Mandarina: trucos para pelarla a la perfección y no quedar con olor en las manos

¿Cómo hacer para desarmarla sin que se rompa la cáscara en mil pedazos?
¿Cómo hacer para desarmarla sin que se rompa la cáscara en mil pedazos? Crédito: Shutterstock
Einat Rozenwasser
(0)
1 de mayo de 2019  • 13:23

La postal forma parte de la escena de sobremesa de muchísimas familias. Un plato o una servilleta repletos de pedacitos de cáscaras de mandarina peladas a mano y con dedicación. Primero un pellizco para romper la superficie rugosa, el primer pedazo para que se empiece a despegar, y de a poco la vuelta entera hasta que queda desnuda.

En el juego de los roles, hay familias que tienen algún encargado oficial de pelar las mandarinas para todos. ¡Levante la mano quien alguna vez no desistió de comer una mandarina porque le daba fiaca pelarla, otros porque no querían quedarse con el olor en las manos por el resto de la jornada.

Los que tienen árboles en su casa, o en las veredas del barrio, saben que la temporada alta de mandarina está al acecho. Esta fruta, junto con otros cítricos son los que se cosechan principalmente en otoño.

Tutoriales hay un montón y hay técnicas que hasta enseñan a hacer formas de animalitos con las cáscaras, pero hay uno que resuelve la tarea con solo tres cortes.

Primero hay que realizar un corte trasversal en la base y otro en el obligo, la parte de arriba de la fruta. El tercero cruza la fruta en la misma dirección que van los gajos. Desde ahí se abre al medio y quedan separados y listos para comer.

¿Todavía tenés olor a mandarina en las manos?

Van de yapa unos tips para barrer con el olor por completo. Frotar bicarbonato de sodio en seco por las manos y después lavarlas con el jabón habitual. También con un poco de limón o vinagre blanco, que van a barrer con los restos de la mandarina. Otra opción es usar unas gotas de aceite de bebé. O dentífrico. Si funciona en la boca, ¿por qué no en las manos?

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.