Coronavirus. Alberto Fernández y la cuarentena: "No quisiera llegar a declarar el estado de sitio"

El Presidente dijo que su principal preocupación son los "idiotas" que no pueden salir desde sus casas
El Presidente dijo que su principal preocupación son los "idiotas" que no pueden salir desde sus casas Crédito: captura de TV
(0)
22 de marzo de 2020  • 14:23

En el tercer día de cuarentena en la Argentina, el presidente Alberto Fernández dijo que su principal preocupación, en este momento, son las personas que no respetan la orden de aislarse. Aunque aclaró que, "hoy por hoy", no decretará el estado de sitio para profundizar el control, destinado a evitar los contagios del nuevo coronavirus Covid 19.

"Lo que más me preocupa es la incomprensión de la gente, que haya tontos que no entiendan el riesgo en el que estamos. El idiota que circula con fiebre, que lastima la salud de todos, a quien su egocentrismo que no le deja ver cómo puede dañar al que tiene al lado", lanzó el Presidente, esta tarde, en diálogo con el programa La Peña de Morfi, que conduce Gerardo Rozín en Telefé.

"Quiero aclarar que no son los más, sino que son los menos. La inmensa mayoría está en sus casas dejando pasar el tiempo como puede. No saben la gratitud que tengo para con ellos", agregó Fernández durante la entrevista, que se celebró de manera remota.

El primer mandatario descartó que por el momento se vaya a decretar el estado de sitio: "No quisiera llegar a eso, y solo hablaría mal de la sociedad argentina. Los instrumentos están, las fuerzas están. Al que sale sin justificación, lo detienen y lo ponen a disposición de un juez. Los elementos están. Las fuerzas de seguridad tienen que hacer lo suyo, la gente tiene que hacer lo suyo y yo tengo que cuidar la salud de los argentinos. Tenemos el sistema legal funcionando como corresponde", dijo.

Y ratificó: "No quisiera llegar a declarar el estado de sitio. No hace falta un estado de sitio, hoy por hoy, cada uno tiene que hacer su parte".

"Desaprensión"

"Los problemas más dolorosos con el coronavirus se produjeron en los países que no previeron la velocidad del contagio, y por eso el sistema de salud no pudo hacerle frente. Si nos quedamos en casa, el contagio va a ser más lento y vamos a poder atender a los pacientes. Cuando más lento el contagio, mejor la posibilidad de que la gente sea mejor atendida. Ese es el secreto", sostuvo el Presidente, en referencia a casos como los de Italia y España, donde los centros de atención de salud se vieron desbordados en los últimos días.

Y agregó, en tono muy crítico: "Más de 20 mil personas se fueron de la Argentina después de que el 13 de marzo avisé a los argentinos que había una pandemia y que se frenaba todo. Después de eso, se fueron 20 mil argentinos. Y muchos pidieron después que los traiga urgente. Esto es una prueba de la desaprensión que hay de los argentinos", lanzó.

"Esta no es la pelea de un presidente, es la pelea de la sociedad. Tenemos que estar todos mancomunados. Yo me siento muy acompañado por la inmensa mayoría, quedan solo algunos insensibles", destacó.

Logística para la cuarentena

"Hoy la cuarentena es prácticamente plena", dijo Fernández, cuando no se habían cumplido los tres días completos del DNU que anunció el jueves por la noche y comenzó a regir desde el viernes a las 0 horas. "Tenemos dificultades en los barrios más humildes porque las casas son muy chicas y el hacinamiento en el que vive la gente es muy grave", añadió.

E informó, con respecto a la cuarentena en los lugares más complicados, y a la atención de salud, que mañana a las 11 convocó a todos los intendentes del primer y segundo cordón del conurbano para analizar la logística a desplegar en el área.

"Me preocupa lo que pueda llegar a pasar dentro de unos días, cuando el número se potencie, porque va a ocurrir. Hoy a la mañana convoqué al Ministro de Defensa, necesito que el Ejército se involucre plenamente", agregó.

"Vimos cómo están los 14 comandos en la Argentina. Estamos trabajando bien y vamos a seguir trabajando con los gobiernos de la Provincia y de la Ciudad, para atender el epicentro del problema, que es la Ciudad de Buenos Aires", dijo.

Estado de situación

Fernández informó que en la ciudad de Buenos Aires se encuentra "el 70 por ciento del conflicto". Y aclaró que en todo el país se está haciendo un relevamiento de camas, unidades de terapia intensiva y respiradores". También informó que el Estado nacional está comprando respiradores artificiales "para proveer a quienes lo necesiten".

Sobre la situación actual en cuanto a cantidad de infectados y a la gravedad de los casos, dijo: "Necesitamos aplanar la curva, y tenemos que seguir haciéndolo. Del uno al diez, en cantidad de infectados y de gravedad, no sabemos dónde estamos. No sabemos qué es lo que vamos a enfrentar. Estamos peleando contra un ejército invisible. Pero si nos encerramos, la posibilidad de contagiarse es mayor. No quiero decirle a la gente estamos espléndidos", agregó.

Médicos, centros de salud y hoteles

Con respecto a la atención en salud, Alberto destacó que la Argentina tiene, aparte de los hospitales públicos, un "sistema paraestatal" de las obras sociales, y la medicina prepaga.

"Ahora tenemos que reunir esfuerzos. Vamos a tener que sumar a todos esos prestadores. Y a los contagiados leves, o posibles contagiados en observación los mandamos a hoteles y vemos cómo evolucionan. Hemos previsto todos estos casos, todo está previsto y estamos buscando más respuestas", dijo.

Y agregó: "Lo que más me importa, es la salud de los argentinos, no quién gana y pierde más. No puede ser que antepongamos la economía a la vida de la gente. Tampoco es que soy un loco que quiere llevar la economía a la quiebra, vamos a ver qué actividades podemos ir levantando y cuáles no", dijo.

"Cambio mundial"

Más tarde, el Presidente brindó una entrevista a radio Rivadavia, donde consideró: "Estamos en una situación de cambio mundial. Cuando estuve de gira en Europa los primeros días de febrero, cené con (la canciller, Angela) Merkel. Ella fue la única que me habló del coronavirus en Europa. Y me dijo que lo más grave iba a ser la cuestión económica", contó en diálogo con la edición especial del programa Tarde pero temprano.

"Merkel me dijo que la caída del comercio mundial va a ser de 600 mil millones de dólares. Va a haber otro mundo después de esto. Se van a tener que revisar las lógicas financieras que hubo hasta ahora. Se va a revisar el rol del Estado en las sociedades donde el Estado dejó de prestar atención al estado de salud de sus ciudadanos. Cambia todo. Un virus puede terminar la fortuna de alguien en diez minutos. Esto está creando un nuevo mundo, que vamos a reescribir cuando esto pase. Lo importante es aprender del dolor que nos causa", sostuvo.

Y lanzó: "Esta es una enfermedad que nos llega a nosotros por los privilegiados que pudieron viajar a Europa. Ellos fueron las primeras víctimas. Ellos. Ahí hay que entender cómo son las cosas. Volver a reflexionar, darnos cuenta de lo efímero de todo. Esto es lo que inexorablemente nos va a pasar de aquí en adelante", sostuvo.

Luego agregó: "El mundo que va a nacer lo vamos a escribir nosotros. Ya que tanto dolor nos genera este virus, encierro... aprendamos algo. Por ahí nos da la posibilidad de entender lo importante: que en las cuestiones centrales, los argentinos tenemos que estar unidos y dejar de chicanearnos. Ojalá terminemos con la perversa grieta y las diferencias que nos han dado por décadas", agregó.

Consultado sobre el pago de la deuda, dijo: "Antes de la pandemia, yo le dije al FMI que no estaba en condiciones de pagar si era a costa de postergar a los argentinos. Ahora tengo mil razones más para decir lo mismo. Tenemos que volver a levantar el país, garantizar el trabajo, hacer un esfuerzo mayúsculo para poner en marcha a la economía".

Y sumó: "El Fondo ha entendido bastante de lo que dijimos. Por eso, el viernes sacó un comunicado de la misión que vino para acá, donde dicen que la Argentina necesita hacer una quita sobre los intereses. Y dijo que en los próximos cinco años, la Argentina no puede pagar un peso. Esto lo dijo el fondo porque vio los números y las posibilidades que teníamos. Pasó desapercibido, pero fue muy importante".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.