Murió a los 86 años la verdadera Peggy Olson de Mad Men

Jane Maas fue la creativa en la que se basó el personaje de Elisabeth Moss
Jane Maas fue la creativa en la que se basó el personaje de Elisabeth Moss
(0)
22 de noviembre de 2018  • 18:13

Cuando Matthew Weiner ideó a los personajes de Mad Men tenía pocas referencias para construir el de Peggy Olson, la joven redactora que logra ascender en el machista mundo de la publicidad de los años 60, y que al cabo de las ocho temporadas de la serie resulta tan central para la trama como el personaje de Don Draper. Es que mientras aquellos años de oro para las agencias de la Avenida Madison estaban llenos de creativos masculinos en los que pudo basarse Weiner para personificar a Draper, casi ninguna mujer real tuvo un rol similar al ideado para Peggy. La excepción fue Jane Maas, la redactora creativa de la agencia Ogilvy & Mather, que murió esta semana a los 86 años.

Jane Maas, la redactora creativa de la agencia Ogilvy Mather
Jane Maas, la redactora creativa de la agencia Ogilvy Mather

Fue ella misma quien echó luz sobre las dificultades que una mujer talentosa debía enfrentar en sus intentos de ascender en un mundo de hombres. Lo hizo en 2012 cuando escribió " Mad Women (mujeres locas). La otra cara de la vida en Madison Avenue". En la década del 60 esa avenida de Manhattan reunía a las principales agencias de publicidad de los Estados Unidos y las mujeres que trabajan en ellas solían ocupar puestos de secretarias. Maas, excepcionalmente, logró ingresar en Ogilvy & Mather en 1964 como redactora creativa y hasta 1976, cuando dejó la firma, padeció la discriminación que entonces era moneda corriente. Su jefe en aquellos años, David Ogilvy, es uno de los directores creativos que inspiraron el personaje de Don Draper. Él mismo reveló en sus memorias, Confesiones de un publicitario, que si dos empleados suyos se casaban, la mujer debía abandonar la agencia. Típicamente, las pocas mujeres que existían en la publicidad de aquellos años solían llevar cuentas vinculadas a temáticas consideradas por los hombres como femeninas, como la cosmética, los artículos de limpieza o algunos alimentos, mientras que los varones creativos aportaban ideas para bancos, automotrices o tabacaleras. "En aquellos años las redactoras creativas estábamos confinadas a un ghetto", escribió Maas.

En 1976, tras dejar la agencia donde transcurrieron sus primeros años, Maas comenzó a trabajar para el estado de Nueva York, que por entonces padecía la mala imagen que recaía sobre la ciudad, sumida en la inseguridad, la bancarrota municipal y la pobreza y marginalidad que asolaban el sur del Bronx. Fue entonces cuando Maas ideó su campaña más exitosa, "I love New York" ("Yo amo Nueva York", con un isologo en el que un corazón rojo reemplaza la palabra " love" y que rápidamente fue impreso en millones de tasas, remeras, bolígrafos y calcomanías. Aún hoy se la considera una de las campañas turísticas más exitosas de la historia.

A diferencia de Peggy Olson en Mad Men, Maas se casó con un arquitecto con quien tuvo dos hijas. La maternidad fue lo que la había llevado a buscar un trabajo como redactora publicitaria en Ogilvy & Mather, después de haber trabajado poco tiempo escribiendo para televisión en horario nocturno. En su ascendente carrera contra viento y marea, Maas llegó a ser vicepresidente de la agencia Wells, Rich, Green.

Su muerte, esta semana, se debió a un cáncer de pulmón, informó su familia, citada por The New York Times.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.