Fernández hizo equilibrio entre China y EE.UU. para conseguir ayuda para la Argentina

El presidente Alberto Fernández se reunió esta mañana con el director de la FAO, Qu Dongyu
El presidente Alberto Fernández se reunió esta mañana con el director de la FAO, Qu Dongyu Crédito: Presidencia de la Nación
Gabriel Sued
(0)
1 de febrero de 2020  • 11:13

ROMA.- Un encuentro de media hora en la sede central de la FAO, el organismo de las Naciones Unidas especializado en agricultura y alimentos, le bastó hoy a Alberto Fernández para conseguir un compromiso de asistencia internacional destinada a su plan contra el hambre y para hacer equilibrio en la guerra comercial que enfrenta a China con los Estados Unidos.

"El señor director general me ha ofrecido que los técnicos de la FAO se pongan ya a trabajar con el ministro de Desarrollo Social en pos de mejorar las condiciones para que la Argentina alimente adecuadamente a los argentinos y para que la alimentación llegue a todos los argentinos", declaró el Presidente, al término del encuentro con el chino Qu Dongyu. "Compartimos la decisión de dejar de hablar y ponernos a resolver problemas", agregó, junto al director general del organismo, en el hall de entrada del edificio, donde flameaba la bandera argentina.

Alberto Fernández tras la reunión con la FAO

03:18
Video

Designado el año pasado, Qu es el primer asiático en ocupar ese cargo, en lo que se considera un triunfo diplomático de China en la disputa diplomática con los Estados Unidos. Para evitar suspicacias, el Presidente se reunió anteayer con el estadounidense David Beasly, director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos, una iniciativa de la FAO que ganó autonomía en los últimos años, a instancias de Washington.

Republicano, exgobernador de Carolina del Sur y padrino de uno de los hijos del presidente estadounidense, Donald Trump, Beasly prometió enviar una misión a Buenos Aires en marzo para fortalecer el plan contra el hambre y, después de una reunión muy cordial, le preguntó a Fernández qué más podía hacer por él. El Presidente sonrió y aprovechó el ofrecimiento. "Dígale a Trump que nos ayude con la deuda", le dijo.

Qu también tiene una carrera más política que diplomática. Fue viceministro de Agricultura de su país y vicegobernador de Ningxia, una región de China. Tras la reunión con Fernández, dejó que el Presidente oficie de único vocero. Una vez que el mandatario abandonó el lugar, instruyó a sus colaboradores para que acordaran los detalles de la asistencia que prestará el organismo a la Argentina.

Antes de que el Presidente abordara el Maserati negro que le facilitó el gobierno de Italia para moverse por esta ciudad, Qu recordó al embajador argentino ante la FAO, Carlos Cherniak, que el organismo había prestado su colaboración en Brasil para el desarrollo del plan Hambre Cero.

"La idea es que viajen a la Argentina, vean las necesidades que tenemos y vean de inmediato los mecanismos para ayudarnos y aconsejarnos", dijo Fernández, que llegó acompañado por el canciller, Felipe Solá; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; el jefe de gabinete de la Cancillería, Guillermo Justo Chaves, y el secretario de Comunicación Pública, Juan Pablo Biondi. La ministra de Justicia, Marcela Losardo, se quedó en la residencia de la embajada ante la Santa Sede y ya prepara su participación en un seminario de la OCDE en París. En la comitiva todavía comentaban el intercambio que había tenido con el Papa, el día anterior. "Todo el mundo me habla bien de vos", le dedicó Francisco, y le aclaró que no se lo decía a cualquiera.

La agenda

Después de la visita a la FAO, el Presidente hizo una entrevista telefónica con Radio 10. Tras el almuerzo, tiene previsto tomarse unas horas de descanso, antes de recibir, a partir de las 18, a directivos de un consorcio público privado de este país, con intereses en la Argentina, según informaron en la comitiva.

El Presidente se trasladará mañana bien temprano a Alemania, donde tiene programado pasado mañana un encuentro con la canciller Angela Merkel, la reunión bilateral más determinante para la busca de respaldo en la renegociación de la deuda externa, principal objetivo de la gira. La comitiva aceleraba gestiones para cerrar encuentros con empresarios de ese país.

El itinerario sigue el martes en España con una reunión con el presidente Pedro Sánchez, y se cierra el miércoles, en Francia, donde está programado un almuerzo con el presidente Emmanuel Macron.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.