Detuvieron a cuatro mapuches por ocupar un campo y tener sitiada a una familia en Bariloche

La Justicia de Río Negro ordenó el desalojo, que comenzó el jueves pasado
La Justicia de Río Negro ordenó el desalojo, que comenzó el jueves pasado Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Martínez
(0)
19 de octubre de 2020  • 20:20

SAN CARLOS DE BARILOCHE.- Con un operativo policial de gran despliegue, la Justicia de Río Negro ordenó hoy el desalojo de una propiedad en el paraje El Foyel, donde un grupo de la comunidad mapuche del lof Gallardo Calfú mantiene desde el jueves pasado cercada a la familia que es propietaria de las tierras. Después de tres horas de negociación, y en un desenlace pacífico, los miembros de la comunidad se retiraron del campo. Hubo cuatro mapuches que quedaron detenidos porque se negaron a obedecer la orden impartida de abandonar el predio, según informó el Ministerio Público Fiscal de Río Negro.

El operativo estuvo a cargo del comisario inspector Osvaldo Telleria y llegaron al lugar las fuerzas de choque de Río Negro. Aunque la tensión estuvo latente se pudo resolver sin necesidad de apelar a la violencia, dijeron las fuentes policiales y judiciales a LA NACION.

Entre los cuatro detenidos está Rosa Blanca Gallardo, la líder del lof y sobre quien pesaba un pedido de captura, según fuentes policiales. No podrán estar más de 48 horas detenidos por lo que se espera que la audiencia de formulación de cargos será mañana.

Mapuches cortan la ruta 40 en Río Negro

01:12
Video

"Luego de más de tres horas de diálogo, iniciado para lograr la resolución pacífica del conflicto, y ante la resistencia de algunas de las personas presentes, se dispuso la detención de tres mujeres y un hombre, que se negaron a obedecer la orden impartida de abandonar el predio", informó el Ministerio Público rionegrino.

Y añadió: "En las próximas horas se solicitará la audiencia de formulación de cargos y control de detención. El resto de las personas abandonó el lugar de forma voluntaria".

Los integrantes del lof habían sido citados en la sede del Juzgado de Paz de El Bolsón, pero no fueron, por lo que el fiscal del caso Francisco Arrien entendió que se trataba de "una dilación por parte de la defensa" y solicitó se declare la rebeldía y se fije captura. "No hay otra manera que comparezcan. Hay una intencionalidad de no ajustarse a derecho", expresó.

Si bien dicha solicitud fue avalada por el Juez de Garantías Calcagno, que intervino en la causa, el magistrado consideró que para ordenar el desalojo debían estar presentes los imputados, por lo que se postergó hasta la próxima audiencia cuando los ocupantes hayan sido detenidos. Eso finalmente ocurrió hoy.

Según la resolución, el desalojo comenzó primero con un pedido a los usurpadores para que decidan retirarse de manera voluntaria, sin utilizar la fuerza. Pero la decisión de los usurpadores es resistir. "Si ellos quieren desalojo nos vamos a resistir. Van a crear un enfrentamiento donde alguien va a perder la vida. Si no es así igual va a ser por negligencia. Se están pidiendo medicamentos y no están llegando. La situación está muy tensa. Vamos a resistir hasta el final", dijo una de las usurpadoras a FM Alas, de El Bolsón.

Fuentes al tanto del operativo indicaron esta tarde a LA NACION que algunas personas ya decidieron irse sin resistirse pese a que habían amenazado con enfrentarse con las autoridades si el desalojo era por la fuerza. "El operativo está en etapa final. Por ahora se van sin disturbios", dijo Pablo Albornoz, comisionado de El Manso, quien todavía no da por hecho que todo concluya sin choques.

En caso de que no acepten irse por decisión propia, se dispondrá la actuación de la policía, de personal de salud y de los bomberos. El desalojo se debería realizar mientras haya luz solar y en buenas condiciones meteorológicas.

La Justicia de Río Negro ordenó el desalojo, que comenzó el jueves pasado
La Justicia de Río Negro ordenó el desalojo, que comenzó el jueves pasado Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Martínez

Asimismo, la Justicia apuntó contra el abogado de los presuntos mapuches, Manuel Mansilla, por "falta de ética".

En respuesta, Mansilla dijo que la justicia tuvo una "actitud persecutoria y contraria a los derechos de los pueblos originarios" y pidió una "solución política" al conflicto. En declaraciones a esa radio, el abogado afirmó que "el Poder Judicial de Rio Negro no tiene independencia".

"Deberían convocar a una mesa de diálogo y buscarle una salida a esta resolución de conflicto. Una solución componedora en pos de la paz social", sostuvo.

Nehuén Loncoman, consejero del Consejo de Desarrollo de Comunidades Indígenas (Codeci) afirmó que la familia Gallardo Calfú está dispuesta a dialogar y, con cuestionamientos a la gobernadora Arabela Carreras, minimizó que ya se haya ordenado el desalojo.

La Justicia de Río Negro ordenó el desalojo, que comenzó el jueves pasado
La Justicia de Río Negro ordenó el desalojo, que comenzó el jueves pasado Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Martínez

"La gobernadora está haciendo mención a este caso con algunas apreciaciones que hace ella con respecto a que ya está decidido y determinado el desalojo. (.) Planteamos que esta situación no tienen que ser reprimidos ni judicializados. Tienen que ser vistos desde la perspectiva del derecho indígena. La gobernadora no quiere llegar a una instancia de diálogo. Quiere judicializar y reprimir. Ese es el objetivo que deja en evidencia. Pide mano dura. Nosotros estamos abiertos al diálogo", dijo.

Desde adentro del campo, en tanto, Pablo Maier, uno de los propietarios que no puede salir, lamentó ayer las demoras de la Justicia en resolver el reclamo territorial de la agrupación lof Gallardo Calfú. "Estamos mas cansados mentalmente porque desde el jueves, cuando vino por primera vez el fiscal, que nos vienen corriendo el arco todos los días", dice desde el campo, ubicado a 75 kilómetros de Bariloche", dijo a LA NACION.

En señal de apoyo al lof Gallardo Calfú, diferentes comunidades mapuches activan cortes de ruta. Una de las manifestaciones se da a la altura de Villa Mascardi, escenario de otra toma de tierras. La gobernadora Arabela Carreras intentó dialogar con los mapuches, pero se negaron a una negociación. Es más, el auto de la funcionaria fue agredido con piedras.

Informe de Laureana Fuentes

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.