Cambiemos se endurece contra el kirchnerismo y se ilusiona con la primera vuelta

Pichetto y Macri, en campaña
Pichetto y Macri, en campaña Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Maia Jastreblansky
(0)
10 de julio de 2019  • 21:06

El Gobierno indicó hoy que acelerará y empujará al límite la polarización con el kirchnerismo. En el primer acto de campaña nacional, las principales espadas de Pro lanzaron un belicoso discurso contra la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner. La crudeza de los discursos vino atada a una advertencia: los tiempos se aceleraron y los comicios podrían resolverse en la primera vuelta de octubre, sin ballotage.

"Vemos que se va profundizando el escenario de polarización, lo que seguramente acelere mucho la discusión", dijo el jefe de gabinete y de campaña de Juntos por el Cambio, Marcos Peña, en el acto del oficialismo en Parque Norte, del que participaron más de 300 candidatos, funcionarios y referentes.

El principal asesor político del oficialismo, el ecuatoriano Jaime Durán Barba, fue más explícito y dijo que "no es imposible que en la primera vuelta se resuelva la elección". El hilado fino del pronóstico del consultor estrella de Pro llegó cuando respondió preguntas de la platea. Consultado por uno de los presentes, Durán Barba dijo que para un 10% es "difícil" votar a Cristina, mientras que para un 45% del electorado "es imposible" inclinarse por la expresidenta. Aseguró que, según sus estudios, Macri tiene un 25% de electorado "difícil" y un 26% que nunca lo elegiría. Por eso, confió en que el Presidente tiene un universo más amplio para buscar el voto.

Cambiemos se endurece contra el kirchnerismo

01:19
Video

No todos los referentes de Pro trazaron el mismo diagnóstico. El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta estimó que la elección se puede ganar por "un voto más o un voto menos". "La elección va a ser muy finita en el mejor de los casos", estimó.

El Gobierno reunió a todos los candidatos nacionales de Juntos por el Cambio para bajar una línea unificada antes del campanazo de largada para la campaña electoral. Los postulantes de todas las provincias viajaron a la Capital Federal junto a sus jefes de campaña para escuchar a los principales referentes del oficialismo y alinear el discurso. Macri y su compañero de fórmula, Miguel Pichetto, fueron los encargados de cerrar el encuentro con una fuerte arenga defender lo hecho en la gestión. Dijeron que la de este año es "una elección bisagra".

En su discurso, Pichetto apuntó contra Axel Kicillof y Alberto Fernandez

01:45
Video

Macri le pidió a su tropa salir a convencer a los indecisos. "Se vienen meses muy especiales porque hay muchos argentinos que no han tomado una decisión. [Durante la crisis] no había mucha capacidad de escucha, hoy sí la hay", dijo el Presidente. Y pidió a todos los candidatos, incluso aquellos que deben dar la pelea en los territorios más esquivos al oficialismo, que comuniquen los logros de gestión a pesar de las dificultades económicas. "Espero que, aunque haya sido un año duro, tengamos la energía para poner a la Argentina en marcha. Hay muchas cosas que se están haciendo y depende de nosotros que se transforme en una Argentina imparable", dijo Macri. El Presidente suele no involucrarse en los actos partidarios de su espacio durante la gestión, pero hoy le habló a su tropa en lo que, simbólicamente, fue el inicio de su carrera a las PASO. El viernes, Macri y Pichetto viajarán a hacer campaña a Córdoba, el mismo lugar en el que, se especula, podrían cerrar la campaña, y un distrito en donde esperan ampliar su margen.

Pichetto y Macri saludan al final del acto en Parque Norte
Pichetto y Macri saludan al final del acto en Parque Norte Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

En varios pasajes de los discursos hubo críticas de alto voltaje contra los postulantes del Frente de Todos. Pichetto dijo que lo que se juega en los comicios de este año es "la diferencia entre una propuesta democrática o la vuelta a actitudes de perfil autoritario". "Alberto Fernández hizo una descripción muy vaga de lo que ocurre en Venezuela. Ahí están matando gente, el candidato Fernandez no se enteró que mataron a 7500 personas", agregó, en uno de los párrafos más crudos.

Rodríguez Larreta fue más allá y sorprendió con su tono cuando aludió a los episodios que anteayer se registraron en el Obelisco, cuando agrupaciones populares cercanas a Juan Grabois quisieron instalar carpas para personas en situación de calle.

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, en tanto, pidió "no perder contra el modelo de Argentina que en el pasado nos hizo tanto daño". "Ya pusimos a la Argentina y a la provincia de pie, ahora empezamos a avanzar", dijo. Peña, por su parte, exhortó a los candidatos del oficialismo a que salgan a buscar a los votantes que tienen "el dilema de a quién votar".

"Hay tres votantes. Están los convencidos de votarnos, a los que debemos convocar y organizar. Están los que profesan la fe kirchnerista: no hay que gastar energías ahí. Y hay gente con el dilema de a quién votar, que está más cerca nuestro, porque muchas veces nos han votado, pero dificultades económicas los han alejado y hecho dudar de si es posible el cambio. A ellos debemos comprenderlos y entablar un diálogo basado en la convicción y la idea de que está en juego la libertad", señaló Peña.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.