Frente de Todos: nace una nueva agrupación militante para defender al Gobierno y darle batalla a Pro en la Ciudad

Juan Manuel Valdés, referente del Grupo Bicentenario, Cristina Kirchner y Alberto Fernández
Juan Manuel Valdés, referente del Grupo Bicentenario, Cristina Kirchner y Alberto Fernández Crédito: Instagram @jmvaldesre
Matías Moreno
(0)
13 de agosto de 2020  • 04:12

En medio de las fricciones en el oficialismo por el rumbo del Gobierno, jóvenes dirigentes que comulgan con las ideas de Alberto Fernández lanzaron una nueva agrupación militante en la Capital, cuna política del Presidente. Se trata del Grupo Bicentenario, un espacio peronista que aspira a reclutar jóvenes críticos del macrismo en escuelas secundarias y universidades, y convertirse en un semillero de "cuadros" para el Frente de Todos.

A un año del triunfo en las PASO del Frente de Todos, los líderes de la flamante organización, que nuclea a funcionarios y dirigentes sub-35, creen que es momento de salir a defender al gobierno del Frente de Todos en el territorio porteño. También buscan fortalecer la unidad del peronismo en el bastión de Pro y "construir fuerza y masa crítica" para las elecciones porteñas de 2023.

¿Nace una agrupación militante del "albertismo"? "Somos ‘frentedetodistas’ [por la coalición oficial]", aclara el legislador porteño Juan Manuel Valdés, el principal referente de la organización, quien tiene un vínculo estrecho con el Presidente.

A diferencia de La Cámpora, que en sus inicios mostró un discurso radicalizado para defender a Cristina Kirchner, los líderes del Grupo Bicentenario pretenden mostrar un perfil moderado y se paran en el centro del ecosistema del oficialismo. Consideran que es momento de apoyar al Presidente y consolidar al Frente de Todos como espacio político. Pero rechazan la idea que promueve un sector allegado a Fernández de construir una fuerza propia.

"No creemos que haya que construir albertismo. Hay que salir a defender a nuestro gobierno y apoyar a nuestro Presidente, pero no desde la lógica de ‘albertismo’ contra ‘cristinismo’", resume Valdés, hijo del diputado nacional Eduardo Valdés, amigo de Fernández y uno de los armadores del Grupo Calafate a fines de los noventa, en pleno ocaso del menemismo.

Fernández, reticente a promover el armado de un espacio propio para no generar rispideces con el kirchnerismo, avaló la creación del Grupo Bicentenario en la Capital. De hecho, el jefe de asesores de la Presidencia, Juan Manuel Olmos, uno de los líderes del peronismo en la ciudad, fue quien los alentó a organizarse. "Alberto nos empujó a que lo sostengamos y profundicemos", cuenta Valdés, quien conoce al Presidente y a Cristina Kirchner desde que era chico. Es más, Fernández lo puso como candidato a legislador en los comicios del año pasado.

Días atrás, el resurgimiento del debate entre allegados a Fernández sobre la necesidad de armar una fuerza propia provocó malestar en las filas del kirchnerismo. "Tenemos que tener más paciencia. Es tiempo de trabajar la unidad institucionalmente", insiste Valdés, integrante del bloque que conduce Claudio Ferreño, otro albertista, en la Legislatura.

En el espacio descartan que su irrupción en el terruño porteño pueda generar roces con el jefe de La Cámpora en la Ciudad, Mariano Recalde.

Quiénes son

La agrupación se lanzó el 9 de julio pasado durante un plenario virtual. Decidieron llamarse "Grupo Bicentenario" porque consideran que los festejos organizados por el kirchnerismo en 2010 por los doscientos años de la Revolución de Mayo representan "un hito cultural": "Nos marcó un camino, un legado. Somos la generación del bicentenario", dicen.

Los principales referentes del espacio son Valdés; Laureano Bielsa, miembro de la junta comunal 2 -hijo de Rafael Bielsa, embajador argentino en Chile-; Matías Capeluto, director de Casa Patria Grande; y Rosaura Audi, funcionaria de la Secretaría de Comunicación y Medios Públicos. También se sumaron Pilar Araneta, coordinadora en Punto Digital; Rodrigo Puértolas, director en la Secretaría General de Presidencia; Francisco Strambini, de la Asociación Gremial de Computación; y Facundo Giampaolo, vicepresidente de la Juventud Peronista, entre otros. Se ven como la renovación de la militancia kirchnerista.

Uno de sus principales objetivos del espacio es captar militantes en organizaciones barriales o escuelas y universidades, un terreno históricamente esquivo para Pro. "Hay muchos jóvenes que no vivieron los doce años del kirchnerismo y se forjaron políticamente, empezaron a militar con la resistencia al gobierno de Mauricio Macri", se entusiasma Valdés, exintegrante del Grupo Reconquista.

Pero la titular de Pro, Patricia Bullrich, intentará ahora dar pelea en las casas de altas estudios con una estrategia renovada. "Hay que dar la batalla cultural", dice un ladero de Bullrich.

Jaime Durán Barba, exestratega de Macri, reconoce que Cambiemos tuvo dificultades para convencer a ese sector del electorado. "Los jóvenes argentinos están muy envejecidos. Se pasan discutiendo el pasado en vez de proyectarse hacia el futuro. No son todos, algunos piensan en la globalización, la inteligencia artificial o crean empresas como Mercado Libre", opina Durán Barba, confinado en Ecuador, ante una consulta de LA NACION. Y completa: "Desgraciadamente muchos tienen la mente enmohecida".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.