Evocarán la histórica misión de la CIDH que llegó a la Argentina en plena dictadura militar

Arribará mañana una delegación del organismo, que en 1979 recibió 5580 denuncias
Arribará mañana una delegación del organismo, que en 1979 recibió 5580 denuncias Crédito: Gza. CIDH
Mariano De Vedia
(0)
3 de septiembre de 2019  

Mañana llegará a Buenos Aires una misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para celebrar los 40 años de la histórica visita que realizó el organismo en plena dictadura militar. Se trató del primer grito de atención de la comunidad internacional sobre las graves violaciones de derechos humanos que se venían cometiendo en el país.

"La presencia de la comisión durante la dictadura constituyó una señal de esperanza para miles de personas y la posibilidad de brindar su testimonio ante un órgano independiente, iniciándose el camino hacia el fin de la impunidad y la eventual recuperación de la democracia en el país", expresó a la nacion el actual secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, quien integrará la delegación que hará la visita conmemorativa.

En efecto, en aquella visita la CIDH recibió 5580 denuncias de violaciones de derechos humanos. En esas mismas semanas, el gobierno militar intentó contrarrestar la misión con una campaña destinada a mostrar que "los argentinos somos derechos y humanos".

Además de recordar la trascendencia internacional de aquel acontecimiento, la CIDH celebrará los 60 años de su constitución, en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Esta misión conmemorativa será encabezada por la presidenta de la CIDH, Esmeralda Arosemena, acompañada también por los miembros Joel Hernández, Antonia Urrejola, Constanza Argentieri y Erick Mendoça.

"La misión tendrá únicamente un carácter conmemorativo", explicó Abrão, al señalar que la visita de 1979 "permitió llamar la atención de la comunidad internacional sobre las graves violaciones de derechos humanos que se venían cometiendo en el marco de una política de Estado implementada por la dictadura cívico-militar en la Argentina".

Trailer del documental siempre cuenta tu historia

02:09
Video

Reveló además que la decisión de observar in loco la situación de los derechos humanos en aquel momento estuvo fundamentada en la preocupación de la CIDH por un número cada vez mayor de denuncias de violaciones graves, generalizadas y sistemáticas de derechos y libertades fundamentales recibidas por distintas fuentes".

En un informe publicado en abril de 1980, la comisión estableció que en el país se cometieron numerosas y graves violaciones de derechos humanos entre 1975 y 1979.

"La comisión formuló 15 recomendaciones al Estado, dirigidas al esclarecimiento de esos hechos, a la investigación y sanción de los responsables por las violaciones perpetradas. Y enunció medidas para no repetir tales prácticas, restableciendo los derechos y garantías protegidos en la Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre", precisó Abrão.

Referencia mundial

"Además de su valor histórico y político, ese informe se convirtió en una herramienta jurídica fundamental que sigue siendo una referencia en el proceso transicional argentino", acotó. Y recordó que este año se hizo público un archivo de más de 49.000 páginas relacionadas con el período represivo.

"Son documentos desclasificados de las agencias norteamericanas, entregados en abril por los EE.UU. a la Argentina, que poseen información valiosa, abren nuevos caminos para conocer la verdad sobre las graves violaciones de derechos humanos y para que las víctimas puedan acceder a un proceso de justicia y reparación", explicó el secretario ejecutivo.

Arribará mañana una delegación del organismo, que en 1979 recibió 5580 denuncias
Arribará mañana una delegación del organismo, que en 1979 recibió 5580 denuncias Crédito: Gza. CIDH

En la visita de hace 40 años -entre el 6 y el 20 de septiembre de 1979- la comisión no solo recibió denuncias y testimonios de víctimas. También se reunió con autoridades del gobierno, expresidentes de la Nación, partidos políticos, organizaciones de la sociedad civil, dignatarios religiosos, empresarios, académicos, movimientos sociales y asociaciones profesionales. Sus miembros visitaron centros de detención, comunidades y grupos en situaciones de vulnerabilidad.

Al concluir la visita, la m,isión de la CIDH reclamó al gobierno de facto de Jorge Rafael Videla que informe sobre la situación de las personas desaparecidas y que se impartan instrucciones para que "los menores de edad desaparecidos a raíz de la detención de sus padres y familiares y los nacidos en centros de detención, cuyo paradero se desconoce, sean entregados a sus ascendientes naturales u otros familiares cercanos".

También intimó a poner en libertad a las personas detenidas a disposición del Poder Ejecutivo Nacional y que se restablezca el ejercicio del derecho de opción para salir del país.

Reclamó, además, que se investiguen a fondo "las denuncias acerca de la utilización de torturas y otros apremios ilegales en los procedimientos de investigación de las personas detenidas, que los responsables de actos de esa naturaleza sean sancionados con todo el rigor de la ley y se tomen las medidas necesarias para prevenir la aplicación de tales métodos".

Actividades de la comisión

La presidenta de la CIDH, Esmeralda Arosemena, encabezará el jueves, a las 18, una mesa redonda en el Salón Rojo de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), avenida Figueroa Alcorta 2263, sobre un tema actual: "Violencia y discriminación contra mujeres y adolescentes. Desafíos y avances en América latina y el Caribe".

El viernes, a las 10, se inaugurará una muestra en el Museo Sitio de Memoria ESMA (Av. del Libertador 8151), con la participación de distintas organizaciones de derechos humanos. Y, a las 11, se desarrollará un panel sobre "Los impactos históricos del trabajo de la CIDH y los nuevos desafíos frente al contexto regional actual", en el auditorio Abuelas de Plaza de Mayo del Espacio Memoria y Derechos Humanos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.