El Gobierno decidió volcar más recursos para la campaña

Peña prevé destinar más fondos para la fiscalización y propaganda electoral y revisar la estrategia en cada distrito
Peña prevé destinar más fondos para la fiscalización y propaganda electoral y revisar la estrategia en cada distrito Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Maia Jastreblansky
(0)
19 de septiembre de 2019  • 00:00

Más dinero, más recursos en especies y mayor cercanía con la gente. Con esas pautas, que apuntan a un proselitismo mucho más territorial y tradicional que en las primarias, Pro ya puso en marcha la campaña hacia el 27 de octubre. Aunque la campaña protagonizada por Mauricio Macri comenzará recién el viernes 27 de septiembre -con un recorrido por 30 ciudades-, el oficialismo ya activó a los equipos de todo el país. Y la idea de " campaña austera" que había planeado Pro semanas antes de las PASO quedó atrás.

Ante los fuertes reclamos internos y la necesidad de duplicar esfuerzos para mejorar la performance electoral, Pro definió bajar más dinero y recursos a las provincias para que los candidatos de las listas nacionales puedan hacer proselitismo con más cintura.

Así lo confirmaron fuentes del partido a LA NACION, que reconocieron que habrá más fondos para folletería, cartelería, pasacalles, merchandising, sombrillas y boletas. También habrá más dinero para los recursos humanos que se necesitan el día de la elección: los fiscales. De ese tema espinoso se conversó en la reunión con los jefes de campaña en la sede porteña de Pro, el martes.

"El presupuesto es provincia por provincia, según el peso electoral y la relevancia de la elección. En las PASO cubrimos parte de la fiscalización y la impresión de boletas. Ahora habrá más recursos para fiscalizar, más boletas y varios ítems para hacer una demostración de fuerza territorial", aseguraron en el macrismo a LA NACION. El monto que bajará a las provincias fue definido caso por caso. Hay 24 planillas, una por distrito, con los gastos habilitados.

Juntos por el Cambio no solo necesita que Macri vaya por la quimera del ballottage. También debe sacar la mayor cantidad de votos posibles para sumar diputados y senadores en el Congreso. Por eso se apuntará a una campaña con Macri "cerca de la gente" y con los postulantes de la boleta nacional en la calle. Fue parte de la autocrítica que hizo el jefe de Gabinete, Marcos Peña, tras el adverso resultado de las PASO. "Hay voluntarios y seguidores que están más motivados que nosotros", le dijo el jefe de Gabinete a los referentes de todas las provincias esta semana, según pudo reconstruir LA NACION.

Aunque aseguran que no es algo promovido desde Juntos por el Cambio, en el oficialismo ya anotaron en sus agendas una movilización convocada por redes para el 19 de octubre. El hashtag es #19OLaMarchaDelMillón y apunta a convocatorias en varias plazas de ciudades del país en simultáneo. Similar a lo que ocurrió el 24 de agosto, cuando el Presidente salió a saludar a una multitud desde el balcón de la Casa Rosada. "No somos nosotros los organizadores", aseguran en el comando central de Juntos por el Cambio. La convocatoria, de todos modos, se mencionó en Balcarce 412, la sede de Pro.

Según señalan cerca de Peña, se espera que Macri encare una campaña en etapas. Una primera parte será con los lemas "qué somos" y "qué nos une", una mirada optimista del comando central de campaña que busca superar las heridas de las PASO para apuntalar la "identidad" de Cambiemos. La segunda etapa, se espera, tendrá "propuestas concretas". La letra chica está bajo definición de la mesa chica, que reconoce la dificultad para hacer promesas económicas. Según pudo saber este medio, con la plataforma habría un foco fuerte en la clase media. Por último, llegará el pedido del voto, la última carta de Macri para intentar su reelección. O, al menos, una buena cosecha para robustecer a Cambiemos como oposición.

Con el norte de fortalecer los interbloques de Cambiemos, la UCR fue la primera en reclamar más fondos para hacer campaña territorial. El radicalismo pidió a los equipos de todas las provincias que acerquen un presupuesto. "Hubo mucha producción para redes sociales, pero en la mayoría del país necesitamos estar en la calle. Antes de las PASO, en Pro decían con orgullo que ahorraron dinero para la campaña. Quedó demostrado que no hay recursos que escatimar", deslizó uno de los referentes del radicalismo a cargo de las planillas de gastos. La UCR, en tanto, también pidió que los cabeza de lista puedan "empoderarse" para poder exhibir y "vender" las medidas heterodoxas que presentó el Gobierno después de las PASO para hacerle frente a la devaluación. Pidieron poder hablar de subsidios, planes y descuentos, sin intermediarios.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.