Linchamiento. Justicia por mano propia en calles sin ley