Asseff y Fernández, ligados por aquel pasado nacionalista

Alberto Fernández, delgado y peinado a la gomina, en la inauguración de un local del Partido Nacionalista Constitucional en la localidad bonaerense de Temperley, durante un acto que se desarrolló en 1984, según fuentes de ese partido
Alberto Fernández, delgado y peinado a la gomina, en la inauguración de un local del Partido Nacionalista Constitucional en la localidad bonaerense de Temperley, durante un acto que se desarrolló en 1984, según fuentes de ese partido
En 1983, el candidato del Frente de Todos actuó en el partido del nuevo aliado de Macri
Jaime Rosemberg
(0)
29 de julio de 2019  

El presente los encuentra, por obra y gracia del agitado cierre electoral de junio pasado, en veredas políticas opuestas. Alberto Fernández es hoy el candidato a presidente del opositor Frente de Todos y comparte fórmula con Cristina Kirchner. Alberto Asseff, legislador por el Parlasur, ocupa el lugar número 11 en la lista de diputados nacionales de Juntos para el Cambio en la provincia de Buenos Aires.

A fines de 1982, ambos estaban embarcados en el mismo proyecto político de tinte nacionalista, con la democracia como horizonte cercano y palpable. El Partido Nacionalista Constitucional, que en esa fecha fuera fundado por Asseff, tenía a Fernández como presidente de la juventud. Con 23 años, el joven estudiante avanzado de Abogacía daba sus primeros pasos en la política junto al ya experimentado dirigente nacionalista, que una década atrás había dejado al radical Ricardo Balbín para sumarse a los incondicionales de Juan Perón en su regreso al país.

"Le recuerdo algunas virtudes -dice Asseff hoy a LA NACION- y una de ellas es que siempre fue muy activo y protagonista. Decía que había que salir a pegar carteles, los diseñaba y él mismo los iba a pegar en las paredes", recuerda el hoy veterano aspirante a diputado. ¿Y lo negativo? "No tuvo contemplaciones, a la hora de buscar su propio camino, de dejar de lado sus compromisos previos y abandonar el partido", agrega Asseff, que días antes del cierre de listas dio terminó a su alianza con José Luis Espert y se sumó al oficialismo.

Finalizaba 1984 y Fernández, que integraba la juventud nacionalista junto a otros dirigentes hoy conocidos -Asseff recuerda al bonaerense Miguel Saredi-, dejó el partido. Se sumaría, poco después de las elecciones, al equipo de Juan Vital Sourrouille en el Ministerio de Economía del gobierno de Raúl Alfonsín.

¿Cómo explica el propio Fernández aquella confluencia que, a los ojos de hoy, resulta al menos curiosa? "La verdadera historia es esta. En el año 83, yo formaba parte del comando de campaña (Italo) Luder presidente, y me pidieron que ayudara a armar un partido para que pueda incorporarse al frente", relata el propio Fernández en diálogo con LA NACION. "Se trataba de un grupo de exradicales, el Movimiento Nacional Yrigoyenista; Asseff había sido radical y quienes lo acompañan también", justifica el exjefe de Gabinete de Néstor y Cristina Kirchner.

¿Y su incorporación al PNC? "Se llamaba nacionalista por Yrigoyen, y constitucional porque respetaba los parámetros democráticos", continúa. ¿Y las fotos en las que aparece dando discursos? "Me habrán pedido que hable en ese acto como parte de aquella campaña", agrega Fernández, quien de ese modo relativiza aquel acercamiento, aunque Asseff trae a la memoria un acto de 1984, con la inauguración de un local del PNC en Temperley.

Mientras duró aquella confluencia, y ya recuperada la democracia, el PNC tomó algunas decisiones polémicas, como su activa oposición al tratado de paz con Chile que impulsaba el gobierno. "La consigna de Alfonsín era equivocada. Ellos decían que si ganaba el No había guerra, y que el Sí era la paz. No era así, no queríamos perder las tres islas en disputa", afirma hoy Asseff.

Con el paso de los años, los caminos de Asseff y Fernández se bifurcaron. "Se volvió loco, fue a cualquier lado", dice Fernández en referencia a las posturas de Asseff, que incluyen su comentada amistad con Mohamed Seineldín y la promoción del exdictador Juan Carlos Onganía como candidato a presidente, tema del que se niega a hablar. Onganía, candidato a senador y luego fallido candidato a presidente, falleció poco antes de las elecciones de 1995, pero su nombre apareció en las boletas. "Prefiero hablar de que me opuse a que (Jorge Rafael) Videla asumiera como jefe del Ejército, y se lo dije a la propia Isabel", contraataca Asseff.

En 2003, los caminos estuvieron a punto de cruzarse de nuevo. Asseff contó luego a la revista Noticias que el propio Kirchner le propuso entonces incorporarse al Frente para la Victoria, y dejó el contacto en manos de Fernández, que nunca se comunicó con él. Hoy, Asseff justifica su incorporación al oficialismo ("no podemos estar jugando a distraer votos", dice en relación a Espert) y se muestra contrario al kirchnerismo. "Tienen una visión antigua, ideas que atrasan 50 años", afirma. Aunque tiene críticas hacia la política económica, asegura que hoy "la decisión es la República o la vuelta al pasado". Pasado que lo une con el candidato kirchnerista.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.