Fuerte hermetismo en la Casa Rosada

La reunión de Cristina con Snowden podría deteriorar aún más las relaciones con EE.UU.
(0)
5 de junio de 2015  

En medio de un fuerte hermetismo, el gobierno de Cristina Kirchner se negó a comentar ayer en forma pública la reunión que la Presidenta mantuvo en secreto en abril último en Moscú con el ex agente de la CIA Edward Snowden, asilado en esa ciudad por haber revelado un plan de espionaje de los Estados Unidos sobre otros países. El encuentro mantenido en reserva hasta ayer podría empeorar aún más la relación bilateral con Washington.

Ayer, LA NACION consultó a Presidencia, el Ministerio de Justicia y la Jefatura de Gabinete sobre el tema, pero nadie dio información. Sólo algunos voceros confiaron en que el motivo de la reunión pudo haber sido que Snowden, días antes, dio a conocer una intensa actividad de inteligencia de Gran Bretaña sobre la Argentina desde 2010 por el temor de Londres a que nuestro país invadiera las islas Malvinas como en 1982.

En la Casa Rosada, uno de los interrogantes más fuertes era el motivo por el cual el abogado Anthony Romero había revelado una reunión que se suponía secreta.

Romero es director ejecutivo de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) y junto con Ben Wizner son abogados de Snowden en Estados Unidos, donde está acusado de espionaje por hacer públicos documentos gubernamentales secretos.

En el gobierno de los Estados Unidos también hubo ayer un fuerte hermetismo y no hubo comentarios sobre la entrevista que había sido mantenida en reserva por la jefa del Estado.

De todos modos, algunos funcionarios en Balcarce 50 especularon con que Cristina estaba interesada en conocer más detalles sobre la actividad de inteligencia británica sobre nuestro país. "La Presidenta fue la primera jefa de Estado en reunirse con Snowden", dijo Romero.

El gobierno de Barack Obama no demostró interés alguno en comentar el encuentro. Al cierre de esta edición, nadie en el Departamento de Estado quiso hacer referencia alguna al asunto pese a las reiteradas consultas de LA NACION.

Snowden ha sido declarado criminal por el Departamento de Justicia, que en vano ha intentado su retorno al país para procesarlo por poner en riesgo la seguridad de los ciudadanos norteamericanos.

Dos semanas antes de reunirse Cristina con Snowden, el canal de noticias TN, del Grupo Clarín, había revelado el espionaje de Londres para prevenir cualquier ataque o invasión de la Argentina a las bases británicas en las islas Malvinas.

Agregaba ese informe que el gobierno de David Cameron considera desde 2010 a nuestro país un aliado de la República Islámica de Irán, con sospechas de intercambio nuclear. En ese contexto, Buenos Aires y Teherán negociaban el polémico pacto con Irán para destrabar la causa por el atentado a la AMIA.

No se descarta por ello que Cristina (que anoche partió rumbo a Roma para reunirse con el Papa) haya buscado reunirse con Snowden para obtener más información sobre la actividad británica. La mandataria tomó distancia de Gran Bretaña y de Washington al tiempo que estrechó lazos con Rusia y con Irán, y considera a Snowden un nuevo aliado político.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.