El kirchnerismo arrasó en casi todos los municipios del conurbano bonaerense

El abrazo de Alberto Fernández con Axel Kicillof, uno de los momentos más emotivos en el festejo del kirchnerismo en Chacarita
El abrazo de Alberto Fernández con Axel Kicillof, uno de los momentos más emotivos en el festejo del kirchnerismo en Chacarita Crédito: Silvana Colombo
El oficialismo se impuso solo en Vicente López, San Isidro y San Miguel, además del interior rural, Mar del Plata y Bahía Blanca; el PJ quedó a un paso de recuperar nueve intendencias claves del Gran Buenos Aires
Marcelo Veneranda
(0)
12 de agosto de 2019  

Nada de "gran encuesta". En los municipios bonaerenses, la contundente victoria en las PASO del Frente de Todos funcionó como una guillotina para las ambiciones políticas de buena parte de los intendentes y candidatos oficialistas del macrismo y, a la vez, ofició de trampolín para las ambiciones de los aspirantes del kirchnerismo, que, hasta ayer, dudaban de sus chances reales de competir por el premio mayor en octubre.

Subidos a esa ola, los jefes comunales del PJ en el conurbano, en cambio, se miraron de reojo para ver quién conseguía la victoria más abultada sobre el oficialismo.

En la previa, el macrismo temía particularmente por la suerte de sus intendentes en Pilar, Quilmes, San Vicente, Berisso y General Rodríguez. Pero terminó derrotado también en municipios del conurbano donde creía poder resistir sobre la base de la imagen de la gobernadora María Eugenia Vidal y la buena performance de sus jefes comunales: perdió también en La Plata, Morón, Lanús y Tres de Febrero.

Pocos quedaron a salvo en el conurbano: las victorias más previsibles del oficialismo ocurrieron en San Isidro y Vicente López. Jorge Macri cosechaba 54 puntos (casi lo mismo que Vidal), 26 por encima del kirchnerismo. El radical Gustavo Posse, en tanto, obtenía 40 puntos: 14 menos que Vidal, pero 15 más que el kirchnerismo. Como en 2017, el partido vecinal ConVocación volvió a "robarle" unos 20 puntos al sanisidrense.

La sorpresa la daba San Miguel, territorio que gobierna Jaime Méndez, pero que conduce el peronista Joaquín de la Torre, ministro de Vidal. Allí, la gobernadora perdía 47 a 35 con Axel Kicillof, pero Méndez invertía la ecuación: le ganaba al kirchnerismo 46 a 37. Un corte de boleta fenomenal que traerá cola.

Fuera del conurbano, Cambiemos resistía en el interior, sin la supremacía esperada, pero con algunos buenos resultados en Bahía Blanca y Mar del Plata.

En el sur, el intendente bahiense Héctor Gay le sacaba casi tres puntos al peronista Federico Susbielles. Mar del Plata, con 573.000 votantes, tuvo su lógica aparte: el intendente Carlos Arroyo fue excluido de Juntos por el Cambio por Vidal y peleaba con la boleta corta de la Agrupación Atlántica, mientras que su antecesor en el cargo, Gustavo Pulti, también apartado del Frente de Todos, pujaba con la fuerza Acción Marplatense.

Mauricio Macri reconoció la derrota

03:50
Video

Juntos por el Cambio, por su parte, habilitó una interna entre el diputado macrista Guillermo Montenegro y la concejala radical Vilma Baragiola, mientras que el Frente de Todos llevó como candidata única a la diputada Fernanda Raverta, ligada a La Cámpora.

Anoche, Montenegro vencía a Baragiola y quedaba confirmado como candidato para octubre. Ambos cosechaban el 35% de los votos, contra 27% de Raverta. Pulti obtuvo el 17%, y Arroyo, apenas el 5%.

Aunque se llevó la mayoría de las victorias en el conurbano bonaerense, el peronismo no estuvo ajeno a los sobresaltos. Uno de los focos de atención fue Moreno, uno de los distritos más críticos del oeste del conurbano (ver aparte), donde el intendente Walter Festa tuvo que aceptar que lo desafiaran otros seis postulantes en la interna del Frente de Todos.

Detrás de esa empresa se anotaron Mariel Fernández, del Movimiento Evita y apoyada por La Cámpora; Damián Contreras, con respaldo de Sergio Massa, y el diputado y sindicalista Walter Correa. Pero también Ramón Vera, líder de un partido vecinal; el exconcejal José Barreiro, y Cintia González. La proliferación de candidatos fue una decisión de Festa, para licuar las chances de los tres primeros aspirantes, al verse acorralado y sin respaldo de Máximo Kirchner.

No lo logró. Anoche, Melina Fernández lo superaba por unos 7000 votos y se convertía en la candidata única del Frente de Todos para las elecciones de octubre, lo que probablemente determine su consagración: el kirchnerismo sumaba el 62% de los votos. Cambiemos no llegaba a los 20 puntos.

Alberto Fernández: "Empezamos a construir otra historia"

08:00
Video

Otra interna múltiple se vivió en La Plata, donde el Frente de Todos llevó cinco precandidatos para enfrentar en octubre al intendente macrista Julio Garro. Anoche, la diputada Florencia Saintout y la concejala Victoria Tolosa Paz cerraban cabeza a cabeza, con 700 votos de diferencia en favor de la primera. Junto al resto de los candidatos, el kirchnerismo sumaba el 45% de los votos y puso en riesgo la reelección del macrista Julio Garro, que quedó 10 puntos abajo.

En Quilmes, la diputada camporista Mayra Mendoza se imponía a los cinco rivales de la interna del Frente de Todos (Francisco Gutiérrez, Matías Festucca, Roberto Gaudio, Luis Bratti y Alejandro De Fazio). Combinados, superaban ampliamente al intendente macrista Martiniano Molina: 51 a 31.

Derrotados casi todos los intendentes macristas del conurbano, poco pudieron hacer los candidatos de Juntos por el Cambio que en 2017 habían vencido al PJ y esperaban dar el batacazo: el ministro de Desarrollo Social, Santiago López Medrano, caía en San Martín frente a Gabriel Katopodis, al igual que el actor Segundo Cernadas en Tigre, ante Julio Zamora, o Gastón Di Castelnuovo en Ituzaingó, frente a Alberto Descalzo.

La crisis de los últimos años, de la mano de la caída de imagen del Presidente, que arrastró sus boletas, fue determinante para sus aspiraciones. Allí radica la encerrona en la que se encontrarán los intendentes oficialistas y la propia Vidal de cara a octubre. Para sobrevivir en octubre, si aún pueden hacerlo, deberán activar el corte de boleta contra Macri.

Protagonistas de una jornada clave

  • Jorge Macri, intendente de Vicente López: Consiguió el mejor resultado para el oficialismo, con 54 puntos (poco menos que Vidal y cinco más que el Presidente), 26 más que el kirchnerismo. También se impuso su vecino, el radical Gustavo Posse, en San Isidro
  • Walter Festa, intendente de Moreno: Fue uno de los grandes perdedores de la noche. El intendente enfrentó a seis rivales en la interna del Frente de Todos y fue superado por Melina Fernández, del Movimiento Evita, que contó con apoyo de La Cámpora
  • Fernando Espinoza, diputado nacional: En La Matanza, Espinoza obtenía anoche casi 440.000 votos, el 60% del total, triplicando a su rival, el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, que de la mano de Juntos por el Cambio sumaba 20 puntos

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.