Máxima de Holanda tiene quién la reemplace: la heredera de la corona da sus primeros pasos

El rey y su hija mayor, la princesa de Orange, en un concurso hípico
El rey y su hija mayor, la princesa de Orange, en un concurso hípico Fuente: AFP
(0)
28 de enero de 2019  • 18:41

Otras herederas más jóvenes se le habían adelantado: Leonor de Borbón, Ingrid Alexandra de Noruega o Elisabeth de Bélgica, ya han pronunciado sus primeras palabras en público. Pero la princesa Amalia, la hija mayor de Máxima y Guillermo Alejandro de Holanda , y por lo tanto, futura reina de los Países Bajos, hasta el momento solo se había mostrado junto a sus hermanas, sin exhibir lo que la diferencia del resto de la familia real holandesa: que ella y solo ella ostentará el título de soberana de su país.

Con 15 años, sin embargo, demuestra estar muy al tanto del rol que le tocará desempeñar y por eso, su aparición como acompañante de su padre en un evento la puso al frente en lo que a diplomacia se refiere. Digna hija de Máxima, la argentina que se robó el corazón de todo el pueblo holandés, Amalia fue pura sonrisa y carisma en la 60 edición del concurso de hípica Jumping Amsterdam, adonde el rey fue invitado por Margarita de Borbón y Parma, prima del monarca y promotora de este evento, de gran renombre a nivel internacional.

¿Dónde estaba Máxima? Al parecer, Guillermo Alejandro decidió que la reina debía descansar luego de su participación del Foro Internacional Económico de Davos y de la mudanza al palacio de Huis Ten Bosch, la residencia oficial de los reyes de Holanda (hasta ahora habían vivido en una preciosa casa en Wassenaar llamada Villa Eikenhorst).

La encargada de reemplazar a su madre fue entonces la Princesa de Orange, quien demostró que tiene una relación muy unida con su papá. Ambos disfrutaron de los saltos en el Palacio Rai de la capital holandesa. En el palco real también se encontraban la princesa Irene, tía del rey Guillermo, y la princesa Margarita, anfitriona como parte del equipo responsable de la organización del certamen, junto a su familia.

Amalia demostró también estar muy a tono con las tendencias en moda: vistió un blazer negro, una camisa de cuello mao, un pantalón rojo de pana de corte palazzo, unos botines de cuero, un bolso bandolera de print de pitón, un vistoso colgante y una pulsera. Su abundante melena rubia peinada con raya al medio y un maquillaje natural, apenas una pasada de rímel y un rubor en las mejillas completaron el look.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.