Coronavirus en la Argentina: Corrientes mantiene las reuniones sociales y no acata el DNU de Alberto Fernández

Un funcionario del gobernador radical Gustavo Valdés dijo que "no hay razones" para restringir los encuentros y que en la provincia no hay circulación viral comunitaria
Un funcionario del gobernador radical Gustavo Valdés dijo que "no hay razones" para restringir los encuentros y que en la provincia no hay circulación viral comunitaria Crédito: Gobierno de Corrientes
Gabriela Origlia
(0)
3 de agosto de 2020  • 15:34

El gobierno provincial de Corrientes no acatará el decreto del presidente Alberto Fernández en el que prohíbe las reuniones sociales y familiares en todo el país por el avance del coronavirus. Oficializó hoy la decisión el secretario general de Gobierno, Carlos Vignolo. Explicó que "no hay razones" para suspender los encuentros porque la situación sanitaria es "buena". Los encuentros podrán ser de hasta un máximo de diez personas.

"Nosotros estamos bien, En una situación sanitaria buena, sin circulación viral comunitaria, así que no hay razones para suspender las encuentros sociales y familiares", declaró el funcionario a radio Sudamericana.

Según dijo Vignolo, la interpretación del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), que ayer firmó el presidente Alberto Fernández, permite a la provincia mantener su actual status, sin cambio alguno. "La misma norma nacional deja a salvo algunas excepciones, entre las que Corrientes funda la decisión de no prohibir las reuniones sociales", planteó el funcionario,que responde al gobernador radical Gustavo Valdés.

"Nunca estuvieron permitidas las fiestas. Solo reuniones familiares, con amigos y hasta un máximo de 10 personas. No nos podemos relajar. Hay que controlarnos", dijo Vignolo. En la provincia las reuniones sociales o familiares están permitidas desde el jueves y hasta el domingo, solo hasta la 1.

Qué sucede en otras provincias

En Córdoba, por ejemplo, se suspenden las reuniones de familias que eran permitidas solo los domingos. El titular del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), Juan Ledesma, aclaró que bares y restaurantes continuarán abiertos: "Tienen medidas como la aplicación de un triaje, la determinación de la necesidad de tomar un turno en las reservas, el registro de cada uno de los comensales, el control fiscalizado y el respeto de los 2.25 metros, la posibilidad de que los utensilios sean utilizados por una sola persona".

En Santa Fe, Omar Perotti también se sumó y en el decreto que firmó insta a quienes tengan permiso para actividades esenciales y se trasladan de localidad a "limitar sus desplazamientos" mientras permanezcan en ese lugar. Quienes quedan incluidos en ese apartado no podrán ir a bares, realizar actividades deportivas, practicar enseñanza y aprendizaje de expresiones y disciplinas artísticas ni asistir a locales comerciales en la localidad donde van a trabajar.

En Salta, pese a que ayer desde la provincia anunciaron que mantendrían el régimen de reuniones familiares, hoy las suspendieron. "El decreto prohíbe las reuniones sociales y taxativamente hace referencia a las familiares, están prohibidas a partir de ahora en todas las provincias, incluso en las que estamos en una etapa de aislamiento social", dijo el ministro de Gobierno, Ricardo Villada. En Entre Ríos la situación es igual, ayer creían que podrían sostener las reuniones familiares, pero ahora acataron.

Catamarca también acató el decreto; Hernán Martel, ministro de Seguridad apuntó que seguirá habilitado el sector gastronómico. "Sólo se prohíben las reuniones familiares y en ámbito privado", definió. El gobernador misionero, Oscar Herrera Ahuad, comunicó por su Twitter que desde hoy las actividades familiares quedan "circunscriptas solamente al núcleo de convivencia" suspendiéndose las reuniones. Aclaró que "no se modifican las actividades focalizadas autorizadas por protocolo establecido oportunamente por las autoridades de aplicación de la provincia y la nación".

Río Negro, Tucumán, La Rioja y Santiago del Estero también respaldaron el decreto de Fernández en lo que hace a encuentros familiares. Juan Luna, jefe de Gabinete riojano, sostuvo que "se trata de una medida de carácter obligatorio, y como tal, la cumpliremos a rajatabla".

En todos los distritos se vienen detectando brotes, en su mayoría en fiestas clandestinas. Es, decir, en aquellas donde no se respeta ninguna normativa dispuesta por las administraciones. Si alguien denuncia que en una casa de familia hay un encuentro no permitido, para ingresar la Policía requerirá orden judicial.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.