Arabela Carreras: "A las decisiones las tomaré yo, pero no serán inconsultas"

Se convirtió en candidata a gobernadora de Río Negro tras la impugnación a Weretilneck
Se convirtió en candidata a gobernadora de Río Negro tras la impugnación a Weretilneck
Lucrecia Bullrich
(0)
6 de abril de 2019  

San Carlos de Bariloche.- Arabela Carreras está segura de que mañana se convertirá en la próxima (y primera) gobernadora de Río Negro, una posibilidad que apareció en su horizonte hace apenas dos semanas por la impugnación de la candidatura de Alberto Weretilneck. Tanto confía que por momentos se olvida de hablar en potencial o se refiere a "cuando le toque asumir". Y aunque admite que la continuidad con el actual gobierno será "absoluta", rechaza el fantasma del "doble comando": "Las decisiones las tomaré yo", asegura en una entrevista con LA NACION.

-¿Cuál será la prioridad de su gestión si gana mañana?

-Que haya una continuidad prácticamente sin transición en todas las obras que tenemos en marcha con el Plan Castello. Además, vamos a priorizar la perspectiva de género.

-La oposición cuestiona que el Plan Castello se financie con endeudamiento y en dólares...

-No nos preocupa en absoluto. Tenemos una provincia con superávit y una deuda en dólares que está respaldada por el ingreso de regalías petroleras. Gracias al Plan Castello somos la primera provincia de la Patagonia en obra pública en un momento en el que la economía no permite que el gobierno nacional tenga tanto despliegue.

-¿Weretilneck va a ser su jefe de Gabinete?

-No. No hemos pensado en que tenga un cargo. La tarea desde el lunes hasta el 10 de diciembre, que me toca asumir, es profundizar el conocimiento de cómo está cada área.

-¿No teme que la presencia de Weretilneck debilite su figura si es gobernadora? ¿Que se la vea como un títere del gobernador?

-No. Cuando uno asume un cargo ejecutivo asume las decisiones y sus consecuencias. Si yo tengo que asumir las consecuencias, pues las decisiones las tomo yo. Eso no quiere decir que sean decisiones inconsultas. Durante ocho años he trabajado con Alberto Weretilneck con una libertad absoluta.

-La oposición los describe como socios de Macri...

-De mis socios yo no espero que me impugnen mi candidato, como hizo Cambiemos. Junto con el Frente para la Victoria exacerbaron la judicialización de la campaña y nos dejaron sin candidato 15 días antes de la elección.

-Se refieren al buen vínculo con Macri más allá de la impugnación de la candidatura.

-Y antes tuvimos buen vínculo con Cristina. Nosotros tenemos buenos vínculos institucionales gobierne quien gobierne.

-Si fuera gobernadora, ¿a quién prefiere en la Casa Rosada? ¿A Macri o a Cristina?

-No voy a expresar mis preferencias. Si me toca ganar dialogaremos con todas las fuerzas.

-La oposición los acusa de usar recursos del Estado como subsidios, inauguraciones y el avión oficial para hacer campaña.

-Hay cosas que no son ciertas. No hemos usado el avión oficial.

-¿No? ¿Nunca?

-Siempre lo hemos pagado con fondos propios, del partido. Con las inauguraciones hay una ambigüedad: se nos critica por obras que no están terminadas y se nos critica cuando las inauguramos, o se nos pide que no lo hagamos.

-Hasta hace apenas dos semanas era ministra de Turismo y candidata a vicegobernadora. Hoy le faltan horas para poder ser la próxima gobernadora.

-Como candidata a vice una asume que entre las posibilidades está el reemplazo, como le pasó a Alberto con el asesinato de Soria. Uno no lo desea.

-Con diferencias abismales, la historia se repite.

-Con una gran diferencia. Cuando a Alberto le tocó, el gobernador y el vice provenían de distintas fuerzas políticas, lo que produjo una crisis política de gobernabilidad enorme. Hoy este cambio no produce una crisis porque hay una continuidad absoluta.

-Aunque no lo diga directamente, el Gobierno espera que mañana gane usted.

-En definitiva es un apoyo más de los tantos que tenemos. Todos los exfuncionarios de Carlos Soria, por ejemplo, nos han apoyado de manera explícita.

-Pero es un caso distinto. Es el gobierno nacional apoyando a un gobierno que no es de Cambiemos en una elección en la que además tiene otra candidata.

-Pero no es un apoyo explícito. Es la interpretación.

-¿Qué puede pasar en Río Negro si gana Soria?

-Hay indicios preocupantes. Hemos visto un municipio [General Roca, del que Soria es intendente] aislado de la provincia y de la Nación. Difícil conducir una provincia aislada. Además hay un deprecio explícito de los trabajadores del Estado, que para nosotros han sido grandes aliados. También hay una agresividad con todo el que piensa distinto. No veo en Soria la capacidad de gestionar con los demás. Sí vi sus definiciones contra los demás.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.