Almuerzo en Olivos: Macri y Vidal refuerzan la campaña bonaerense en distritos opositores

El mandatario y la gobernadora bonaerense se reunieron con intendentes de Buenos Aires en la residencia presidencial
El mandatario y la gobernadora bonaerense se reunieron con intendentes de Buenos Aires en la residencia presidencial Crédito: Prensa Cambiemos
María José Lucesole
(0)
12 de abril de 2019  • 14:10

El presidente Mauricio Macri y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal , almorzaron en la residencia de Olivos con dirigentes de 66 municipios gobernados por la oposición, en busca de definir estrategias para captar 700.000 votos nuevos en las elecciones de octubre próximo .

"La provincia de Buenos Aires es el distrito más difícil del país y estamos peleando contra muchas décadas de fracaso", dijo Vidal ante los dirigentes que intentarán destronar al peronismo en sus distritos presentes y fueron bautizados como los "sin tierra".

"Elegimos la dificultad porque no queríamos ser más espectadores. No queríamos que la política que venía gobernando la provincia siguiera tomando decisiones por nosotros", afirmó la gobernadora Vidal, al transmitir un mensaje de aliento a los potenciales candidatos de Cambiemos.

El desafío de la coalición gobernante es dar pelea en los distritos que responden a Cristina Kirchner. De acuerdo con las encuestas que manejan hoy las autoridades de la provincia, la expresidenta se impone por una diferencia de cinco puntos. Ello se traduce en unos 700.000 votos, según las cuentas que realizan cerca de Macri y de Vidal.

Entre los "sin tierra" presentes se encontraban el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, quien aspira a gobernar el partido de La Matanza; la senadora nacional y aspirante a la intendencia de Avellaneda, Gladys González; el ministro de Desarrollo Social bonaerense y candidato en San Martín, Santiago López Medrano, y el subsecretario de Gestión Municipal del Ministerio del Interior, Lucas Delfino, quien trabaja para ser intendente en Hurlingham, además de otros senadores, diputados y funcionarios que ocupan segundas y terceras líneas en el gobierno provincial.

Macri animó a los presentes a "persistir" en el rumbo de las políticas del Gobierno y advirtió que si no lo hacen "la Argentina corre riesgo de volverse a caer del planeta".

Llamó a trabajar juntos a los dirigentes y militantes de Pro, la UCR y la Coalición Cívica, y definió a Cambiemos como "la vinculación que tiene el país con el mundo".

"Hoy tenemos más claro que nunca el diagnóstico, que compartimos cada vez más argentinos. Estamos construyendo los cimientos de una tarea que arranca con algo tan elemental como recuperar la moneda y tener confianza de nuevo en el peso", dijo el Presidente, en medio de los vaivenes de la economía.

Pidió a todos defender "un presupuesto equilibrado para recuperar el crédito" e hizo un llamado a la reflexión, frente a las propuestas de imponer "controles de todo tipo, porque eso no funciona".

Vocación de liderazgo

Vidal también exhibió firmeza en su arenga para motivar, frente al comienzo de la carrera electoral. "Tenemos que mostrar coherencia y perseverancia. El liderazgo es de ustedes. No solo mío y del Presidente", exhortó en su mensaje. "Y vamos a convocar también a los argentinos a que lideren este cambio".

En referencia a los gobiernos anteriores a Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, la mandataria aseguró: "No querían hacer nada que no fuera visible y de corto plazo. Por eso no se cambiaban los caños para que haya agua potable en los barrios", enumeró.

Vidal pidió a los 66 dirigentes sin tierra que salgan a comunicar los cambios que no se ven, como una forma de visibilizar los logros de la gestión. "Ayer sumamos el municipio 100 de SAME y tenemos 13 millones de habitantes asistidos", animó la gobernadora. "Nuestra gesta es explicarle a la gente qué estamos haciendo. Lo que hay que hacer de verdad. El Cambio es el de la no resignación", añadió.

"Nada de lo que hicimos en la provincia hubiera sido posible sin el acompañamiento del Presidente", afirmó Vidal, para que no existieran dudas de que hay que elevar la figura del presidente Macri, ante el avance en las encuestas de Cristina Kirchner.

"Defiendan las convicciones de cada cosa que hicimos", pidió la gobernadora. "No nos achicamos. El punto de partida es mucho mejor que el de 2015". Y resumió: "Con el Presidente tenemos claro que no es lo mismo pelear en la provincia que en otro lado".

Previamente, Macri y Vidal participaron de un recorrido por un hospital en la ciudad de Saladillo. Allí, junto al intendente José Luis Salomón fueron a la fábrica Bayá Casal, en la ruta 205. Luego se sumó a la visita el exjugador de fútbol Julio Olarticoechea.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.