Alberto Fernández: "Estoy dispuesto a competir en una PASO con Massa"

Gabriel Sued
(0)
31 de mayo de 2019  • 17:04

Mientras se intensifican las negociaciones entre el kirchnerismo y el Frente Renovador para construir un frente electoral opositor al macrismo, Alberto Fernández mostró voluntad de llegar a un acuerdo. "Estamos dispuestos a competir en una PASO presidencial con [ Sergio] Massa ", dijo a LA NACION el precandidato a presidente y compañero de fórmula de Cristina Kirchner , en un diálogo telefónico desde Uruguay.

La definición de Fernández devuelve el compromiso al campo del jefe del Frente Renovador, después de la cumbre de ayer, en la que Massa llamó a formar una coalición opositora amplia para derrotar al oficialismo en las elecciones presidenciales. "Tenemos que construir una mayoría arrolladora que ponga fin a este gobierno", fue una de las frases del exintendente de Tigre más celebradas en el Instituto Patria.

Después del congreso del Frente Renovador, operadores del massismo y del kirchnerismo aceleraron las conversaciones para encontrar un formato que viabilice la unidad. Confirmadas las fórmulas kirchneristas para la presidencia y para la gobernación de Buenos Aires, la gran incógnita es qué lugar podría ocupar Massa en la boleta del frente opositor. "Yo estoy para liderar, pero también para empujar el carro desde donde sea", dijo él ayer, y dejó abierta la puerta a las negociaciones.

Otro que alentó una competencia en las PASO como método para integrar al massismo fue el presidente del PJ, José Luis Gioja. "Estamos dispuestos a que Massa compita, sería lo lógico porque para eso están", dijo.

Durante su visita a Montevideo, Alberto Fernández ratificó que esa propuesta sigue vigente. "Lo dijimos antes y lo repetimos ahora", declaró a LA NACION, después de su encuentro con el expresidente José Mujica.

Formato posible

Al margen de la invitación pública que hizo Fernández, el formato que circula con más fuerza en estas horas dentro de los circuitos del kirchnerismo es que Massa no sea candidato a nada, y que actúe como artífice de un acuerdo de unidad. La condición para que esta alquimia se concrete es que los dirigentes del Frente Renovador sean valorados y bien compensados en las listas de la nueva coalición opositora.

¿Qué significa esto? Que los intendentes del massismo reciban respaldo para ir por su reelección y que haya un reparto justo de los lugares en las listas legislativas, tanto para el Congreso como para la Legislatura bonaerense. El inconveniente de este esquema es que Massa debería convalidar la fórmula presidencial de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, sin siquiera haber dado la pelea en las urnas.

Uno de los más activos negociadores del kirchnerismo, Eduardo "Wado" De Pedro, estuvo ayer con Fernández en Uruguay. El precandidato viajó también con Felipe Solá y Fernando "Chino" Navarro, del Movimiento Evita. En la comitiva también estuvieron los parlamentarios del Mercosur Víctor Santa María, Jorge Taiana, Eduardo Valdés y Cecilia Merchán.

"No me consta que el acuerdo con el massismo ya esté, aunque todo indica que vamos en esa dirección", dijo uno de esos dirigentes a LA NACION. "Hay optimismo, pero Sergio siempre inventa una gambeta nueva o regresa a un viejo amague", matizó otro.

Las negociaciones deberían definirse en los próximos diez días, dijo un integrante del entorno de Fernández. Las próximas 48 horas serán determinantes, arriesgó otro dirigente.

El precandidato regresó anoche de Montevideo. "Vuelvo a encontrarme con un viejo amigo, un maestro y una gran fuente de inspiración para la misión que nos espera a los argentinos", dijo, en redes sociales, tras la reunión con José Mujica. Además de entrevistarse con el exmandatario, se reunió con el candidato presidencial favorito del Frente Amplio, Daniel Martínez, y con legisladores del Parlamento del Mercosur.

Mientras Fernández llegaba en barco a Montevideo, legisladores del PT de Brasil, Partido Liberal y Frente Guazú de Paraguay, PJ de Argentina, Frente Amplio de Uruguay, PSUV de Venezuela y MAS de Bolivia, firmaron una declaración en la que sostienen que un "triunfo electoral de Alberto Fernández y Cristina Kirchner es una esperanza concreta del pueblo argentino para salir de la profunda crisis que provocó el gobierno de Macri", por lo que manifestaron "apoyo y acompañamiento" a esa fórmula. Agregaron que si el kirchnerismo gana las elecciones en la Argentina podrá hacerse la "reconstrucción de la institucionalidad" de la región y podrá promoverse la "patria grande" latinoamericana.

Con la colaboración de Nelson Fernández

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.