Holdouts: Axel Kicillof encabezará la delegación argentina que se reunirá con el mediador

Así lo comunicó oficialmente el Ministerio de Economía; el funcionario no iba a viajar hacia Estados Unidos; el encuentro será hoy
(0)
7 de julio de 2014  • 00:18

El ministro de Economía, Axel Kicillof , encabezará la delegación argentina que se reunirá hoy por primera vez en Nueva York con el abogado Daniel Pollack, designado como mediador por el juez Thomas Griesa en el conflicto con los holdouts, que litigaron contra la Argentina y obtuvieron fallos favorables.

En un principio la comitiva que estaba viajando ayer a Estados Unidos iba a estar integrada sólo por los secretarios de Finanzas, Pablo López y de Legal y Administrativo del Ministerio de Economía, Federico Thea, junto el subprocurador del Tesoro, Javier Pargament.

Pero en la noche de ayer el Ministerio de Economía difundió un comunicado en el que anunció que finalmente será el propio Kicillof quien encabezará "la delegación argentina que se reunirá con el mediador ( special master) designado por el juez Griesa".

De ese encuentro, el primero que tendrá la parte argentina con Pollack, no participarán los representantes de los holdouts, según aclaró Kicillof días atrás.

De esta manera, la presidenta Cristina Kirchner decidió otorgarle una mayor jerarquía a la comitiva que iniciará las tratativas, tras el fallo adverso de Griesa, que favoreció a los fondos buitre.

El caso judicial

El juez Griesa ordenó a la Argentina y a los holdouts sentarse a negociar la forma y el plazo del pago de 1330 millones de dólares, al fallar a favor de ese grupo de bonistas, sentencia que quedó firme tras el rechazo de la Corte Suprema de Estados Unidos a tomar el caso.

En esa sentencia, Griesa fijó que "debe ser en un pago y efectivo", pero los holdouts adelantaron que aceptarían que la cancelación se realice con un esquema similar a los acuerdos alcanzados en los casos de Repsol y Club de París , o sea una combinación de efectivo y bonos a largo plazo.

El objetivo del Gobierno es lograr un arreglo en la negociación con los holdouts antes del 30 de julio para evitar que el país caiga en un default técnico de su deuda, luego de que Griesa trabó el pago de un vencimiento a los bonistas regulares, que operó el 30 de junio.

Desde el martes empezó a correr un plazo de treinta días que hay de gracia para cumplir con ese compromiso.

Ante esta situación, el gobierno argentino reclamó al Bank of New York Mellon (BONY) y a Euroclear, los agentes de pago, por no haber distribuidos los fondos por alrededor de 590 millones de dólares depositados para cumplir con el pago a los acreedores que entraron a los canjes de 2005 y 2010.

A su vez, el BONY presentó una consulta a Griesa para que determine qué hacer con esos fondos ante eventuales juicios de parte de los bonistas por incumplir con el pago.

Kicillof advirtió el viernes que hay "desconcierto" por ese dinero girado para pagar a bonistas reestructurados.

"Estamos desconcertados, los bancos le han preguntado al juez qué hacer, los bonistas han reclamado a las agencias que les den su dinero y cuando observamos que alguien puede, al no recibir el dinero, endilgarle la responsabilidad a la Argentina, dijimos 'señores, vayan y paguen' esto no es responsabilidad de la Argentina", señaló.

Por eso, tanto en el Gobierno como el BONY y los acreedores, esperan que esta semana haya alguna definición de parte de Griesa sobre esta cuestión.

Agencias: DyN y Télam

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.