srcset

Pocos Metros

Para un viajero frecuente, un monoambiente flexible que mantiene el clima de hogar

Viviana Alvarez
Sol van Dorssen
(0)
18 de mayo de 2020  

El pedido del dueño de casa, un hombre que vive solo y viaja frecuentemente por trabajo, había sido crear una ambientación que transmitiera de inmediato la atmósfera cálida de un hogar.

La paisajista y diseñadora de interiores Lula Köenig ideó espacios flexibles con muebles livianos, transportables y modulares que se adaptan a varias funciones. La fórmula se completa con textiles en tonos neutros, una combinación de texturas que no sobrecarga el espacio; y un logrado diseño de iluminación da sensación de mayor amplitud en las áreas más angostas.

El sofá tapizado en lino de 2x0,90m se divide en dos. Es bajo, para no invadir el espacio y teniendo en cuenta la altura de la TV, que el dueño quiso ubicar en un lugar con poco protagonismo. Alfombra de pura lana (Elementos Argentinos). Jarrón con flores (Otra Sudestada Flores).
El sofá tapizado en lino de 2x0,90m se divide en dos. Es bajo, para no invadir el espacio y teniendo en cuenta la altura de la TV, que el dueño quiso ubicar en un lugar con poco protagonismo. Alfombra de pura lana (Elementos Argentinos). Jarrón con flores (Otra Sudestada Flores). Crédito: Javier Picerno

La cortina de lino forrada es fundamental para filtrar la luz, pero tiene pocos pliegues y frunces para que no parezca tan pesada ni ocupe lugar de más.
Lula Köenig, paisajista y diseñadora de interiores

La biblioteca es el eje que recorre el departamento y define la transición entre la entrada, la cocina, el escritorio y el living. Esa función se destaca aun más con el paño blanco de yeso en el fondo, que se despega del hormigón.

Los estantes de la biblioteca de paraíso (Lula Köenig) tienen 23 cm de ancho, la medida justa para que sean cómodos sin tomar excesivo espacio. Sillón Eames 'EA-217'. Lámpara 'Tolomeo' de aluminio. El escritorio tiene una altura de 72 cm por pedido del dueño de casa, que lo usa y mucho.
Los estantes de la biblioteca de paraíso (Lula Köenig) tienen 23 cm de ancho, la medida justa para que sean cómodos sin tomar excesivo espacio. Sillón Eames 'EA-217'. Lámpara 'Tolomeo' de aluminio. El escritorio tiene una altura de 72 cm por pedido del dueño de casa, que lo usa y mucho. Crédito: Javier Picerno

El banco de madera del living (hay otro en la entrada que funciona como apoyo y recibidor) se usa como mesa de centro y también se acopla a la biblioteca.

Placas, puertas y pisos revestidos en madera cherry. Somier (Bed Time), acolchado (Arredo), mantón en vellón de lana y almohadones de lana de alpaca (Elementos Argentinos), mesas de luz de algarrobo heredadas y lámparas articuladas 'Pixar'. Jarrón con flores (Otra Sudestada Flores).
Placas, puertas y pisos revestidos en madera cherry. Somier (Bed Time), acolchado (Arredo), mantón en vellón de lana y almohadones de lana de alpaca (Elementos Argentinos), mesas de luz de algarrobo heredadas y lámparas articuladas 'Pixar'. Jarrón con flores (Otra Sudestada Flores). Crédito: Javier Picerno

Una estructura de placas corredizas (fijas y de puertas pivotantes) da la posibilidad de integrar o dividir ambientes, y también disimulan parte del área de servicio de la cocina. Un recurso eficaz que aquí se vuelve elegante gracias al uso de la madera.

Sobre la isla, lámparas colgantes sostenidas por un cable textil negro y un florón de bronce empavonado que organiza la composición. A la derecha, mesa enchapa en paraíso con patas inclinadas y sillas 'Thonet 18' numeradas y esterilladas en fibra natural (Mercado de Pulgas).
Sobre la isla, lámparas colgantes sostenidas por un cable textil negro y un florón de bronce empavonado que organiza la composición. A la derecha, mesa enchapa en paraíso con patas inclinadas y sillas 'Thonet 18' numeradas y esterilladas en fibra natural (Mercado de Pulgas). Crédito: Javier Picerno

Además de iluminar sobre la mesada, las lámparas colgantes cumplen la función de captar la mirada desde la recepción para luego descubrir el living. Así los espacios no resultan tan obvios
Lula Köenig, paisajista y diseñadora de interiores

Alacenas, muebles bajo mesada y frentes de la isla revestidos en madera cherry. Mesada de granito 'Negro Brasil'. Pileta 'E44' (Johnson). Grifería monocomando 'Swing' (FV). Anafe eléctrico vitrocerámico y horno (Longvie). Cafetera (Nespresso). Macetas y plantas (Otra Sudestada Flores).
Alacenas, muebles bajo mesada y frentes de la isla revestidos en madera cherry. Mesada de granito 'Negro Brasil'. Pileta 'E44' (Johnson). Grifería monocomando 'Swing' (FV). Anafe eléctrico vitrocerámico y horno (Longvie). Cafetera (Nespresso). Macetas y plantas (Otra Sudestada Flores). Crédito: Javier Picerno

La mesada quedó reservada para los fuegos y como apoyo para los electrodomésticos de uso diario. En la isla, que tiene espacio de guardado, se instaló la pileta.

Izq: la decoradora y paisajista Lula Köenig. Der: la terraza con deck de guayubira, jardineras de hierro, Olea texana en macetones de lapacho con patas (para mantener el piso aireado). Mesa de hierro y sillones con almohadones de panamá gris. Maceta sobre la mesa (Otra Sudestada Flores).
Izq: la decoradora y paisajista Lula Köenig. Der: la terraza con deck de guayubira, jardineras de hierro, Olea texana en macetones de lapacho con patas (para mantener el piso aireado). Mesa de hierro y sillones con almohadones de panamá gris. Maceta sobre la mesa (Otra Sudestada Flores). Crédito: Javier Picerno

Para la terraza, Lula propuso especies como el Buxus sempervirens: de fácil mantenimiento, riego moderado y lo suficientemente tupido como para dar privacidad.

Claves del diseño

  • La iluminación del living y el comedor se resolvió con dos barrales en línea y tachos cortos con halospot, que potencian la longitud y la profundidad hacia la terraza. Además de dar luz general, apuntan a la biblioteca de seis metros de largo, las cortinas, el cielo raso y la mesa.
  • En la terraza, delante del cerramiento acristalado, se colocaron dos jardineras, más angostas que la baranda de hormigón, lo que permite usar ese espacio de apoyo sin problemas.
  • Se buscó que las cortinas tuvieran presencia y se dividieron en dos líneas: una de organza de lino blanco y otra más pesada, de lino gris tramado con doble tela.
  • En la ambientación, hierro, madera, textiles e iluminación fueron los elementos elegidos para lograr la fusión natural con la arquitectura existente.

Suscribite a Living ingresando a miclub.lanacion.com.ar o llamando al 5199-4700.
Suscribite a Living ingresando a miclub.lanacion.com.ar o llamando al 5199-4700.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.