El Papa volvió a criticar el "lawfare" y las prisiones preventivas

En junio el Papa recibió a un grupo de juristas y cuestionó el lawfare
En junio el Papa recibió a un grupo de juristas y cuestionó el lawfare
Elisabetta Piqué
(0)
15 de noviembre de 2019  • 12:05

ROMA.- Como ya había hecho en junio pasado, el Papa volvió a condenar hoy el concepto de "lawfare" o guerra judicial. En un discurso que pronunció ante juristas que participan de un Congreso Mundial de la Asociación Penal Internacional de Derecho Penal, en curso en Roma sobre el tema "Criminal Justice and Corporate Business", al referirse a "abusos de poder sancionatorio", Francisco mencionó este término inglés, muy utilizado recientemente para referirse a la situación de varios exgobernantes latinoamericanos como Lula da Silva o Cristina Kirchner, con procesos judiciales pendientes.

Francisco, que no mencionó ningún caso concreto, aseguró que "se verifica periódicamente que se hace recurso a imputaciones falsas contra dirigentes políticos, avanzadas junto a medios de comunicación, adversarios y órganos judiciales colonizados".

"De este modo, con los instrumentos propios del lawfare, se instrumentaliza la lucha, siempre necesaria, contra la corrupción con el fin de combatir gobiernos no gratos, reducir los derechos sociales y promover un sentimiento de antipolítica del que se benefician aquellos que aspiran a ejercer un poder autoritario", siguió, hablando en italiano en la Sala Clementina del Palacio Apostólico.

"Al mismo tiempo, es curioso que el recurso a los paraísos fiscales, expediente que sirve a esconder cualquier tipo de delitos, no sea percibido como un hecho de corrupción y de criminalidad organizada. Analogamente, fenómenos macizos de apropiación de fondos públicos pasan inobservados o son minimizados como si fueran meros conflictos de interés", también dijo. "Invito a todos a reflexionar al respecto", agregó.

Entre los "abusos de poder sancionatorio", el exarzobispo de Buenos Aires incluyó el uso impropio de la custodia cautelar (prisión preventiva). "Lamentablemente la situación se ha agravado en diversas naciones y regiones, donde el número de detenidos sin condena supera ampliamente el cincuenta por ciento de la población carcelaria". Aunque el Papa tampoco mencionó ningún caso en particular, hace una semanas, el obispo castrense argentino, Santiago Olivera, denunció en un foro del Vaticano este tema, relacionándolo con la situación de muchos militares.

El Papa también mencionó "el involuntario incentivo a la violencia", ya que en muchos países se reformó "el instituto de la legítima defensa y se pretendió justificar crímenes cometidos por agentes de las fuerzas de seguridad como formas legítimas del cumplimiento del deber".

Francisco llamó a los juristas a la responsabilidad y a una justicia penal restaurativa: "El cumplimiento de un mal no justifica la imposición de otro mal como respuesta". "Se trata de hacer justicia a la víctimas, pero no de ajusticiar al agresor", explicó, al recordar que "nuestras sociedades están llamadas a avanzar hacia un modelo de justicia fundado en el diálogo, en el encuentro, porque allá es donde es posible que sean restaurados los vínculos afectados por el delito y reparado el daño cumplido". "No creo que es una utopía, sino seguramente un gran desafío. Un desafío que todos debemos enfrentar si queremos tratar los problemas de nuestra convivencia civilizada en modo racional, pacífico y democrático".

El Papa ya había condenado el lawfare en junio pasado al cerrar una cumbre panamericana de jueces sobre derechos sociales, entre los cuales varios argentinos. Entonces manifestó su preocupación "por una nueva forma de intervención exógena en los escenarios políticos de los países a través del uso indebido de procedimientos legales y tipificaciones judiciales".

"El lawfare, además de poner en serio riesgo la democracia de los países, generalmente es utilizado para minar los procesos políticos emergentes y propender a la violación sistemática de los derechos sociales", advirtió. "Para garantizar la calidad institucional de los Estados es fundamental detectar y neutralizar este tipo de prácticas que resultan de la impropia actividad judicial en combinación con operaciones multimediáticas paralelas", agregó. "El juicio previo, mediático, lo conocemos todos", añadió, saliéndose del texto preparado y hablando en español. El video de lo que dijo en esa oportunidad fue utilizado en las redes sociales por la expresidenta Kirchner y sus seguidores, que interpretaron a su favor las palabras del Papa, pese a que nada indica que se refería a su caso.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.