La guerra de los xenófobos-racistas

Sandra Choroszczucha
Sandra Choroszczucha PARA LA NACION
(0)
9 de diciembre de 2020  • 00:05

A la Argentina le gusta pelear. En general, la riña se sucede entre dos sectores, uno que nos cae bien y es inocente, y un contrincante que nos cae mal y siempre es culpable de todo.

Hace pocos días nos encontramos con la guerra de los xenófobos-racistas que pelean por quién es más xenófobo y racista que el otro; así para los sectores más antikirchneristas, el capitán del equipo de rugby de los Pumas, Pablo Matera y otros dos integrantes del equipo argentino de rugby, Guido Petti y Santiago Socino, no serían tan racistas o xenófobos, porque racistas y xenófobos son Dady Brieva, Hebe de Bonafini y Luis D´Elía. En cambio, para los sectores que simpatizan con el kirchnerismo, los rugbiers de los Pumas son tres miserables y Dady es un cómico que hace humoradas, Hebe una pobre madre que perdió dos hijos durante la dictadura y D´Elía un expiquetero de origen humilde.

Algunas de las máximas del reciente capitán de los Pumas suspendido por dos días y luego restituido por la Unión Argentina de Rugby (UAR): "Hombre boliviano porta mp3 con auriculares de ipod. Prueba suficiente para encarcelarlo por robo y pérdida del mismo"; "SUDAFRICA BABY! ¡Por fin me voy de este país lleno de negros. OUCH!!".

Algunas de las máximas de Petti: "Con la cantidad de celulares, carteras y billeteras que están robando los negros en la protesta tienen una vida asegurada"; "Tener que revisar el bolso de mi empleada y que sacando sus cosas te vaya diciendo: esta es mi blusita, esta es mi bombachita me hizo el día". Otras de Socino: "No estoy a favor del #Apartheid pero podríamos empezar a diferenciar los colectivos comunes, de los que hay negros con la cumbia en el altavoz"; "-Hola si con la fábrica de amigos? -Si - Mire, uno me vino negro, pero no le anda el modo esclavo".

Algunas de las máximas de Dady Brieva: "Unas ganas de agarrar un camión N1 619 y jugar al bowling por la 9 de Julio. no te das una idea", refiriéndose a una manifestación liderada por Juntos por el Cambio; "Una Conadep del periodismo", en alusión a desaparecer a la prensa opositora al kirchnerismo. Algunas de las máximas de D´Elía "No tengo problemas en matarlos a todos", refiriéndose a las personas de raza blanca; "Ustedes,., los blancos, aquellos que acumulan y concentran, que matan y que la única bandera que tienen en sus manos es la de su propia rentabilidad, les tengo un odio visceral, sépanlo de mi boca, lo único que me mueve es el odio contra ustedes". Algunas de las máximas de Bonafini: "Basta de ser democráticos para ser buenitos."; "¡Váyanse de nuestra plaza., váyanse bolivianos de mierda!"; "Verbitsky. recibe un sueldo de la Fundación Ford y, además de ser judío, es totalmente pronorteamericano".

Esas joyitas de la real academia xenofóbica-racista cuentan con sus defensores acérrimos de un lado y del otro de la Argentina discriminadora. ¿Se puede defender a cualquiera de estas seis personas por sus dichos aberrantes y su incitación a la discriminación más miserable? Parece que sí, porque infinidad de argentinos decidieron tomar partido por uno y otro lado del bando xenófobo-racista, más paquete o más populista. En Twitter días atrás, los hashtags marcaban tendencia para uno y otro bando de los segregacionistas.

El INADI, dirigido por Victoria Donda (Frente de Todos), se expresó repudiando los posteos racistas de los rugbiers, y con esto más aún se exacerbó la grieta de los racistas de ambas camarillas, porque, si el INADI va contra los rugbiers se espera que vaya contra Dady, Hebe y D'Elía. Los últimos dichos absolutamente violentos y discriminatorios de Brieva sucedieron durante este gobierno y del INADI.

Que estas personas busquen compararse, diferenciarse y demostrar que son menos maléficas que las del otro equipo xenófobo puede ser comprensible, porque se encuentran involucradas. Que se pida igualdad de trato por parte de un organismo como el INADI hacia las personas xenófobas, sean cuales seas sus preferencias políticas, es lo correcto, lo esperable y lo que corresponde.

Que se defienda a un grupo de xenófobos-racistas con el solo propósito de atacar con hostilidad a otro grupo de xenófobos-racistas es de ciudadanos que priorizan el combate entre fuerzas partidarias a los más dignos valores del respeto, la igualdad y la diversidad. Convivir de esta manera es de una bajeza descomunal y es preocupante, ya que sobre estas bases sigue erigiéndose una Argentina cada vez más alejada de la pluralidad y del respeto a las diferencias.

Politóloga y profesora (UBA)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.