Mientras Schiaretti pide cortar boleta, Alberto Fernández sumó a la hija de De la Sota

De la Sota, Schiaretti y Fernández se encontraron en la misa por el exgobernador.
De la Sota, Schiaretti y Fernández se encontraron en la misa por el exgobernador. Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima
Gabriela Origlia
(0)
26 de septiembre de 2019  • 11:50

CÓRDOBA.- Esta nueva visita de Alberto Fernández a Córdoba -compartirá acto con Rodolfo Daer en La Falda por el Día de la Sanidad y un almuerzo con empresarios en la Fundación Mediterránea- coincide con el inicio fuerte de la campaña de Juan Schiaretti impulsando la boleta corta de su fuerza, Hacemos por Córdoba. "Defendamos Córdoba; cortá boleta" marcan los afiches que empapelan la ciudad. El gobernador, así, reafirma su prescidencia de la pelea nacional más allá de las presiones de todos los sectores para que se defina.

Esta vez no habrá encuentro entre Fernández y el cordobés porque Schiaretti está en San Juan firmando un convenio de turismo. La última reunión entre ambos fue para la misa del primer aniversario de la muerte de José Manuel de la Sota , donde el Gobernador le ratificó que no lo acompañaría en la campaña aunque, llegado el caso, lo ayudaría en su gestión.

Después de ese café, Fernández dejó de criticarlo y, por el contrario, reivindicó su figura. En estas semanas tomó protagonismo al lado del candidato Natalia de la Sota, quien lo invitó a la misa por su papá. Estuvo en el acto con gobernadores en Mendoza donde se presentó la propuesta de gabinete federal y capitales alternativas, una idea que tuvo el exgobernador.

Fue la primera vez que se sumó a una convocatoria de esa magnitud. Antes había mantenido un encuentro personal con Fernández donde le comentó de la misa. Al día siguiente desayunaron juntos con Sergio Massa, aliado y rival de José Manuel De la Sota en las PASO presidenciales de 2015.

"No hay tensiones con Schiaretti; el gobernador nos ha dado libertad. Trabajamos en la lista corta, pero en el tramo presidencial para mí es un aporte trabajar por esta fórmula. El gobernador está al tanto de mi posición y es muy respetuoso porque es un hombre de la democracia", describió Natalia De la Sota.

La de hoy es la sexta visita de Fernández a Córdoba desde que lanzó su candidatura; el objetivo es achicar la brecha con Mauricio Macri aunque en el Frente de Todos descartan una nueva victoria del Presidente en este distrito en octubre.

Apunta a sumar votos en los sectores medios y confía en que podría haber algunos más del peronismo, ya que los intendentes y legisladores están haciendo campaña. Fernández seguirá tomando algunas ideas del delasotismo, como los acuerdos sociales y el acento en el federalismo.

Fernández todavía no confirmó si el martes próximo participará del coloquio de la Unión Industrial, donde está invitado. Macri sí estaría presente de acuerdo a fuentes de Juntos por el Cambio: inaugurará una obra en San Justo, haría un acto en Río Primero y disertaría ante los empresarios. También tiene previsto, una vez más, cerrar la campaña en la ciudad de Córdoba.

Para "cuidar" su relación con Córdoba, el Frente de Todos evita que Cristina Kirchner pase a presentar su libro por la provincia. Los camporistas insisten en que debería hacer una visita, pero el resto está persuadido de que en este distrito difícil, le restaría.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.