Coronavirus en la Argentina: el gobierno bonaerense aislará las villas donde aparezcan focos de contagio

Lo ratificó el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, tras el brote en el barrio Azul, donde los casos llegaron a 85; hoy se realizarán más controles en La Matanza, Brown y San Isidro
Lo ratificó el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, tras el brote en el barrio Azul, donde los casos llegaron a 85; hoy se realizarán más controles en La Matanza, Brown y San Isidro
María José Lucesole
(0)
26 de mayo de 2020  

LA PLATA.- El gobierno de la provincia de Buenos Aires aislará las villas y los asentamientos donde aparezcan nuevos brotes de Covid-19, como hizo con Azul, el barrio que comparten Avellaneda y Quilmes, donde los casos de coronavirus ascendieron a 85 en 24 horas.

En reserva, en el equipo de Axel Kicillof reconocen que esperan otros focos en los 1800 asentamientos de la provincia.

"Estamos en la curva de ascenso de casos", reconoció ayer el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak. "Cuando encontremos otro lugar vamos a tener que tomar medidas de aislamiento estricto", dijo, en declaraciones a LN+.

Ayer se registraron 159 nuevos contagios en la provincia, donde el total de afectados por el virus llegó a 4219. Hasta ahora, fueron controladas 48.451 personas en 22 barrios populares de la provincia. En proporción, la revisión médica es baja: equivale al 11% de una población de 429.000 habitantes de villas y asentamientos en el territorio bonaerense.

En esos barrios, la provincia realizó hisopados a 200 personas sospechosas de tener la enfermedad. Y los casos confirmados llegaban ayer en total a 99 en los barrios populares.

Pero el brote en la villa Azul, situada entre Quilmes y Avellaneda, encendió la luz roja en el gobierno de la provincia.

Kicillof entendió, según reconocieron sus colaboradores, que no se podía trasladar a toda una población a los centros de aislamiento que tiene montados, por ejemplo, en la Universidad de Quilmes. Hay una sencilla razón que lo impide: la población que tiene síntomas leves se niega a dejar sus casas y sus pertenencias en los lugares más vulnerables por temor a la inseguridad. Obligarla a traslados masivos sería enfrentar la rebelión entera de barrios humildes.

El gobernador tomó la decisión, entonces, de bloquear los accesos a la villa con unos 300 uniformados, que se ocupan de llevar comida, medicina e insumos a la población.

"Este foco se puede transformar en un problema muy grande para los vecinos del barrio", admitió el viceministro de Salud.

"Se decidió tratar a toda la población como contacto estrecho de los casos positivos", afirmó.

El gobernador Kicillof dijo, por su parte, que desde la administración provincial se está "generando una barrera sanitaria alrededor del barrio con la intención de que el virus no salga".

"Si no se aislara, el barrio estaría irradiando el virus a los alrededores", agregó.

Del otro lado del barrio Azul, solo separada por el Acceso Sudeste, se extiende la villa Itatí, que, con más de 70.000 habitantes, es una de las más populosas de la provincia.

Mas controles

Los operativos para la detección temprana en las villas se intensificarán esta semana en diferentes puntos del conurbano.

Hoy habrá operativos en la villa Azul, de Quilmes, Avellaneda; en la villa 9 de Julio, de La Matanza; en Don Orione, de Almirante Brown, y en San Isidro.

Mañana, los controles serán en los mismos barrios y sumarán el barrio 30 de Agosto, de Lomas de Zamora.

El jueves y el viernes se extenderán en el barrio Ejército de los Andes, conocido como Fuerte Apache, de Tres de Febrero.

El ministro de Seguridad de la provincia, Sergio Berni, admitió que es previsible hallar nuevos focos de transmisión de la enfermedad: "Sería lo esperado, raro sería que no se repitiera", sostuvo el funcionario, tras destacar que el gobierno trabaja en testeos en el barrio vecino a ese asentamiento, villa Itatí.

"No fueron solo los 55 casos; se hicieron testeos y el 7% daban positivo, pero se saltó a casi 60%, y por eso se tomó la decisión", explicó Berni.

A su vez, el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, ratificó ayer que los operativos consisten en ir a preguntar síntomas y solo en los casos sospechosos se hacen los tests.

"Es una cantidad muy baja hasta este momento -dijo Bianco-. El único foco real que encontramos es villa Azul. En otros barrios de Lanús, de Merlo, de San Vicente no encontramos nada", dijo, al enumerar solo algunos de los 22 barrios que se visitaron.

El comité para atender la situación de villa Azul, creado el domingo por la noche, está integrado por los ministerios de Salud, Desarrollo de la Comunidad y de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, junto con los municipios de Quilmes y Avellaneda, legisladores y organizaciones sociales.

Además de aislamiento comunitario, se resolvió instalar dos centros logísticos de atención sanitaria y de distribución casa por casa de alimentos y elementos de higiene para evitar que sus habitantes se trasladen a los comedores que funcionan dentro del barrio.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.