No sabía cocinar, pero su "Libro de Doña Petrona" es el más robado de la Biblioteca Nacional