La causa por enriquecimiento ilícito de los Kirchner en 2008 quedó definitivamente cerrada

La Cámara Federal denegó a un abogado la posibilidad de ser querellante; tras su polémico fallo, el juez Oyarbide insistió en que se basó "en la confiabilidad del informe pericial"
(0)
29 de diciembre de 2009  • 20:26

La Cámara Federal porteña denegó al abogado Enrique Piragini el rol de querellante con lo que quedó firme el sobreseimiento que benefició a Néstor y Cristina Kichner en la causa por presunto enriquecimiento ilícito en 2008.

Ello es así dado que el fiscal federal Eduardo Taiano, que tenía a su cargo el impulso de la investigación, y el jefe de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA), Guillermo Noailles, que tenía la posibilidad de cuestionar la sentencia si no lo hacía Taiano, no apelaron el polémico fallo que se basó en un informe realizado por el cuerpo de peritos de la Corte Suprema.

La única apelación la había presentado Piragini, que fue quien denunció el caso basado en una nota de LA NACION, pero hoy la Cámara rechazó el recurso para que sea considerado parte querellante, es decir, particular damnificado que tiene derecho a intervenir en la causa.

Como consecuencia, los Kirchner ya no podrán volver a ser perseguidos por su enriquecimiento durante 2008, el año en el que su patrimonio creció más que nunca, según sus propias declaraciones juradas.

"Confiabilidad". En medio de las fuertes críticas al fallo, y tras los duros cuestionamientos a los fiscales que no apelaron la sentencia, el juez federal Norberto Oyarbide volvió a defenderse.

En sus habituales declaraciones a la prensa, el magistrado atribuyó las "repercusiones" negativas de su sentencia "a las características de la personalidad" de los investigados, y reiteró que se basó "en la confiabilidad" del estudio que realizó el decano del cuerpo de peritos contadores de la Corte" Suprema, Alfredo Peralta.

"Esta causa por enriquecimiento ilícto no es el primer caso que me toca a mí invesigar. Han sido muchos y de distintos gobiernos: menemista, radicales; de la época de [Eduardo] Duhalde también me ha tocado y la repercusión que tiene el fallo es por la característica de las personalidades de quienes fueron progtagoniastas en toda esta investigación", excplicó el magistrado.

Al ser consultado por la posibilidad de que sea despedido el jefe de los peritos de la Corte, dijo que "si eso acontece, habrá que seguir con todo cuidado el desarrollo de lo que puede suceder". Sin embargo, aseguró que no tenía información al respecto.

Cuando se le recordó que el juez de la Corte, Enrique Petracchi, afirmó que los peritos del alto tribunal no son confiables, también indicó que "habrá que seguir con todo cuidado esto".

Pero aclaró: "Yo, en esta oportunidad, quiero simplemente repetir de algún modo que me basé en lo confiable del estudio que realizó nada menos que el decano del cuerpo de peritos contadores de la Corte, secundado por otra perito también de la Corte [María del Carmen Penedo] y, como lo señalé, acompañó el dictamen el perito de parte propuesto por la señora Presidenta y el ex presidente, en este caso el contador [Víctor] Manzanares".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.