Con posturas combativas, la izquierda gana terreno gremial

Fue protagonista en los dos conflictos más recientes, el de los docentes y el paro del jueves; critican a la estructura sindical tradicional
Aurelio Tomás
(0)
13 de abril de 2014  

En los dos eventos sindicales más importantes de este año, el paro de esta semana y la prolongada huelga de docentes bonaerenses, los movimientos de base sindicales de la izquierda combativa, opuestos a las cinco centrales obreras, ganaron protagonismo. Con una estrategia que busca maximizar su visibilidad e influencia logran alcanzar una presencia más grande, pese a su posición aún minoritaria frente al sindicalismo tradicional.

Si su fortaleza está en la capacidad de potenciar su influencia, la debilidad es la división. Las distintas tendencias que la integran se encuentran escindidas en dos polos: la Coordinadora Sindical Clasista (CSC) del Partido Obrero (PO) y el Encuentro Sindical Combativo, creado este año por Izquierda Socialista (IS), el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), los estatales jujeños, que dirige Carlos "el Perro" Santillán, y el Nuevo MAS, entre otros.

Durante el paro del último jueves, los delegados de base, comisiones internas y seccionales combativas impulsaron asambleas en fábricas afiliadas a las centrales oficialistas y organizaron más de 50 piquetes en todo el país con consignas diferenciadas de los impulsores de la huelga general -Hugo Moyano, Luis Barrionuevo y Pablo Micheli-. Durante la jornada, disputaron el protagonismo a los impulsores originales de la medida de fuerza. También ganaron fuertes críticas desde sectores gremiales y políticos, algo que, según sus dirigentes, redunda en el beneficio de la "delimitación política".

En el caso de la protesta de educadores en la provincia de Buenos Aires, las seccionales combativas del Suteba, ganadas en 2013 por listas "multicolor" opuestas a la dirección de Roberto Baradel (afiliado en la CTA oficialista), generaron una presión de las bases en favor de posturas combativas.

Durante todo el conflicto docente, la dirección del gremio bonaerense intentó restar importancia a las nueve seccionales que controla la oposición. Se destacó, en reiteradas ocasiones, que controlan un número minoritario de distritos. Sin embargo, entre las seccionales multicolor están algunas de las regiones más populosas de la provincia, como La Matanza, La Plata, Tigre o Ensenada.

Este sector nutrió las movilizaciones docentes durante el paro, impulsó asambleas y, tal vez el dato más importante, representa un desafío en futuras elecciones para la dirección del gremio, al forzar posturas más combativas.

"Indudablemente, la conducción del Suteba y la Ctera no pudieron continuar, como en años anteriores, evitando el conflicto y han tenido que plantarse, pero este rol se agotó pronto y demostró sus límites. Esta semana Baradel fue a Salta y La Rioja a tratar de levantar las huelgas que llevan adelante los docentes de esas provincias", explicó a LA NACION Romina del Plá (PO), secretaria general de la seccional de La Matanza.

Sindicatos y política

La clave de este fenómeno está en una acción militante en torno a los principales partidos de izquierda. "Decidí integrarme al PTS en 2007 porque para que los cambios se hagan efectivos hay que hacerlo desde el terreno político, nosotros logramos muchas conquistas en el subte que nos arrebataron en la década del 90", explica el metrodelegado Claudio Dellecarbonara.

Entre los delegados y referentes sindicales también hay trabajadores jóvenes, sin militancia política, que, a partir de problemas en su lugar de trabajo, como suspensiones, despidos o situaciones de precariedad (los denominados "tercerizados"), logran superar esta circunstancia con asistencia de la militancia y la asesoría legal de las asociaciones de abogados de los partidos de izquierda.

Myriam Bregman (PTS), abogada de los trabajadores de Zanon, explica: "No ocultamos a quienes nos solicitan asesoría cuáles son los principios en los que creemos ni ponemos condiciones sobre la visión política de un trabajador. Pero tampoco vamos a ofrecer ayuda a quienes no defiendan la democracia en el lugar de trabajo y, por ejemplo, arreglen con la empresa sin una decisión democrática en asamblea".

Otra vía es el acercamiento de referentes sindicales que surgieron en una tradición cegetista o ceteista y pasan a identificarse con los partidos clasistas que crecieron en las últimas elecciones. Es el caso de la Seccional San Fernando del Sindicato Único del Neumático de la Argentina (Sutna), que hoy se identifica con el PO. "A partir del crecimiento político del Frente de Izquierda, se acercan a nosotros y nos toman como referencia, lo mismo ocurrió con el sindicato de la construcción Sitraic, que está creciendo en todo el país a partir de los problemas que tiene la Uocra", explica Juan Ferro, del PO.

Una alternativa adicional para el crecimiento del sindicalismo combativo es la "protelarización" de militantes que, por lo general, vienen de ambientes universitarios y eligen una carrera de obrero para avanzar esta tendencia. La dimensión del fenómeno es difícil de medir, porque muchos referentes evitan mostrar su identificación en los primeros años de trabajo.

Los sectores en los que creció la izquierda

El sindicalismo combativo de base, opositor a las centrales obreras, ganó fuerza en los últimos años en distintas ramas de la industria, en donde llega a disputar seccionales y amenaza con avanzar sobre las conducciones gremiales

  • Neumáticos

La seccional de San Fernando, de fuerte tradición en el gremio, se identifica hoy con el PO y sus posturas confrontativas

  • Transporte

Trabajadores del Sarmiento, la línea B de subte y los colectivos de Ecotrans y la línea 60 se identifican con partidos de izquierda

  • Docentes

En acuerdo con otras fuerzas controlan nueve seccionales del Suteba y un dirigente de Izquierda Socialista dirige Ademys

  • Gráficos

El PTS ganó fuerza en el sector donde también tiene una importante presencia el PO. Con una alianza podrían disputar la conducción

  • Alimentación

Kraft fue el caso más visible en una serie de victorias sindicales. En la última elección del gremio superaron el 40 por ciento

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.