Coronavirus: líderes de la región llaman a un acuerdo para un "renacimiento" y un futuro sostenible

Ricardo Lagos y Felipe Calderón, entre otros líderes, plantearon los desafíos que enfrenta la región ante la pandemia
Ricardo Lagos y Felipe Calderón, entre otros líderes, plantearon los desafíos que enfrenta la región ante la pandemia Fuente: Archivo
(0)
28 de mayo de 2020  • 17:11

Varios líderes y referentes internacionales, como los expresidentes Ricardo Lagos (Chile) y Felipe Calderón (México), presentaron una declaración sobre los desafíos que enfrenta América Latina ante la pandemia del coronavirus y las respuestas que se esperan de los gobiernos. Ante una crisis sistémica, llaman a iniciar un proceso de reflexión para que la región se encamine hacia un "renacimiento" y un futuro sostenible.

La declaración "Principios para un futuro sostenible de Ame´rica Latina en tiempos de pandemia y crisis planetaria" fue suscripta por unas 100 personalidades, entre exmandatarios, exministros de Ambiente, académicos, representantes del sector privado y de la sociedad civil.

Los referentes de la región insisten en el carácter sistémico e interdependiente de las políticas públicas y privadas e impulsan varias recomendaciones. Sugieren poner en marcha una manera nueva de mirar la región y generar una visión colectiva, a través del diálogo y encuentros virtuales de alcance regional.

Entre los firmantes se encuentran, además de Lagos y Calderón, los exministros de Ambiente Marina Silva e Isabella Texiera (Brasil), Tarsicio Granizo (Ecuador), Ana Lya Uriarte y Marcelo Mena (Chile), Lucía Ruiz (Perú), Juan Mayr (Colombia), el presidente del directorio de la SA LA NACION, Julio César Saguier; el constitucionalista argentino Daniel Sabsay, presidente del Consejo Asesor de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales; el director ejecutivo de la Fundación Futuro Latinoamericano, Pablo Loret; los directivos Pedro Tarak, Miguel Pellerano, Juan Dumas y Ramiro Fernández, el músico Charly Alberti y el actor Boy Olmi, entre otros.

Entienden que la pandemia "ha puesto al mundo frente a la peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial" y transmiten su preocupación "por el impacto en la salud y economía de las poblaciones y comunidades más vulnerables". Valoran la respuesta de los Estados para abordar la emergencia sanitaria "poniendo a la ciencia en el centro de las decisiones políticas y promoviendo programas de apoyo económico que protejan a los más postergados".

Ubican la emergencia como parte de "una crisis sistémica más amplia, que junto a la crisis climática y la pérdida de la biodiversidad" es el resultado de "la forma en que la especie humana ha interactuado con la naturaleza".

Tras señalar que la emergencia planetaria trasciende fronteras, los firmantes reclaman "una profunda revisión del contrato social", con énfasis en la cooperación, el fortalecimiento de los principios democráticos y el respeto a los límites de la naturaleza.

Recomendaciones

Los líderes establecen las "bases para un renacimiento sostenible desde América Latina", a través de un nuevo "acuerdo por la naturaleza y las personas" que fije los compromisos de los Estados y otros actores para revertir los procesos de pérdida y deterioro de las condiciones naturales del planeta.

En ese sentido, advierten que el conocimiento científico debe sustentar las decisiones, la solidaridad tiene que guiar la respuesta ante las crisis globales y es necesario "avanzar hacia una economía del bienestar no solo del crecimiento".

Proponen renovar los compromisos climáticos y de biodiversidad en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), fijados como un compromiso hacia 2030, y poner el desarrollo de la tecnología al servicio de las soluciones, encuadrada en los principios democráticos, el respeto a los derechos humanos y el derecho a la privacidad de la información.

Llaman, además, a una revisión del rol del Estado y de la gobernanza, para asegurar el fortalecimiento de las instituciones democráticas y republicanas, y desarrollar nuevos modelos de negocios que integren objetivos económicos, ambientales y sociales.

"El mundo no será igual al salir de esta pandemia. Confiamos en la capacidad y sensibilidad de las actuales y futuras generaciones de crear condiciones para alcanzar un futuro común radicalmente diferente, en el cual la especie humana asuma su responsabilidad del cuidado de la naturaleza y de nuestros semejantes a partir del conocimiento científico de las leyes naturales, de nuestra capacidad creadora y del privilegio de vivir en un planeta capaz de generar y regenerar sus sistemas de vida", concluyen los líderes de la región en el pronunciamiento.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.