Coronavirus en la Argentina: algunas provincias llegaron a cuadruplicar los fondos para alimentos y asistencia social

La crisis disparó la demanda en los comedores y los gobernadores debieron reasignar partidas
La crisis disparó la demanda en los comedores y los gobernadores debieron reasignar partidas Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez
Gabriela Origlia
(0)
21 de junio de 2020  • 16:29

CÓRDOBA.- En el medio de la crisis por la pandemia de coronavirus , casi 9 millones de argentinos (incluyendo los programas de IFE y ATP para sueldos privados) recibieron ayuda del Estado nacional. A esa cifra hay que sumarle los aportes que hacen las provincias de sus propios presupuestos cuyos beneficiarios, en algunos casos, no coinciden con los nacionales.

Los principales refuerzos decididos por los gobernadores son en el área alimentaria, sea en forma de viandas, bolsones o transferencias directas de dinero. Según fuentes oficiales, la demanda de ayuda en el interior hasta se cuadruplicó . Desde la Rosada los fondos claves son para la Tarjeta Alimentar y alrededor del 40% de la copa de leche en comedores escolares.

Los gobernadores recondujeron partidas para reforzar las del área social y, además, para tratar de eficientizar la llegada a los más vulnerables, trabajan junto a organizaciones sociales (que suelen recibir asistencia de Nación) e iglesias. Igual, insisten en que sostener el actual aporte es muy complicado .

En Mendoza estiman que se "cuadruplicó la asistencia alimentaria" con la pandemia y el aislamiento. Por ejemplo, de 10.000 módulos de alimentarios mensuales entregados en 2019 se pasó a 40.000. A ello se agregan 9500 beneficiarios de tarjetas de programas alimentarios y 11.300 raciones diarias en comedores y Centros de Desarrollo Infantil y Familia. En el caso de los comedores escolares, suspendidas las clases se pasó a dar bolsones: en cinco meses se repartieron 262.000 a estudiantes en situación de vulnerabilidad.

Para prevenir los contagios, los comedores se reconvirtieron y entregan viandas individuales o familiares
Para prevenir los contagios, los comedores se reconvirtieron y entregan viandas individuales o familiares Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez

En Santa Fe , por ejemplo, el incremento interanual de la demanda de recursos destinados a alimentación y prevención es del 80%, computando solo las partidas de Desarrollo Social. El ministro del área, Danilo Capitani , explica que hay un "gran esfuerzo" para llegar con módulos alimentarios y productos de higiene, además de "reforzar el apoyo a comedores comunitarios".

Esa ayuda se distribuye "diariamente" en los barrios de Rosario y Santa Fe con la participación de voluntarios de organizaciones sociales, religiosas, vecinales, ONGs y la logística del Ejército y la Fuerza Aérea. En el resto de las localidades se canaliza a través de los municipios y comunas.

Los gobernadores recondujeron partidas para reforzar las del área social y, además, para tratar de eficientizar la llegada a los más vulnerables trabajan junto a organizaciones sociales.

El programa para comedores comunitarios, por su parte, creció 110% interanual ; 30% el social nutricional; 50% la ayuda social directa a personas y 20% la tarjeta provincial para alimentos. En los primeros cinco meses del año se ejecutaron casi $900 millones, incluyendo giros a municipios. En Santa Fe hay, además, 110.000 tarjetas Alimentar que financia Nación.

Carlos Massei , ministro de Desarrollo Social de Córdoba , plantea que la demanda creció entre 50% y 60%. La Provincia reforzó partidas para alimentos con unos $200 millones , además de lo que se hace desde otros sectores del Gobierno. Todos los programas sociales fueron ajustados hacia arriba, desde la tarjeta social provincial al Paicor (comedores escolares) pasando por planes para llegar a los niños y también los adultos mayores. En la provincia hay 115.000 tarjetas Alimentar y se pagaron 656.000 IFE.

La demanda en los comedores se multiplicó por el impacto de la cuarentena sobre la economía
La demanda en los comedores se multiplicó por el impacto de la cuarentena sobre la economía Crédito: Gentileza

El gobierno de San Juan asiste a 130 merenderos de organizaciones sociales y, desde el inicio de la pandemia, entregaron 37.000 módulos alimentarios mensuales en comedores escolares, a los que se agregaron otros 42.000 a trabajadores de la economía informal y unos 3500 más para pueblos originarios y personas con problemas de salud. A los municipios, organizaciones sociales e instituciones se les dan, cada mes, 70.000. La administración de Sergio Uñac precisa que en la cuarentena se destinaron $720 millones a la ayuda alimentaria . "Nación aportó alrededor de $80 millones y comprometió fondos para los próximos operativos", agregaron.

En La Pampa , el ministro de Desarrollo Social, Diego Álvarez , repasa que hubo un refuerzo presupuestario provincial del área de $350 millones (módulos alimentarios, tarjeta provincial y créditos a tasa cero). "La mayor suba de demanda se dio en los primeros 45 días de aislamiento : el gobernador se anticipó y giró recursos a todos los municipios para que pudieran responder. Ahora estamos en fase 5 de la cuarentena y se van recuperando ingresos: el IFE que paga Nación ayuda a las familias básicamente a desendeudarse", indicaron desde la administración de Sergio Ziliotto. En la provincia hay 52.000 tarjetas Alimentar y acuerdos por $11 millones con Nación para comida e higiene ($10 millones todavía no se giraron).

EXTENSION DE AYUDA

Las autoridades provinciales -al igual que el ministro de Desarrollo Social de Nación, Daniel Arroyo - están convencidos de que la asistencia estatal deberá continuar después de que termine la pandemia, ya que están convencidos de que la economía demorará en reaccionar y seguirán las dificultades. Las finanzas provinciales no tienen oxígeno para sostener por mucho más tiempo el volumen y la frecuencia de las ayudas alimentarias.

En Entre Ríos, aunque sin clases, la demanda de "copa de leche" aumentó 35% y ese plus se afrontó con fondos propios (el resto se divide en 60% recursos propios y 40% de Nación). Se entregan a diario unas 30.200 raciones y módulos de copa de leche en establecimientos urbanos y 8822 en rurales, isleñas y especiales. El programa comedores escolares se paga con dinero provincial y creció, también, 35% desde marzo. Con $19 millones se ayudó en marzo, abril y mayo a 600 comedores comunitarios.

En La Rioja las tarjetas Alimentar son 15.500: la Nación también financia el Programa de Comedores Escolares que ahora reparte un módulo con alimentos para 13.000 beneficiarios y otorga $10 millones mensuales para compra de alimentos y artículos de limpieza. "Con estos fondos se financia parte de la elaboración de unas 10.000 viandas diarias que se preparan en comedores comunitarios", indica Gabriela Pedrali , ministra de Desarrollo Social, quien señala que con recursos propios pasaron de distribuir 50 viandas diarias en la capital provincial a 500. Además, la tarjeta social local beneficia a 13.336 familias que no reciben la Alimentar.

Salta cuenta con 65.748 beneficiarios de Alimentar y Nación también aportó $324 millones para la compra de 160.000 módulos focalizados para la zona norte de la provincia, en emergencia, y $20 millones para otros programas en los que la Provincia aportó $7 millones. Por su lado, el gobierno de Gustavo Sáenz sostiene la ayuda alimentaria de centros de primera infancia, comedores infantiles y merenderos, con unos $18 millones al mes.

El gobernador Gustavo Sáenz y el ministro Daniel Arroyo
El gobernador Gustavo Sáenz y el ministro Daniel Arroyo

Cofinanciado con Nación (aunque se esperan las partidas porque el convenio todavía está en trámite) hay un esquema de asistencia a 20 municipios con 54.000 beneficiarios vulnerables, sin ingresos. En abril, el monto fue de $13 millones.

Gabriel Yedlin , ministro de Desarrollo Social de Tucumán , enfatiza que la provincia viene de "cuatro años muy malos, en el que se sufrió el congelamiento presupuestario por parte de Nación para ayudas alimentarias, en el marco de una alta inflación, y que eso llevó a la Provincia a incrementar el presupuesto social propio para garantizar la disponibilidad de alimentos". Graficó que para comedores escolares Nación aportaba 60% de los fondos en 2016 y en 2019, 16%.

En Tucumán, la tarjeta Alimentar alcanza a 70.000 personas. En el caso de comedores, Yedlin señala que Nación "retomó su financiación activa en el proyecto, triplicando su transferencia financiera, pasando al 35% del total para 1000 instituciones". La administración local pone recursos para nutrición infantil acompañando a 26 organizaciones, 113 cocinas comunitarias, y 35 comedores infantiles.

En Chaco, 66.500 vecinos reciben la tarjeta Alimentar. la Nación además enviará este año unos $298,6 millones para comedores escolares en 409 establecimientos y la Provincia pondrá $700 millones más. El gobierno de Jorge Capitanich destina $100 millones anuales para 120.000 asistencias alimentarias directas (reforzaron con $7,2 millones para entrega de raciones casa por casa en áreas críticas de coronavirus). También sostiene 30.000 beneficiarios del programa Renta Mínima ($101 millones en mayo) y con $70 millones la asistencia alimentaria a 4500 personas incluidas en el programa "bajo peso".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.