El caso de las escuchas, una carga para Macri desde que era jefe de gobierno

El caso de las escuchas, una carga para Macri desde que era jefe de gobierno
El caso de las escuchas, una carga para Macri desde que era jefe de gobierno Fuente: Archivo
El líder de Pro fue procesado por el juez Oyarbide, aunque luego Casanello reabrió la investigación; nuevas pruebas determinaron el fallo de hoy
(0)
29 de diciembre de 2015  • 09:14

El derrotero del ahora presidente Mauricio Macri por el caso de las escuchas ilegales comenzó en 2010, cuando fue investigado y luego procesado por el juez Norberto Oyarbide, en aquel momento subrogante del Juzgado Federal N° 7. Había sido denunciado tiempo antes y la investigación prácticamente acompañó al líder de Pro durante su segundo mandato como jefe de Gobierno porteño.

Macri fue acusado de haber ordenado espiar a su ex cuñado, Néstor Leonardo, y al dirigente de la agrupación 18J de familiares de AMIA Sergio Burstein, y por haber montado una "asociación ilícita" destinada al espionaje clandestino. Esa tarea la habría hecho junto con el entonces jefe de la Policía Metropolitana, Jorge Palacios, y con Ciro James, que tenía un cargo en el Ministerio de Educación de la Ciudad, que conducía Mariano Narodowski.

El procesamiento fue confirmado por la Cámara Federal por unanimidad, aunque todo cambió 180° cuando el juez federal Sebastián Casanello asumió, el año pasado, como titular del juzgado N° 7. El magistrado anuló el cierre de la investigación dispuesto por su antecesor, dijo que no había elementos para llevar a Macri frente a un tribunal y ordenó nuevas medidas de prueba.

Entre esas medidas se incorporó la declaración del ex ministro de Justicia y Seguridad de la ciudad de Buenos Aires Guillermo Montenegro, que dijo que Macri no participó del proceso de selección que llevó como jefe de la Policía Metropolitana a Jorge "Fino" Palacios.

También se sumó la postura de la empresa Ackerman Group, que informó que fue Franco Macri y no su hijo Mauricio quien contrató sus servicios para investigar a Leonardo, en pareja con su fallecida hija Sandra.

La definición del caso se encarriló entonces el 26 de noviembre pasado, apenas cuatro días después de que el líder de Pro se consagrara electo presidente de la Nación tras derrotar a Daniel Scioli en el ballottage. Casanello dio por cerrada la instrucción y notificó a las partes para que opinaran si Macri debía enfrentar un juicio oral o ser sobreseído.

Leonardo y Burstein buscaron sin éxito el apartamiento del juez Cassanello, que fue confirmado por la Cámara, y luego pidieron la elevación a juicio. A su vez, los abogados de Macri, Ricardo Rosental y Alejandro Pérez Chada, solicitaron el sobreseimiento de su defendido.

El fiscal federal Jorge Di Lello dictaminó a favor del sobreseimiento de Macri, aunque en su momento acusó a Casanello de minimizar las pruebas contra el acusado y afirmó que sí estaban dadas las condiciones para que enfrentara a un tribunal. El 3 de diciembre pasado, dijo lo contrario: "Un cuadro nuevo y distinto se abre ante los ojos del suscrito".

Todo confluyó en los días previos a la Navidad, cuando los abogados de Macri exigieron que la causa sea desestimada de manera definitiva, decisión que el juez federal Casanello resolvió hoy.

El escándalo por las escuchas tendrá un epílogo en septiembre de 2017, cuando el ex comisario Palacios, Ciro James, Narodowski, entre otros, enfrenten el juicio oral.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.