Coronavirus: el Gobierno se enfoca en el "rescate" de argentinos varados en Cuba y Perú

Por el avance del coronavirus, la Argentina ya repatrió ciudadanos desde Perú en Hércules de la Fuerza Aérea
Por el avance del coronavirus, la Argentina ya repatrió ciudadanos desde Perú en Hércules de la Fuerza Aérea Crédito: Gentileza
Jaime Rosemberg
(0)
31 de marzo de 2020  • 16:10

Con la llegada, en la noche del lunes y al aeropuerto de Ezeiza, de dos aviones de Aeroméxico con 300 pasajeros que estaban varados en tierra azteca, el gobierno de Alberto Fernández y la cancillería que encabeza Felipe Solá reorientan sus operativos de rescate de argentinos que no pueden regresar al país como consecuencia de las medidas tomadas por el avance del coronavirus .

Los objetivos próximos y prioritarios de rescate son Cuba y Perú , en dónde aún permanecen decenas de pasajeros, a la espera de poder retornar al país luego de varios días de complicaciones con los vuelos y cierres de fronteras.

En el caso de Cuba, el gobierno de Miguel Díaz Canel recluyó a miles de turistas que aún permanecían en la isla, en hoteles y casas alquiladas; entre ellos, a unos 800 argentinos. A la espera de la llegada -mañana miércoles- de un nuevo vuelo de Cubana de Aviación (uno de los últimos fue el 22 de marzo, cuando llegó la vicepresidenta Cristina Kirchner con su hija Florencia, dos días después de comenzada la cuarentena obligatoria), la Cancillería puso en marcha las gestiones para enviar fondos a los argentinos, una empresa nada sencilla debido a las restricciones cambiarias y a las dificultades de conexión con la isla. El diputado y presidente del Banco Credicoop, Carlos Heller , encabeza las gestiones para el envío de dinero a los argentinos, viabilizadas desde esa entidad bancaria.

El canciller se reunió al mediodía del martes con Fernández en la quinta presidencial de Olivos. Cerca de Solá explicaron que se tratará de vuelos "humanitarios", en los que la prioridad para embarcar la tendrán mujeres embarazadas, niños, enfermos con patologías graves y adultos mayores.

El cierre de fronteras del gobierno de Martín Vizcarra complicó la vuelta de los argentinos que aún están en Perú. "Se permiten solo cuatro vuelos por día, está todo controlado", afirman desde la sede central de la diplomacia argentina. Para colmo, unos 200 argentinos -en su mayoría jóvenes- quedaron en la ciudad de Cusco, complicados por la falta de vuelos e incluso algunos de ellos detenidos por la policía en las últimas horas. Tal como ocurrió la semana pasada, las negociaciones entre ambas cancillerías dieron por resultado la autorización para que volaran dos aviones Hércules de la Fuerza Aérea, que harán el trayecto Cusco-Arequipa-Buenos Aires, el viernes próximo.

En general, desde el Gobierno recalcan que los chárters y vuelos de emergencia son parte de un "plan de asistencia" y que están destinados a quienes no tienen recursos ni familiares en los destinos elegidos. "Ahora resulta que los 15.000 argentinos que están afuera son pobres y no tienen un solo familiar o amigo que los aloje en medio de la pandemia", se quejó, con ironía, una fuente diplomática que lidia a diario con los reclamos de los argentinos en el exterior.

Los "inalcanzables"

Los planes de "rescate" no incluyen, por el momento, a los argentinos ubicados en destinos más alejados, como India, Tailandia, Nueva Zelanda o Australia, considerados "inalcanzables" por el elevado costo que significaría pagar un vuelo desde esos países hacia la Argentina.

El Gobierno festejó en las últimas horas la llegada de los aviones desde México, cuyo presidente, Andrés Manuel López Obrador , se había resistido inicialmente a tomar medidas de aislamiento social y priorizó la actividad económica de su país.

"Entendió que el peligro era mayor del que inicialmente pensó", dijo Fernández sobre el mandatario mexicano, con quien acordó el envío de los aviones y quien le prometió convocar para los próximos días a una reunión virtual de los países que componen la Celac para compartir experiencias sobre el avance del virus en cada país.

En el Gobierno aclararon que los 300 recién llegados de México "cumplirán con la cuarentena obligatoria" y serán monitoreados por fuerzas de seguridad. "El virus viaja en avión", recalcan en el Gobierno, y enumeran casos en los que, como a una ciudadana argentina que venía de Panamá, se les prohibió a varios pasajeros que tenían síntomas regresar al país.

El Presidente, según cuentan cerca suyo, es partidario de extender el cierre de fronteras , decretado el pasado jueves 26. ¿Hasta fines de abril? "No está definido, pero es una posibilidad", repiten cerca del primer mandatario. Fernández está preocupado por sostener las medidas de aislamiento social para evitar contagios y a la vez impedir que el virus vuelva a ingresar desde el exterior.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.