Un lugar para todos, verde y con buena onda

Gastón Bernardou
(0)
24 de septiembre de 2016  

Cuando me preguntan dónde queda Canning, respondo que es donde se termina la ciudad y empieza el campo, justo atrás del aeropuerto entre Monte Grande y Ezeiza... ¿Viste la ruta 205? La mayoría no la conoce, pero yo insisto: vas por la autopista Riccheri, pasando el picnic espontáneo que se arma los domingos entre la "casita de las brujas" y el predio de la AFA; ahí doblás a la izquierda por autopista Cañuelas, salida KM 32... Y si no encontrás el camino, que el "Waze" te ayude, es muy sencillo de ubicar.

Quince años atrás me mudé desde Turdera, un poco de casualidad, y gracias a Paisajovich, pionero de los countries en el país, y a su generoso descuento pude construir la casita soñada en Venado 2, cuya pileta -según el ingeniero- es réplica de un famoso hotel de Cancún, con su barra para tragos y asientos en el agua que acá la usamos para tomar mate.

A través de los años, vi el crecimiento y los cambios... La ruta 52, de oscura, finita y con un semáforo titilante a una doble mano con palmeras, arcos dorados y cámaras de seguridad. Cada vez que llegamos, decimos: "¡Esto es Miami!". Pasamos de comprar en los almacenes de "el pala" o "el sucio" a supermercados de firma internacional, además de tres shoppings, cine y hasta discoteca.

Quintas y campos muestran su cartel de vendido y cambian jardines por condominios, barrios o countries, dependiendo del bolsillo; hay para todos un lugar.

Poblada en los inicios por los portugueses y en los 80 por "la cole", llegan ahora colonos de Caballito, Flores, Lanús y Lomas a este paraíso del GBA sudoeste, a 25 minutos de la bajada de 9 de Julio. Barrio tranquilo sin famosos ni caretaje, muchas familias jóvenes llegan en busca de aire puro y tranquilidad.

Mis recomendados son:

  • Colegios: Humanos, Nuestra Tierra, Grilli y Saint Mary's.
  • Rugby y hockey, en Monte Grande Rugby Club.
  • Fútbol en la escuelita de River en el Club Portugués.
  • Para adelgazar: pilates en Body Mind; Gym en Sport Club, Tuluka y Canning Boxing Club.
  • Para engordar: confiterías Gundys, Mussel y La Molienda.
  • Para amantes de la cocina gourmet: Ronin Sushi y Thierry Bistrot.
  • Parrillas: La Carrocita y Ruta 52.
  • Para ir a cenar y que los chicos no rompan la paciencia: Lippee Restaurante. Y el clásico Pan y Cebolla.
  • El Paseo Plaza Canning tiene el mejor helado del mundo, en La Strega. También tiene un teatro, un hotel 4 estrellas a cinco minutos del aeropuerto y la disco Truth (electro los viernes y latino los sábados, para los pachangueros).

En mi opinión, a Canning le falta: la ampliación de la plaza Rosa Rosen hasta Castex, creando un paseo familiar; terminar la doble mano de la Rotonda de la Mujer, hasta la 58 (obra iniciada y ahora detenida), llegando a la 6, conectando San Vicente-La Plata. Y no hay Starbucks

A Canning le sobra: verde, futuro y buena onda.

El autor es percusionista de Los Auténticos Decadentes

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.