Suscriptor digital

El linfedema y Comodoro Py

Carlos Pagni
Carlos Pagni LA NACION

Análisis de Carlos Pagni: El linfedema y Comodoro Py

17:44
Video
(0)
14 de marzo de 2019  • 21:49

A continuación, sus principales conceptos:

  • Estallaron las redes sociales con el video que subió Cristina Kirchner sobre la salud de su hija Florencia . No se puede juzgar la situación médica de la hija de la expresidenta, pero opinó mucha gente del entorno de Cristina con diagnósticos que no eran. Después se filtró que era linfedema. Lo que importa es que esto va a entorpecer objetivamente el juicio oral donde tenía que intervenir Florencia Kirchner.
  • La pregunta que circula entre los que sospechan malas intenciones de Cristina es: "La madre tiene fueros, el hermano tiene fueros, ella no, ¿le consiguieron fueros cubanos?" Supongamos que realmente está enferma. La madre dice que no puede estar parada ni sentada, o sea que no podría viajar en avión por un tiempo, no podría volver.
  • El problema es que si no están todos los que tienen que intervenir en un caso judicial, el juicio oral no se inicia. Esto presta un servicio que debemos llamar involuntario, no tenemos por qué decir que es voluntario, a los intereses de Cristina en plena campaña electoral. Si hay algo a lo que ella le huye (también el diputado Máximo Kirchner ), como cualquier político, llevar adelante su vida pública sentada en un banquillo de Comodoro Py .
  • A ella le preocupa enormemente estar sentada en el tribunal, también por un tema de imágen, de discurso, de comunicación. Uno puede hablar de persecuciones arbitrarias o fascistoides porque usan a la justicia para castigar al adversario, pero cuando estás ahí sentado, junto a todos los imputados, formás parte de un pelotón. Ese discurso persecutorio, con o sin razón, pierde vigor. Me pregunto si es la razón por la que ella no visita presos, que ella dice son presos políticos. Quizás huye de la foto de la cárcel.
  • Mientras tanto, corre otra película, que también tiene que ver con los avatares judiciales del kirchnerismo. El propio kirchnerismo en el Congreso, recibiendo ayer en la Comisión de Libertad de Expresión, al juez Ramos Padilla hablando de un aparato de inteligencia del Estado, manejado por el Gobierno de Macri para manipular la causa de los cuadernos y llevar adelante otras persecuciones.
  • La posición del kirchnerismo en relación a esto es mostrar que hay una manipulación de la causa de los cuadernos . A partir de eso, ofecerle a sus propios seguidores un relato de por qué pasan estas cosas en la justicia. La causa de los cuadernos es importante porque es la que más hizo descender a Cristina en las encuestas y porque hay mucha prueba con mucha ramificación.
  • En el intento de corroer esta causa, aparece algo donde hay información objetiva. Hay un aparato de inteligencia alrededor de D'Alessio. No sabemos si los que denuncian como Etchebest eran parte del aparato. No sabemos si esto nace de una ruptura dentro de una banda o es un chacarero que de casualidad compartía oficina con los dos expolicías ligados a la AFI que D'Alessio dice eran sus jefes.
  • El kirchnerismo empieza a reclamar que el Gobierno de explicaciones sobre la existencia de este aparato de inteligencia. La novedad es que la comisión bicameral de seguimiento de los organismos de inteligencia, una comisión que ha estado dormida durante mucho tiempo, se despertaron en este caso.
  • Hoy la preside el radical pampeano Juan Carlos Marino, que aduce ser víctima de una operación de inteligencia. Porque cuando quiso ser candidato a gobernador en La Pampa por Cambiemos, le apareció de golpe una denuncia, al parecer sin fundamento, por acoso sexual en el contexto del caso Juan Darthes. El propio Marino debe estar interesado en ver cómo funcionan los organismo de inteligencia. El kirchnerismo también quiere traer a esta comisión el tema de Elisa Carrió , que dijo haber recibido un informe de escuchas de charlas de presos, y esas escuchas son ilegales.
  • Esta Comisión va a citar a Gustavo Arribas , el jefe de la AFI, probablemente el amigo más cercano de Mauricio Macri. Arribas tendrá que dar explicaciones respecto de movimientos de la AFI, y la imputación de que estos dos comisarios que denuncian D'Alessio trabajan para Silvia Magdalani, la segunda de Arribas.
  • Magdalani tiene una relación muy estrecha con Francisco Larcher, el que ocupó su mismo cargo durante casi todo el kirchnerismo, y que ahora tiene una agencia de asesoría de organismos de inteligencia asociada a exagentes de la CIA. Todo esto quedará ahora en la superficie y tendrán que dar explicaciones.
  • Habitualmente cuando hay este tipo de denuncias la AFI tiene una salida un poco cínica, que es "que lo averigue la Justicia", pero obviamente van a decir que no tienen ninguna responsabilidad sobre esos agentes, que ni siquiera son agentes.
  • Pero lo que tendría que explicar Arribas, aún no siendo agentes de ellos, es qué garantías le ofrece su organismo de inteligencia a la ciudadanía argentina respecto de que anden estas bandas siguiendo gente, haciendo filmaciones, extorsionando en nombre de fiscales, porque seguramente deberían estar enterados. Si no están enterados de esto, no están enterados de nada. ¿Cómo van a garantizar que están enterados de que va a haber un ataque terrorista si no pudieron saber de la existencia de D'Alessio, que tiene un arsenal de inteligencia en su casa?
  • Esto es complicado para el Gobierno porque puede convivir con una economía mediocre, solo en el supuesto de que el posible votante de Cambiemos vota sobre todo por razones políticas. No se vota economía, se votan valores, se vota un estilo, un manejo institucional, la transparencia. Que aparezca una horrible continuidad del gobierno de Macri respecto de toda la tradición anterior respecto al manejo de la Justicia y la contaminación de la Justicia con organismos de inteligencia, de los que fue víctima el propio Macri, es un pésimo servicio a una campaña con ese enfoque.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?