La AGN cuestionó la utilización de fondos presupuestarios por parte de la Corte Suprema