Elecciones 2019: Kicillof sostuvo el envión de las PASO y será el gobernador de la provincia de Buenos Aires

El exministro de Economía kirchnerista y su alma mater, Cristina Fernández, anoche, en el escenario de la victoria del Frente de Todos
El exministro de Economía kirchnerista y su alma mater, Cristina Fernández, anoche, en el escenario de la victoria del Frente de Todos Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
Obtuvo el 52% de los sufragios y superó por 14 a María Eugenia Vidal, que mejoró cuatro puntos su desempeño en las primarias; el resto de las fuerzas políticas quedó muy lejos de los dos
María José Lucesole
(0)
28 de octubre de 2019  

LA PLATA.- El candidato del Frente de Todos Axel Kicillof fue elegido ayer gobernador de la provincia de Buenos Aires con el 52% de los votos. La victoria, por 14 puntos de diferencia, fue contundente para el peronismo. Pero la distancia con la actual mandataria, María Eugenia Vidal, se acortó casi cinco puntos con respecto al resultado de las PASO.

"Hay mucha alegría", dijo anoche Kicillof. "En la provincia Buenos Aires hubo un triunfo categórico", afirmó el exministro de Economía de Cristina Kirchner. Vidal felicitó a Kicillof por la excelente elección y prometió una transición ordenada. Será, desde diciembre, la líder de la oposición en este territorio.

"Las urnas no matan nuestros sueños. Yo sigo lista para pelear desde el lugar que me toque", dijo anoche, emocionada. "Dios me dio un descanso -interpretó- para que recupere fuerzas y volvamos a dar juntos las peleas que hagan falta".

El crecimiento de Vidal -que acortó la derrota de 18 a 14 puntos- se explica, en parte, por el aumento de la población que fue a votar ayer; a diferencia de agosto, subió del 75,6 al 80,60%. Y, especialmente, por la fuga de votos de los tres candidatos no peronistas hacia el espacio liderado por la saliente jefa de Estado provincial.

Nuevo paradigma

Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo

Aunque se acortó la distancia entre Kicillof y Vidal, un nuevo paradigma de poder se impondrá desde el 10 de diciembre: el peronismo gobernará en la provincia y en la mayoría de los 135 municipios. El Frente de Todos se imponía anoche en al menos 68 comunas y Juntos por el Cambio, en 61. El resto quedó en manos de partidos vecinales.

La nueva relación de fuerzas en los municipios es exactamente inversa a la que existirá entre los dos partidos políticos hasta que se produzca el recambio de gobierno.

En ese momento, el Frente de Todos estará muy cerca de disputar la presidencia en la Cámara de Diputados. Tendrá la presidencia del Senado, que corresponde al vicegobernador, en este caso, la actual intendenta de La Matanza, Verónica Magario. Sin embargo, Juntos por el Cambio conservará la primera minoría en la Cámara alta bonaerense.

Vidal trabajará para posicionarse como alternativa política en 2021. "Gracias a todos los que hacen que Juntos por el Cambio hoy siga siendo una alternativa en la Argentina", fueron sus primeras palabras. Ella necesita consolidarse como una oposición fuerte en la Legislatura, necesaria para negociar leyes.

En el Senado, donde hasta ahora tuvo dos tercios de los votos -suficientes, por caso, para votar pliegos de jueces, impuestos y endeudamientos sin buscar consensos-, quedaría replegada a la primera minoría, con 26 senadores contra 20. Una mayoría codiciada, pero frágil, que podría ser arrebatada, por ejemplo, ante la ruptura del radicalismo.

En la Cámara de Diputados, el bloque de Juntos por el Cambio se reduciría a unos 44 diputados, contra 46 de las distintas vertientes del peronismo. Al menos dos legisladores que podrían ingresar al cuerpo en nombre de Consenso Federal.

Los números

Fuente: LA NACION - Crédito: Alejandro Guyot

El exministro de Economía Axel Kicillof, hombre fuerte de la vicepresidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner, en territorio bonaerense, se impuso como rotundo vencedor con más del 52% de los sufragios. María Eugenia Vidal, como se dijo, lograba una mejor performance que en las PASO. Obtenía el 38,6% de los sufragios al cierre de esta edición. Fue más votada que Mauricio Macri a presidente en Buenos Aires. Consiguió una diferencia de unos 180.000 votos más que el jefe de Estado saliente.

Pero fue menos votada que Cristina Fernández, la mujer que estuvo detrás de la candidatura de su máximo oponente electoral. "Si a alguno le fallé, le pido perdón", dijo anoche Vidal, al admitir la derrota.

En tercer lugar quedó Eduardo "Bali" Bucca, de Consenso Federal, con el 5,12%. El candidato del binomio Lavagna-Urtubey redujo su caudal desde las PASO, cuando cosechó el 6,85% de los sufragios.

En cuarto lugar se ubicó el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), con Christian Castillo a la cabeza; obtuvo el 2,76%, con una pérdida importante de votos desde agosto, cuando logró el 4,39%. Cerró la grilla el Frente Nos, con Gustavo Álvarez como candidato: logró solo el 1,38% de los sufragios, mientras que en las primarias había obtenido el 1,73% de adhesión.

Vidal prometió que liderará una transición democrática. Pero no será fácil: ya hay una denuncia formulada por el presidente de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, Eduardo De Lázzari, por presuntas irregularidades en su gestión.

El gobernador electo afirmó, en su discurso de vencedor, que Vidal deja una provincia "arrasada", con alto nivel de deuda pública -de unos $12.000 millones-, pérdida de empleos y cierre de comercios. Prometió reconstruirla. Y reivindicó la unidad del peronismo como el factor clave para su triunfo de ayer.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.