Fue desplazado de la AFIP un funcionario vinculado al ex espía

Andrés Vázquez estaba en el área que supervisa firmas de Lázaro Báez y Cristóbal López
Hugo Alconada Mon
(0)
2 de abril de 2015  

Sin respaldo ya de la ex Secretaría de Inteligencia (ex SIDE), estaba al caer. Y cayó. Andrés Vázquez, el funcionario de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que se encargó durante años de proteger a empresarios cercanos al poder, como Lázaro Báez y Cristóbal López, fue desplazado este lunes de la estratégica Regional Sur Metropolitana del organismo.

El titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, ordenó su desplazamiento como parte de una "rotación de directores" que comunicó mediante la resolución 158/15. La presentó como una cuestión de "decisión estratégica de gestión y administración de los recursos humanos de la organización". Y el primer nombre de la breve lista de cinco funcionarios es Vázquez.

Echegaray mantuvo siempre una tensa relación con Vázquez, quien solía ufanarse de puentear si era necesario al jefe de la AFIP y responder sólo a órdenes de "Presidencia", con escala en la ex SIDE de Francisco Larcher y Antonio "Jaime" Stiuso. Ahora, la Regional Sur Metropolitana quedará en manos de otro hombre de "la Casa", Néstor del Cuadro, quien tras casi un cuarto de siglo en el organismo registra su último paso por el área de auditoría.

Tanto Báez como Vázquez integraron durante años un complejo entramado con múltiples ramificaciones, en el que también aparecen Ernesto Clarens, el financista de confianza de Néstor Kirchner, y el tributarista Horacio Díaz Sieiro, según reconstruyó LA NACION dentro de la AFIP, del Tribunal Fiscal y del sector financiero.

SIDE, Cristóbal y Lázaro

Durante 2009, Vázquez afrontó un sumario interno en la AFIP y una investigación penal por el controvertido operativo con 200 inspectores contra el Grupo Clarín. Echegaray pretendió despegarse del escándalo internacional y llegó a anunciar su "despido", pero Vázquez siguió firme en su cargo.

Un año después, LA NACION reveló que Vázquez acumuló casi medio millón de dólares en dos cuentas bancarias secretas en el Caribe y en Europa, que sacó del país a través de una cueva del BNP Paribas en Buenos Aires. Lo hizo por fuera de los controles formales y sin declarar esos fondos ante el organismo para el cual trabajaba. Pero tampoco entonces fue desplazado de su cargo.

El entorno de Echegaray le endilgaba a Vázquez mantener un vínculo directo con la ex SIDE, y a través de ese canal con la quinta de Olivos. Eso lo convertía en intocable, más aún desde que se encargaba desde la Regional Sur Metropolitana de controlar diversas empresas vinculadas a López y Báez.

En el caso del "zar del juego", dos funcionarias de la AFIP llegaron a reportar su irrupción durante una inspección que ellas iniciaron en 2007 al casino flotante en el puerto de Buenos Aires. Allí se ocupó de atenderlas como si fuera un empleado más del casino. El entonces titular de la AFIP, Alberto Abad, se encargó de congelarlo durante meses, pero Vázquez recuperó terreno con el arribo de Echegaray.

Su vínculo con el grupo Báez, por su parte, fue diferente. Cuando los sabuesos en la Patagonia se acercaron demasiado, varias empresas modificaron su domicilio fiscal, como Gotti Hermanos. Quedaron así bajo la órbita de Vázquez, que años antes registró un paso por el área de Inteligencia Fiscal de la AFIP.

El halo que protegía a ese funcionario comenzó a resquebrajarse, sin embargo, con la salida de Larcher y Stiuso de la ex SIDE a fines de 2014 y principios de este año, lo que se combinó con el rol creciente de otros funcionarios. Ahora Vázquez, según dispuso Echegaray, asumirá como director interino de la Dirección Regional de los Recursos de la Seguridad Social Oeste.

Andrés Vázquez

Ex funcionario de la AFIP

Área estratégica

Como parte del área de Inteligencia Fiscal de la agencia recaudadora, controló durante años la estratégica Regional Sur Metropolitana

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.