Alberto Weretilneck: "No vamos a apoyar a ningún candidato a presidente"

El gobernador de Río Negro, cuya candidata logró una contundente victoria el domingo, elogia el "diálogo" con Macri
El gobernador de Río Negro, cuya candidata logró una contundente victoria el domingo, elogia el "diálogo" con Macri
Lucrecia Bullrich
(0)
9 de abril de 2019  

A Alberto Weretilneck le gusta repetir que la "provincialización" de la elección de Río Negro fue clave para el triunfo de Arabela Carreras, su discípula política y sucesora. Se siente el padre de la victoria. Sin embargo, con la misma energía, niega que vaya a participar activamente del próximo gobierno y está seguro de que "el tiempo" no tardará en despejar el fantasma del doble comando en la provincia.

Además, en una entrevista con LA NACION, asegura que seguirá manteniéndose fuera de la "grieta" entre el macrismo y el kirchnerismo, hasta el punto que asegura: "No vamos a apoyar a ningún candidato a presidente".

-¿Cómo evalúa la elección?

-Creo que fue un voto absolutamente rionegrino, de respaldo a la provincia tal cual está hoy y de confianza a nuestro gobierno. Se ha mandado un claro mensaje: que los temas de los rionegrinos se resuelven en la provincia. Fue un fracaso de los que intentaron la nacionalización.

-¿Los rionegrinos votaron por fuera de la grieta?

-Sí. Pasaron por arriba de la grieta nacional. Nos concentramos todos en un proyecto provincial.

-Carreras consiguió casi la misma cantidad de votos que usted en 2015. La transferencia fue casi total. ¿Por qué?

-Logramos transmitir la idea de continuidad de gestión, más allá de que Arabela tiene sus méritos como mujer y dirigente. Pesó la defensa de la provincia que tenemos hoy, la continuidad de nuestra obra de gobierno y, fundamentalmente, la defensa ante los partidos nacionales.

-¿El fallo de la Corte terminó beneficiándolo?

-Sí. Pudo haber beneficiado. Generó un rechazo muy fuerte de los rionegrinos. Todos interpretamos que estaban resolviendo nuestros temas desde Buenos Aires y limitando nuestro poder de decisión. Creo que el fallo consolidó el voto en defensa de la provincia.

-¿Cuál va a ser su rol en el gobierno de Carreras?

-No voy a tener ningún rol formal. Seré un acompañante, una persona de consulta, y daré mi punto de vista cuando la gobernadora me lo pida. Pero no voy a tener ningún rol. No creo que sea conveniente.

-¿Por qué?

-Porque ella no lo necesita. Los rionegrinos confiaron en ella.

-Aun así, podría tener un cargo.

-No voy a ocupar ningún cargo en ninguna estructura provincial. No corresponde y dañaría la autoridad de la nueva gobernadora.

-Entre ustedes se ve una especie de simbiosis, ¿cómo va a manejar la idea de "Carreras al gobierno, Weretilneck al poder"?

-Lo demostraremos con el tiempo. No hay otra manera de despejar esas dudas que con los hechos. Estoy convencido de que por la personalidad de Arabela y por su formación va a demostrar su autoridad.

-¿Va a haber doble comando?

-No. Es una decisión mía la de no involucrarme con el gobierno de Arabela. Sería muy lesivo para su autoridad y aparte sería un mensaje muy confuso.

-¿Va a ser candidato a senador nacional?

-No lo tengo resuelto. Pero creo que para Juntos, después del resultado de ayer [por anteayer], sería importante tener presencia en el Senado nacional, que hoy no tenemos.

-¿Cómo evalúa la gestión de Macri?

-Hay aspectos positivos, como el diálogo y la virtud de escuchar. Cada vez que llevamos problemas de la provincia, en la gran mayoría de los casos fueron resueltos. Pero es muy preocupante la parálisis del Gobierno para resolver la crisis económica. El Gobierno no puede aspirar a que la inflación baje por gravedad. Sin consumo, sin crédito, sin financiamiento y sin confianza en la política económica es muy difícil que el Gobierno se consolide macroeconómicamente.

-¿Por qué cree que el Gobierno no está pudiendo frenar la crisis?

-Recursos técnicos tienen. No sé por qué.

-¿Le molesta que el Gobierno tome el triunfo de Carreras como propio?

-No. No me molesta. El Gobierno está en su lógica, que es la del enfrentamiento con el kirchnerismo. Y cada situación que afecte al kirchnerismo la va a aprovechar. Son las reglas. El kirchnerismo hace lo mismo con el macrismo.

-¿Es un aliado de Macri?

-Yo goberné con Cristina Kirchner y con Macri. Con los dos tuve momentos de muy buena relación y momentos muy tirantes. No soy ni aliado ni adversario. Defiendo los intereses de la provincia.

-¿Quién es su candidato a presidente?

-No tengo.

-Pero a alguno va a apoyar en octubre.

-Nosotros pertenecemos a una fuerza política provincial y no vamos a hacer acuerdos con fuerzas nacionales. No vamos a apoyar a ningún candidato a presidente. Sería incoherente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.