Coronavirus en Argentina: el Gobierno congelará por decreto los alquileres y créditos hipotecarios

La medida se conocería mañana a través de dos DNU y duraría seis meses
La medida se conocería mañana a través de dos DNU y duraría seis meses Fuente: Télam
Maia Jastreblansky
(0)
26 de marzo de 2020  • 14:03

La decisión está tomada. Alberto Fernández avanzará con dos decretos de necesidad y urgencia (DNU) para fijar el congelamiento de los alquileres y las cuotas de los créditos hipotecarios. El Gobierno se convenció de que es prácticamente inviable que, con las condiciones que impone la cuarentena por el coronavirus Covid-19 , el Congreso le dé tratamiento un proyecto de ley que es urgente, porque debe impactar en los pagos de la primera semana de abril.

Según pudo reconstruir LA NACION, Alberto Fernández quiere avanzar lo antes posible con la medida y le pidió a su secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, que avance con la redacción de los decretos para publicarlos, de ser posible, mañana mismo.

El Presidente pretende, no obstante, sostener el consenso político que cosechó para pilotear la pandemia y buscará no dejar al Poder Legislativo totalmente afuera de la película. "No es la idea que los bloques se enteren por el Boletín Oficial", dijo una fuente del Gobierno al tanto de las tratativas para avanzar con la medida.

La medida

La idea del Gobierno es publicar dos DNU, uno para abordar la cuestión de los alquileres -que es el que plantea mayor riego de judicialización, porque afecta a contratos privados- y otro para el de los créditos hipotecarios, que debe articularse con los bancos.

Tal como informó LA NACION, la intención es que alquileres y cuotas hipotecarias de los créditos UVA queden congeladas por seis meses en el monto que tenían el 20 de marzo, antes del inicio de la cuarentena obligatoria. Cumplido el plazo, los aumentos suspendidos se pagarían prorrateados hasta el final del contrato.

Además, los DNU fijarán la suspensión de desalojos, hipotecas, y remates por 180 días. La medida alcanzaría a viviendas únicas y a locales o inmuebles comerciales únicos.

Escenario político

La iniciativa del congelamiento de alquileres y créditos dejó en evidencia, como nunca desde que comenzó la pandemia del coronavirus , la dificultad práctica que tiene el Congreso para funcionar. Para resolver el avance vía DNU, el primer punto sensible para el Gobierno pasó por contener al propio titular de Diputados, Sergio Massa, que viene intentando, con todo el viento en contra, mostrar a una Cámara baja activa. El líder del Frente Renovador pretendía, además, ser la cara visible del proyecto para congelar alquileres.

De hecho, había trascendido que Massa se reuniría esta mañana con Ibarra, pero el encuentro nunca ocurrió. Finalmente, el líder del Frente Renovador habló por videoconferencia con el Presidente y con la ministra de Hábitat y Vivienda, María Eugenia Bielsa y se convenció de que había que avanzar con la medida a través del Poder Ejecutivo. La secretaria Legal y Técnica se abocaba a redactar la letra chica de los decretos trabajando de forma remota, desde su casa.

En el Gobierno, vieron, otros obstáculos para avanzar con el congelamiento de alquileres y cuotas por ley. En primer lugar, el confinamiento general hace muy complicado reunir de forma exprés a los legisladores para sesionar, con unos 70 diputados que son considerados población de riesgo. Por ahora vienen trabajando solo los presidentes de bloque, y de forma virtual.

En segundo lugar, mientras que en Diputados acuden a salvoconductos tecnológicos para intentar mantener la actividad, en el Senado venían mostrando menos agilidad para sesionar en medio de la pandemia. Por último, el proyecto de congelamiento de alquileres podría exhibir las diferencias con legisladores que creen que la medida podría interferir con contratos que son entre privados y dar lugar a una judialización. Por ahora, Fernández avanzó en todas las medidas de emergencia sin ruidos.

Es por eso que el Presidente busca ahora lograr un apoyo político de la oposición para avanzar con la nueva iniciativa. "Se va a poner en conocimiento a todos los bloques porque el DNU luego deberá pasar por la comisión bicameral", señalaban en el Gobierno a LA NACION.

La idea que prima en la Casa Rosada es, a menos en apariencia, abrir el juego y remitir este y otros DNU a la comisión bicameral del Congreso para que convalide las medidas de urgencia que viene tomando el Poder Ejecutivo en el marco de la urgencia que impone el coronavirus.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.