De Goycoechea: los negocios del primer empresario arrepentido

La empresa Isolux les pagó a funcionarios kirchneristas más de US$10 millones, según los apuntes de Centeno
La empresa Isolux les pagó a funcionarios kirchneristas más de US$10 millones, según los apuntes de Centeno
Iván Ruiz
Maia Jastreblansky
(0)
5 de agosto de 2018  

Cinco de septiembre de 2013.

"Lo llevé a Nelson a Maipú 741, Isolux. Lo esperaba Martín y entraron juntos a retirar dinero para llevárselo a Abal Medina 'con conocimiento de la presidenta de la Nación Argentina', según dijo Nelson".

La empresa española Isolux Corsán les pagó a funcionarios del gobierno kirchnerista US$12,6 millones, según se desprende de los cuadernos de las coimas del chofer Oscar Centeno. También le entregó tres bolsos, una valija "de más o menos 40 kilos", una mochila y una bolsa con cash, sin identificar cuánto dinero había dentro, un dato que ahora deberá corroborar la Justicia.

Esos sobornos, que se habrían pagado durante más de diez años, tienen sus correlato en proyectos de obra pública. El Estado le adjudicó contratos por unos US$6000 millones para realizar, por lo menos, 15 obras públicas , según un inventario que realizó LA NACION. Integró consorcios para la construcción de centrales hidroeléctricas, trenes de alta velocidad, líneas de alta tensión, rutas y centrales térmicas a lo largo y a lo ancho del país.

Algunas se terminaron y están en funcionamiento, pero otros proyectos fueron adjudicados y nunca se hicieron, como un tren de alta velocidad que uniría Buenos Aires, Rosario y Córdoba. Otras iniciativas quedaron sin terminar, como el hospital del Bicentenario.

Isolux participó en algunas de las obras más emblemáticas del kirchnerismo como la construcción de la central de generación eléctrica del Yacimiento de Río Turbio (con un presupuesto de $2000 millones), la obra por la que permanece detenido el exministro de Planificación Julio De Vido .

Pero también participó de otras con menos prensa, pero con suculento presupuesto como la construcción de una planta central de ciclo combinado en Loma La Lata, un contrato de US$600 millones.

Quien fuera su número 1 en la filial argentina, Juan Carlos de Goycoechea, se convirtió en las últimas horas en el primer empresario arrepentido del escándalo de los cuadernos de las coimas que LA NACION sacó a la luz. Admitió que le pagó sobornos al gobierno de Cristina Kirchner , aunque por montos menores a los que figuran en la investigación judicial. Según su versión, el exgobierno lo "apretó" pidiéndole plata para campañas electorales.

En qué consiste la figura del arrepentido

08:58
Video

"De Goycoechea dijo cosas muy importantes", dijo ayer el fiscal Carlos Stornelli sobre su primera declaración ante la Justicia. El ejecutivo de Isolux aparece 16 veces en los cuadernos de la corrupción.

Isolux supo diversificar sus negocios durante la década kirchnerista, lo que lo llevó a asociarse con varias empresas para explorar nuevos rubros. Entre ellas, por ejemplo, aparecen negocios junto a Ángelo Calcaterra, el primo del presidente Mauricio Macri , que conducía el grupo ODS. Se asociaron en Líneas del Norte SA en 2007 y también en Corpus Energía SA en 2008, ambos proyectos del sector de la energía eléctrica.

"Nosotros lo conocimos recién por los parques eólicos", dijeron desde Socma. Y aseguraron que los negocios que desarrolló Isolux junto a Iecsa ocurrieron cuando ya le habían vendido la empresa a Calcaterra.

Isolux ganó durante el kirchnerismo las licitaciones de los parques eólicos de Loma Blanca (Chubut), inversión que después le vendió en 2016 a la familia de los Macri. Socma, en medio de la polémica por los conflictos de interés, volvió a vender esos parques eólicos, con una ganancia estimada de US$48 millones.

Cristina Kirchner, al inaugurar la usina de Río Turbio, que construyó Isolux
Cristina Kirchner, al inaugurar la usina de Río Turbio, que construyó Isolux Fuente: Archivo

Los cuadernos

El Toyota Corolla de Centeno, según los registros de los cuadernos, solía retirar el dinero de Isolux por Maipú 741 1°B, un edificio antiguo estilo francés del microcentro. Otras veces, según el chofer, la recolección ocurría en una esquina de Puerto Madero.

En la mayoría de las oportunidades, el segundo de Julio De Vido en Planificación, Roberto Baratta era quien recogía, en persona, los dólares de Isolux.

En uno de esos relatos, por ejemplo, el chofer relata una escena de película en un estacionamiento de un edificio en Azucena Villaflor y Aimé Painé Puerto Madero. "Bajamos al segundo subsuelo. Estaba otra persona al lado de un Passat gris claro. Nos dicen que pongamos el auto nuestro a la par. Dice García que bajaba él a recibir el bolso con el dinero porque había cámaras. Luego se vuelve a subir con el bolso que tenía 1.300.000 dólares y salimos", escribió.

Después relató una supuesta persecución con una camioneta que los estaba siguiendo. "El licenciado [Baratta] estaba preocupado por la camioneta y lo llamó a De Vido. El ministro dijo que tengamos los ojos bien abiertos", escribió Centeno.

De Goycoechea se convirtió esta semana en el primer exponente de la obra pública en convertirse en arrepentido. Ayer el juez federal Claudio Bonadio homologó el acuerdo de colaboración. Su testimonio será crucial, porque permitirá cotejar la veracidad de los apuntes del chofer de Baratta.

No es la primera vez que a De Goycoechea lo golpea un caso de corrupción. El empresario, que llegó a ser director regional del grupo, fue despedido de Isolux a principios de 2017 luego de que el holding español, históricamente conducido por Delso, cambiara su conducción en medio de un proceso de quiebra.

El grupo quedó implicado en un caso de presuntas coimas a cambio de contratos en Cataluña. La empresa vivió una asfixia económica que a fines de 2016 culminó con el rescate de un grupo de bancos y bonistas que pasaron a controlar el 94,57% de la empresa.

La nueva conducción, que pasó a ser presidida por Nemesio Fernández Cuesta, realizó una investigación interna que detectó "comportamientos irregulares" en la Argentina, y una presunta malversación a través de la entrega de cheques posdatados. Toda la cúpula local, incluido De Goycoechea, fue despedida tras esa auditoría.

En la Justicia argentina De Goycoechea hizo frente a una causa en el fuero penal económico por dos transferencias sospechadas de $3.000.000 y $1.911.800. Pero un peritaje arrojó que las firmas de los comprobantes eran falsas.

Contratos en estado de sospecha

Isolux en los cuadernos

La empresa española aparece mencionada 16 veces en los cuadernos en los que Oscar Centeno detalla recorridos para cobrar coimas durante más de una década

Empresario arrepentido

El expresidente de Isolux, Juan Carlos de Goycoechea se convirtió el viernes en el primer empresario arrepentido de la causa de los cuadernos

Durante el kirchnerismo

Isolux ganó más de 20 grandes contratos por más de US$6000 millones. Integró consorcios para construir centrales hidroeléctricas, trenes de alta velocidad, líneas de alta tensión, rutas y centrales térmicas

Problemas en España

La firma quedó implicada por el presunto pago de coimas en Cataluña. Vivió una asfixia económica que a fines de 2016 derivó en el rescate de un grupo de bancos y bonistas que pasaron a controlar el 94,57% de la empresa

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.