El Gobierno buscó equilibrar los lugares entre verdes y celestes

Macri le encomendó a Peña que hubiera representantes a favor y en contra de la despenalización del aborto
Macri le encomendó a Peña que hubiera representantes a favor y en contra de la despenalización del aborto Crédito: Mara Sosti
Maia Jastreblansky
Santiago Dapelo
(0)
24 de junio de 2019  

Aún no cicatrizaron las heridas del debate interno del año pasado. Verdes y celestes conviven en el oficialismo con tensa paz. Con la consigna de cuidar a ambos electorados, el presidente Mauricio Macri le encargó a su hombre de máxima confianza, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, que se asegurara de que en las listas hubiera candidatos a favor y en contra de la legalización del aborto.

La inclinación de los postulantes ante el debate sobre el aborto fue una variable supervisada por lo más alto de la Casa Rosada. Con variantes según el perfil de los distritos, el Gobierno cuidó que, ante los ojos de los votantes, en las listas de candidatos para el Congreso figuraran verdes y celestes para evitar desencantados.

"Hubo unanimidad en el equipo de campaña y entre los socios políticos respecto de este tema. La línea que seguimos es la que marcó Macri: que hay que dar el debate porque la sociedad está preparada para eso, sin tomar partido", aseguró un hombre cercano al Presidente.

Con esa pretendida neutralidad en época de campaña, la relación de fuerzas real se verá tras los resultados de la elección, con las nuevas composiciones de las cámaras. Así, lápiz en mano, el ministro coordinador escribió una breve reseña al lado de cada nombre propuesto. El encargo de Macri fue que no se leyera que la Casa Rosada se volcó hacia alguna de las posturas. "Marcos lo tuvo presente. Tuvo que trabajar conteniendo y explicando que, como espacio, no tenemos que tener preferencia", señaló a LA NACION un funcionario al tanto del armado.

Al filo del cierre de listas, cuando en todos los búnkeres políticos la rosca tomaba vértigo, Macri recibió a la electa diputada provincial por Santa Fe Amalia Granata, activa militante en contra del aborto. A un sector del oficialismo le sorprendió el tuit con el que la referente difundió la foto. "Tuvimos una reunión con el Presidente en la cual le pedimos que reafirme su compromiso con la defensa de la vida", escribió.

"Hubo planteos de uno y otro lado", reconoció una fuente oficial. Pese a todos los reparos, en el camino quedaron heridos. Fuera de las listas nacionales quedó Daniel Lipovetzky, el único hombre que integró el grupo Las Sororas a favor de la legalización del aborto. Macri llamó al operador judicial y presidente de Boca, Daniel Angelici, padrino político del legislador, para decirle que necesitaba su lugar en la lista. Finalmente Lipovetzky quedó como candidato a la Legislatura bonaerense.

Macri le encomendó a Peña que hubiera representantes a favor y en contra de la despenalización del aborto
Macri le encomendó a Peña que hubiera representantes a favor y en contra de la despenalización del aborto Fuente: Reuters - Crédito: Pablo Stefanec

En el macrismo argumentaron que, debido a la paridad de género, hubo hombres de Pro que se quedaron afuera. Quienes llevaron pañuelo verde en el macrismo, sin embargo, lo leyeron en otra clave. "Parece que no les importó dejar afuera a quien presidió el debate por el aborto", fue el comentario que pudo reconstruir LA NACION. Las diputadas Silvia Lospennato y Karina Banfi, ambas abanderadas de los pañuelos verdes, sí tendrán chances de renovar sus escaños.

En la ciudad la puja estuvo en la categoría de senadores. Pro pretendía postular a una mujer celeste del macrismo para secundar a Martín Lousteau, que tiene una postura a favor del proyecto para la interrupción voluntaria del embarazo. Pero el economista y la UCR porteña ejercieron presión para que la mujer que compartiera boleta en la categoría del Senado fuera joven y proaborto. La necesidad política de contener al diputado se impuso y fue nominada la funcionaria porteña Guadalupe Tagliaferri.

En la lista de diputados por la ciudad en Pro cuidaron que hubiera una compensación entre candidatos verdes y celestes. En esa nómina, que encabezará el lilito Maximiliano Ferraro, les dieron lugar a los credos, con la candidatura de Victoria Morales Gorleri (una funcionaria muy cercana al Episcopado) y con la evangelista Dina Rezinovsky. En la provincia, quien mantuvo contactos con los armadores fue el pastor evangélico Jorge Sennewald, para sumar a alguien de su sector a la nómina de Buenos Aires. Y en el puesto 21 de la lista bonaerense sumaron al funcionario Santiago Hardie, por su perfil "provida".

El primer criterio para ordenar las listas fue el reparto entre los socios políticos para garantizar la amplitud de la alianza oficialista. "Les dimos los lugares acordados a la UCR y a la CC. No les pedimos, 'dame dos verdes o dos celestes'. Pero después cuidamos que las posturas estuvieran equilibradas", señaló uno de los armadores.

En Diputados, si se tienen en cuenta solo Pro, la UCR y la CC, el oficialismo renueva 44 bancas: 21 de ellos votaron a favor del aborto y 23, en contra. En el Senado terminan su período cuatro legisladores.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.