutar al resguardo del viento y a un pasito de la sombra. Crédito: Santiago Ciuffo

El techo de la caja fue la gran cruzada. Sobre los paneles de madera se aplicó una membrana; luego, poliuretanos de alta densidad que aportan aislación térmica, y, finalmente, piedras, tanto para evitar que se vuele el poliuretano como por una cuestión estética.

En la planta alta, conviven el comedor, el estar y la cocina integrada donde también manda la geometría.
En la planta alta, conviven el comedor, el estar y la cocina integrada donde también manda la geometría. Crédito: Santiago Ciuffo

"Elegimos grandes ventanales en la planta alta y ubicamos los dormitorios en la planta baja, con vista al jardín. Después de todo, ahí se va a dormir o leer, y las vistas nocturnas tampoco son grandiosas si la bahía no está iluminada", cuenta el Arq. José Ignacio Miguens.

Piso, paredes y techo revestidos en maderas forestales , líneas rectas y solo el rojo, blanco y negro de los muebles rompen con esta caja; al ser todos de Ikea, crean una cierta armonía. Los ventanales de aluminio anodizado en ambos extremos se benefician, uno, de la buena orientación; el otro, el recorte del mar y la bahía.

Todos los pisos de la planta alta son de madera de eucalipto uruguayo reforestado.
Todos los pisos de la planta alta son de madera de eucalipto uruguayo reforestado. Crédito: Santiago Ciuffo

El living da paso a una terraza con deck y paredes de madera que mira hacia la Playa del Barco e invita a disfrutar del sol y del espectáculo del surf.

Para las terrazas se eligieron parrillas americanas marca Über, que pueden guardarse dentro de las casas durante el invierno. Además, tienen tapa, ideal para espacios ventosos.
Para las terrazas se eligieron parrillas americanas marca Über, que pueden guardarse dentro de las casas durante el invierno. Además, tienen tapa, ideal para espacios ventosos. Crédito: Santiago Ciuffo

En las paredes exteriores , tablas de madera que se tratan una vez por año con un producto antihongos y antipolillas y luego, Cetol. Para los revestimientos interiores , fenólico, porque combina una superficie lisa con vetas muy atractivas.

El armario del pasillo de distribución se revistió con pino tratado.
El armario del pasillo de distribución se revistió con pino tratado. Crédito: Santiago Ciuffo

"Lo que más me gusta es la tranquilidad del jardín, casi monacal, al que miran los dormitorios. No ver pasar gente en ese espacio personal tiene su magia. Mientras, arriba explota: hay vida social e impactantes vistas".

En la zona de descanso , el cielorraso hormigonado convive con paredes de piedra natural y de cemento alisado, material elegido para los pisos de la planta baja. La cama del primer dormitorio se vistió con un cubreedredón y fundas de almohadones en tussor. El pie de cama es de Nest, y las cortinas, de black out de algodón en gris grafito.

Para la zona de la ducha se eligieron azulejos blancos cuadrados que rompen con la uniformidad de la madera, la piedra y el cemento.
Para la zona de la ducha se eligieron azulejos blancos cuadrados que rompen con la uniformidad de la madera, la piedra y el cemento. Crédito: Santiago Ciuffo

"La piedra que reviste el interior de los muros (extraída de este mismo terreno, en el que abunda) es un paisaje en sí mismo, una expresión. No sentimos la necesidad de colgar cuadros".

La piedra es un objeto de decoración en una caja de cemento y madera.
La piedra es un objeto de decoración en una caja de cemento y madera. Crédito: Santiago Ciuffo

Para el segundo dormitorio se eligió un cubreedredón y cubresomier de algodón en finísimas rayas azules y blancas. La planta baja se calefacciona con losa radiante.

La playa está a poquitos metros.
La playa está a poquitos metros. Crédito: Santiago Ciuffo

La elección de maderas reforestadas en lugar de nativas; el aprovechamiento de las piedras del lugar, que aportan identidad y evitan traslados de material; y la incorporación de plantas individuales de tratamiento de aguas que vuelcan sus efluentes a un sistema de riego y evitan el consumo de agua potable convierten este proyecto en un manifiesto de respeto al entorno y al medio ambiente.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.