Carlos Caserio: "Debe ser duro para Pichetto caminar ahora por la calle"

El cordobés asumió como jefe del Bloque Justicialista en el Senado y marca distancia con su antecesor; afirma que apoyará a Alberto Fernández a pesar de cuestionar al kirchnerismo
El cordobés asumió como jefe del Bloque Justicialista en el Senado y marca distancia con su antecesor; afirma que apoyará a Alberto Fernández a pesar de cuestionar al kirchnerismo Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Gabriela Origlia
(0)
6 de julio de 2019  

Carlos Caserio, el flamante presidente del Bloque Justicialista del Senado y titular del peronismo cordobés, evalúa que Alberto Fernández tiene las condiciones necesarias para poner en marcha un nuevo y mejor modelo de país. "Con Cristina Kirchner mi relación es la de siempre, no tengo relación. Siempre fue dura por la relación de Córdoba, de nuestros gobernadores. Nunca hubo una onda racional, los cordobeses se sintieron discriminados", define ante LA NACION.

Aunque el gobernador Juan Schiaretti definió ir con boleta corta, Caserio cree -aunque aclara que no lo puede demostrar- que "el grueso del peronismo de Córdoba va a apoyar la lista de diputados que encabeza Carlos Gutiérrez y también van a poner la boleta de la doble F, ya que es la única opción que tiene este país".

De perfil bajo en su larga trayectoria como dirigente (fue uno de los principales operadores de José Manuel de la Sota), dice que "la catástrofe hoy es total". Y añade: "Lo que estaba bien se desmejoró, lo que estaba más o menos o pendiente no se hizo y lo peor es que tenemos hipotecado el futuro".

Caserio insiste en que el Gobierno hizo "todo mal, no solucionó los grandes problemas, pobreza, desempleo, inflación, caída tremenda de la actividad productiva, no fomentó la industria nacional y, encima, puso a la Argentina de rodillas".

-Los bloques peronistas del Senado, ¿se unificarán o seguirán separados?

-Seguirán siendo diferentes. Nosotros somos un bloque PJ, todos dirigentes peronistas. Estamos más relacionados a las provincias, con un vínculo intenso con nuestros gobernadores. No planificamos desde ningún aspecto unirnos a ningún otro bloque; seguiremos con nuestro perfil, pensando en las necesidades de la Argentina, pero también de los lugares donde vivimos.

-Trabajó junto con Pichetto en un proyecto común, ¿qué evaluación hace de su salida?

-Hace poco más de un año que estoy en este bloque. Trabajé con Miguel y fui leal a la ideología que teníamos; puede haber varias visiones en el mismo peronismo. Quisimos buscar la vereda del medio que ya habíamos intentado con De la Sota y (Sergio) Massa, y que no funcionó. Yo sigo igual que siempre; esa lealtad no fue devuelta por Miguel. En mi vida he visto muchos saltos, pero este me llamó la atención. No me gusta juzgar a nadie, pero debe ser muy duro caminar por la calle ahora; toda la vida con una ideología y un proyecto político, y ahora en la vereda del frente. Para mí Miguel ya fue, no es parte de nuestro proyecto. En lo político tengo la impresión de que es neutro; no es un dirigente territorial que aporte votos.

-Acompañará a Fernández; durante mucho tiempo tomó distancia del kirchnerismo, ¿qué cambió? ¿Imagina a una Cristina diferente?

-Apoyaré la fórmula. Trabajé para Néstor Kirchner en sus inicios; en un momento fui presidente del bloque de diputados nacionales con Urtubey y Jorge Argüello. No cambié, sigo pensando lo mismo de siempre. Ahora se dieron varias cosas; los tiempos políticos son siempre dinámicos. Hay una apertura importantísima del peronismo que la misma Cristina generó; fue una actitud inteligente y generosa, y me parece que Alberto expresa más a la unidad y eso nos permitió a muchos sectores que teníamos diferencias trabajar ahora para construir una Argentina diferente. Creo que el proyecto de Mauricio Macri -al que considero totalmente fracasado, aunque en su momento despertó muchas expectativas- nos lleva a un desajuste total de la economía, no va a ser posible la continuidad así como está. Como dirigentes del peronismo tenemos un desafío y una responsabilidad: trabajar para construir un modelo distinto. Creo que Alberto lo va a encarar; lo veo moderado, inteligente.

-Con dos boletas, ¿puede dividirse el voto peronista en Córdoba?

-No habrá ninguna división; es un peronismo sano, importante. El pensamiento antikirchnerista está basado en los errores que los gobiernos anteriores a este tuvieron en relación al distrito. Nunca fuimos en la misma lista con el kirchnerismo, por lo tanto hacer una común era muy difícil. La boleta corta expresa la voluntad de los peronistas y del gobernador de no involucrarse formalmente con un candidato a nivel nacional. Dejó libertad de acción; voy a trabajar para Fernández porque es mi obligación encontrar una alternativa a este gobierno. Alberto tiene las condiciones humanas, personales y políticas para sacar el país adelante; creo que Cristina, como vicepresidenta y con su experiencia, colaborará. La Constitución marca claramente el momento de cada uno. Estamos muy orgullosos de Schiaretti; es un gran gobernador, de los mejores de la historia, y por eso sacó el 57% de los votos. Córdoba está bien, pero la crisis del país la alcanza y si el país implosiona sufrirá las consecuencias.

-¿Por qué fracasó el peronismo federal?

-A lo mejor los argentinos no están preparados para una nueva opción. Massa creció con fuerza e hizo una gran elección en Buenos Aires, pero cuando quiso trasladarlo a nivel nacional no funcionó. Se fue desdibujando el espacio, nuestros candidatos tomaron otras opciones, algunas durísimas como la de Miguel, que fue irse del peronismo. A mí me decidió la elección de Alberto; es un acto que demuestra la voluntad de ganar, de que puede existir la unidad del peronismo. Era el pensamiento de De la Sota; cuando me lo dijo hace dos años lo veía difícil, pero ahora creo que el Gallego tenía razón.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.