Antes de irse, Macri avalaría en el Mercosur una baja de aranceles para productos extranjeros

El jueves próximo se realizará la cumbre regional en Brasil; a la medida la impulsa Bolsonaro, y es rechazada por Alberto Fernández
El jueves próximo se realizará la cumbre regional en Brasil; a la medida la impulsa Bolsonaro, y es rechazada por Alberto Fernández Fuente: Archivo - Crédito: AFP
Jaime Rosemberg
(0)
28 de noviembre de 2019  • 22:00

Cuando falten cinco días para dejar el poder, y en la última participación como presidente en la cumbre del mercado común, el presidente Mauricio Macri y sus pares del Mercosur podrían "consensuar" el jueves próximo la recomendación de una baja sustancial del arancel externo común, una propuesta del brasileño Jair Bolsonaro que Alberto Fernández rechaza.

"Hemos formado un grupo de trabajo a principios de año [...] Coincidimos los cuatro países en que el arancel externo común que tenemos es un arancel alto, que les quita competitividad a las cuatro economías y que tenemos que trabajar sobre ello", dijo este jueves el canciller Jorge Faurie en la conferencia de prensa que siguió a la reunión de gabinete encabezada por el presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada.

La recomendación de una eventual baja del arancel externo común que "protege" a los productos nacionales de los que provienen del exterior (a los que se les fija un arancel válido para todo el mercado común) sería un nuevo motivo de controversia con el gobierno entrante de Alberto Fernández, quien justamente propone "priorizar" la industria nacional.

El arancel está vigente desde hace dos décadas y su promedio actual es del 12% (hay algunos rubros, como automóviles, que lo elevan a 35%). Es, por cierto, uno de los más altos del mundo y Bolsonaro ya propuso bajarlo a la mitad (6%).

El texto de "diagnóstico" argentino sobre los aranceles, coordinado por el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Horacio Reyser, coincide en la necesidad de bajar el arancel, pero propone hacerlo de manera gradual -en un plazo total de cuatro años- y de manera "compatible" con acuerdos como el firmado con la Unión Europea.

"Elaboramos un diagnóstico que coincide en lo general con lo que pide Brasil, que es revisar el arancel, pero que difiere en los plazos. Vamos a dejar una hoja de ruta y el gobierno que viene decidirá cómo sigue", explicaron a LA NACION en las oficinas de Reyser.

Búsqueda de consenso

"Esto no es un decreto, sino una decisión por consenso de los cuatro países", había puntualizado el canciller en el encuentro con la prensa, dando por hecho que no habrá decisiones unilaterales no planificadas entre los socios del Mercosur.

Aclaró además que durante la cumbre "el grupo de trabajo va a presentar los lineamientos, y [dejar en claro] hasta dónde se llegó".

En el Gobierno agregan que un eventual texto consensuado sobre aranceles en la reunión del Mercosur -se hará en Bento Gonçalves, a 125 kilómetros de Porto Alegre- evitaría que Bolsonaro "avance solo" con la baja de los aranceles para los productos brasileños, y con eso destruiría el principal acuerdo entre los socios del sur del continente.

"Estamos todavía a nivel técnico, presentaremos nuestro diagnóstico y se intentará arribar a una posición común. Pero difícilmente haya una resolución, y más con nuestro gobierno de salida", relativizó una alta fuente de la Cancillería acerca de la implementación efectiva de una eventual baja de aranceles, más allá de las recomendaciones que la comisión conjunta les hará a los ministros y estos, a los presidentes.

"La otra opción era no hacer nada ni proponer nada, y ahí Bolsonaro aprieta el botón", graficó una fuente de la Cancillería, en relación con el diagnóstico que llevará la delegación nacional a tierras brasileñas.

La de Brasil no será, por cierto, una cumbre más para Macri, muy lejos de aquel debut en la reunión del Mercosur en Asunción, a mediados de diciembre de 2015. Allí discutió de manera acalorada con la representante de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, y conoció, entre otros, al boliviano Evo Morales, quien participó como invitado. Y no será Macri el único que se despida del poder en esa cumbre: también Tabaré Vázquez representará a Uruguay por última vez, ya con Luis Lacalle Pou como sucesor electo.

Faurie confirmó, además, la presencia de Macri en la Cumbre Ambiental COP25, que se hará en Madrid, a partir del lunes próximo. Agregó que están previstos un almuerzo con los mandatarios presentes, organizado por el español Pedro Sánchez, y otra reunión privada de los presidentes que participen de la cumbre, donde se tocarían "otros temas", más allá de la cuestión ambiental.

En relación con la ceremonia de traspaso de mando del 10 de diciembre, Faurie reconoció que hay una "lista consensuada" de invitados internacionales entre la administración entrante y la saliente, que ya comenzó a ser notificada desde la tarde del miércoles.

"Ellos invitan a [Nicolás] Maduro, nosotros a [Juan] Guaidó", ironizaba este jueves un alto funcionario, en relación con las autoridades en conflicto en Venezuela.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.