Huracán: qué hacer si no hay posibilidades de evacuación

(0)
5 de septiembre de 2020  • 13:03

Un huracán es una tormenta tropical de gran dimensión y rumbo giratorio, caracterizada por lluvias torrenciales y vientos muy fuertes. En ocasiones, puede alcanzar los 800 kilómetros de diámetro y formar un espiral denominado "ojo" en su centro, que puede alcanzar unos 25 kilómetros de diámetro y no contiene nubes.

Sus lluvias y vientos sobrepasan los 120 kilómetros por hora. El ojo del huracán se encuentra rodeado por una pared de nubes que originan las lluvias, con una velocidad que supera los 240 kilómetros por hora. La potencia de los huracanes puede ser muy destructiva y arrasar con ciudades enteras.

En cuanto a su desplazamiento, se mueven en dirección oeste sobre el océano Atlántico, azotando principalmente a las costas de Norteamérica y las islas del Caribe. Los huracanes que ocurren en el océano Índico o el Pacífico reciben el nombre de "tifones" o "ciclones tropicales".

Un claro ejemplo popular de un huracán es el "Katrina", ocurrido en el año 2005 en las costas de Estados Unidos. Con un total de 1836 fallecimientos y vientos de hasta 280 kilómetros por hora, es recordado como uno de los más caóticos de la historia.

Planes y estrategias anticipadas ante un huracán

Muchos huracanes son previsibles para los meteorólogos. En esos casos, algunas recomendaciones para prevenir los daños y prepararse para su llegada son:

  • Almacenar alimentos enlatados y contar con ropa abrigada e impermeable.
  • Tener una radio a pila con la cual se pueda recibir información oficial y planes de evacuación disponibles (los servicios de telefonía, televisión e internet no funcionan normalmente).
  • Proteger vidrios y cristales con cintas adhesivas especiales.
  • Vaciar los sótanos y altillos y mantenerlos ordenados ante posibles inundaciones dentro del hogar.
  • Cortar ramas de árboles cercanos que podrían destruir el hogar.
  • Colocar los documentos y papeles importantes en bolsas impermeables de plástico.
  • Tener a mano un botiquín de primeros auxilios.

Qué hacer durante un huracán si no hay posibilidad de evacuarse

Ante la imposibilidad de una evacuación previa, quienes deben atravesar el paso del huracán desde sus hogares pueden implementar algunas de estas medidas:

  • Cerrar por completo todas las llaves de paso de agua y gas de la vivienda, así como desconectar los equipos eléctricos y bloquear los enchufes.
  • Mantenerse alejados de puertas y ventanas y, si estas se abrieran por los fuertes vientos, no caminar hacia ellas (algún objeto podría ocasionar una herida).
  • Conservar la calma y tranquilizar a los familiares o acompañantes.
  • Estar atento a la información oficial y los portales de emergencias y servicio a la comunidad.

Por lo general, las regiones que saben que son propensas a la visita de un huracán poseen planes de contención, emergencia y evacuación para las etapas previas y también las posteriores.

Categorías de los huracanes

De acuerdo a la velocidad de sus vientos y la potencia de sus precipitaciones, los huracanes pueden alcanzar 5 categorías que sirven para medir su complejidad y riesgos.

Según fuentes de la NASA (y la escala Saffir-Simpson), la categoría 1 comprende vientos entre 118 y 153 kilómetros por hora, y la categoría 5 vientos de más de 250 kilómetros por hora. Las categorías 3, 4 y 5 son las más peligrosas, mientras que la 1 y la 2 corresponden a sistemas ciclónicos menos complejos, aunque también riesgosos para la población.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.