Lázaro Báez: el empleado bancario que se convirtió en empresario y terrateniente multimillonario

La Justicia le incautó a Báez una fortuna en bienes y dinero valuada en 2017 en mas de 2750 millones de pesos
La Justicia le incautó a Báez una fortuna en bienes y dinero valuada en 2017 en mas de 2750 millones de pesos Fuente: Reuters - Crédito: REUTERS / Agustin Marcarian
Hernán Cappiello
(0)
8 de julio de 2020  • 20:04

Lázaro Báez es un exitoso emprendedor. Con el patrocinio de Néstor Kirchner, este empleado del Banco de Santa Cruz llegó a convertirse en un empresario multimillonario, con una fortuna valuada en 2017 en más de 2750 millones de pesos. También logró establecerse como uno de los principales terratenientes: llegó a poseer el 10 por ciento del territorio de la provincia de Santa Cruz, donde se encuentran sus principales estancias. Completaban su patrimonio propiedades en otras provincias, autos, aviones y dinero en efectivo que estuvo depositado en bancos de Suiza, España, Belice, Panamá y que aún hoy la Justicia retiene en las Bahamas.

Báez nació en Corrientes, y desde la década del 60 se afincó en Santa Cruz, en Puerto Santa Cruz. Luego se trasladó a Río Gallegos. En los '90 fue empleado del Banco de Santa Cruz y se acercó a Néstor Kirchner cuando este era intendente en Río Gallegos y se lanzaba a la gobernación.

Diez días antes de que Kirchner asumiera la presidencia, en 2003, Báez formó la empresa Austral Construcciones con 3000 pesos, que representaba el 25% del capital social de la empresa, que apenas ascendía al mínimo legal de 12.000 pesos. Esa firma, de la mano de sus negocios al amparo del kirchnerismo, creció hasta convertirse en un imperio económico que se quedó con el 82% de las obras públicas licitadas en Santa Cruz durante el kirchnerismo.

A través de sus empresas, Báez ganó el 12% de los contratos licitados por el Ministerio de Planificación de Julio De Vido y en cinco años recibió 4000 millones de pesos en contratos del Estado nacional y 1200 millones de pesos en contratos de Santa Cruz.

La casa donde podría pasar sus días Lázaro Baéz tras salir de la cárcel
La casa donde podría pasar sus días Lázaro Baéz tras salir de la cárcel

La muerte de Néstor Kirchner significó el abismo. Báez construyó el mausoleo en el que está enterrado su amigo, en Río Gallegos. Pero su relación con Cristina Kirchner nunca fue buena.

Su fama desbordó los límites provinciales en 2013, cuando dos de sus asesores financieros lo dejaron al descubierto. Leonardo Fariña y Federico Elaskar explicaron por televisión en Canal 13 las maniobras de lavado de dinero de Báez y sus empresas, con la adquisición de una financiera en Puerto Madero (La Rosadita) y el armado de un conglomerado de sociedades que terminaban en Panamá y en Suiza. Un video hizo palpable esa compleja trama.

Leonardo Fariña
Leonardo Fariña Fuente: Archivo

Se abrió una investigación por lavado de dinero que probó los movimientos financieros y congeló sus fondos que pasaron por Suiza, Panamá, Belice, Uruguay, España, y las Bahamas. En 2016, cuando Báez abordó su jet privado en Santa Cruz rumbo a San Fernando, el juez Sebastián Casanello sospechó que buscaba fugarse y ordenó su detención. Desde entonces está preso y ahora está siendo juzgado por maniobras de lavado de al menos 60 millones de dólares.

El fiscal Guillermo Marijuan buscó sin éxito más dinero enterrado en el suelo de sus estancias patagónicas. Casanello y Marijuán le decomisaron 144 máquinas viales, dos aviones y 2.734.711.500 de pesos en bienes que fueron localizados para su retorno al Estado. En su caída, Báez arrastró a sus hijos Martín, Leandro, Luciana y Melina, investigados por la Justicia por lavado, ya que eran beneficiarios finales de sus cuentas en el exterior. Báez, hoy con 64 años, terminó también con su matrimonio tras su detención.

Martín Báez se encuentra hoy preso
Martín Báez se encuentra hoy preso Fuente: Archivo

Al juicio que se lleva adelante en su contra por lavado de dinero se sumaron pronto otras investigaciones: el juicio en el comparte el banquillo con Cristina Kirchner, donde está acusado de ser favorecido en las licitaciones de Vialidad; el proceso por la compra de un campo, "El Entrevero", en Uruguay; y el juicio aún no iniciado por los casos Hotesur y Los Sauces, donde está acusado de transferir dinero al patrimonio de los Kirchner (en alquileres de habitaciones hoteleras o de propiedades) como retorno por los beneficios económicos que tuvo.

En todos los años en que lleva preso Báez, a diferencia de otros empresarios y exfuncionarios que se enriquecieron durante el kirchnerismo, nunca se acogió a los beneficios de la ley del arrepentido. Mantuvo conversaciones, negoció, lo evaluó, incluso se distanció de sus hijos cuando evaluaba este escenario, pero al final siempre optó por mantenerse con la boca cerrada.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.