Alberto Fernández recibió a Nora Cortiñas tras la polémica por el rol de las Fuerzas Armadas

La dirigente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora visita la Casa Rosada; cuestionó al Presidente por haber dicho que había "dar vuelta la página" por los ocurrido en la dictadura militar
La dirigente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora visita la Casa Rosada; cuestionó al Presidente por haber dicho que había "dar vuelta la página" por los ocurrido en la dictadura militar Fuente: Archivo
Jaime Rosemberg
(0)
27 de febrero de 2020  • 11:28

Luego del pedido de disculpas que siguió a las duras y sorpresivas críticas que recibió de parte de Nora Cortiñas, el presidente Alberto Fernández escenificó su reconciliación con la veterana dirigente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, un sector que forma parte de un conglomerado afín al kirchnerismo y que se dividió en torno a la política del Gobierno en su postura sobre los derechos humanos.

La dirigente de derechos humanos llegó a la Casa Rosada a las 11 en punto junto con el titular del Serpaj, Adolfo Pérez Esquivel. Los recibió el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, cercano al Presidente, que arribó minutos después. La reunión, que duró algo más de una hora, se llevó a cabo en el salón Norte, y tuvo como escenario formal una entrevista pedida al Presidente por el Instituto Espacio de la Memoria (IEM). El Presidente, por decisión propia, estuvo solo ante una decena de dirigentes. Al salir, Cortiñas negó que la polémica con Fernández hubiera sido parte de la charla.

"Fue una reunión amable. Bien política también, vinimos a exponer el programa del IEM, y nuestra preocupación de siempre por los juicios (a militares) y archivos, además de todo lo que está pasando en el país", dijo Cortiñas ante una pregunta de La Nacion. ¿ Se habló de la polémica? "No, para nada. Eso está saldado, ya habló él, hablé yo, ya está. Basta. Además, esta reunión estaba pactada y buscada desde hace más de quince días", contestó la veterana dirigente de derechos humanos, con Pérez Esquivel y un grupo de dirigentes del IEM a su lado.

¿Y la polémica por los presos políticos? "No lo hablamos (se ríe). Yo ya cuando tuve que decir algo, lo dije, son perseguidos políticos", agregó Cortiñas. Según Pérez Esquivel, se habló además "sobre la deuda, los caminos para resolver la situación y lo ocurrido con millones de dólares que entraron". Para el premio Nobel de la Paz de 1980, "el Presidente dijo que está todo registrado en el Banco Central, que se va a ver cual es el camino que llevaron, porque hoy el pueblo tiene que estar pagando una deuda donde no le llegaron los recursos", dijo, en crítica al macrismo.

Según otro de los dirigentes presentes comentó a La Nación, "la polémica no se tocó, pero estuvo presente todo el tiempo". Y describió el encuentro como "muy relajado", en el que Fernández y Cortiñas buscaron "todo el tiempo encontrar coincidencias".

La trama de desencuentros comenzó la semana pasada, cuando el Presidente despidió a un contingente militar de paz antes de su partida a Chipre. En ese acto, Fernández habló de "dar vuelta la página" ya que, aclaró, ninguno de los miembros de la actual conducción de las Fuerzas Armadas tuvo participación en la última dictadura militar. "Quiero darles la bienvenida a los nuevos jefes y manifestar mi alegría por el hecho de que hoy todos los oficiales y suboficiales son hombres de la democracia, egresaron de sus escuelas en democracia y esto amerita que de una vez por todas demos vuelta la página y celebremos", había dicho el Presidente.

Enojada, Cortiñas lo tildó de "negacionista" y afirmó: "Según él, tenemos que dar vuelta la hoja y dar por muertos para siempre a nuestros detenidos/desaparecidos, cuando costó más de 40 años la lucha", afirmó.

Rápido de reflejos, el Presidente utilizó su cuenta de twitter para pedirle disculpas, destacar que no quiso causar "el más mínimo dolor" y renovar su compromiso con la "búsqueda de verdad y la imposición de justicia". Recibió el respaldo inmediato de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quienes aprovecharon para diferenciarse de Cortiñas, con quien tuvieron distintos cortocircuitos en el pasado.

Antes de venir a la Casa Rosada, Cortiñas ya había aceptado las disculpas de Fernández. "Desde luego que quizás fue duro el término (negacionista) y no lo volvería a utilizar, estamos todos un poco sensibles", reconoció el martes pasado.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.