La Corte cerró filas en defensa de la independencia judicial

Rosatti señaló que la Justicia "no depende de opiniones coyunturales"; Lorenzetti también respaldó el planteo, que había marcado ayer Rosenkrantz
Rosatti expuso ayer en un evento de la Federación de Magistrados
Rosatti expuso ayer en un evento de la Federación de Magistrados Fuente: Archivo
Rosatti señaló que la Justicia "no depende de opiniones coyunturales"; Lorenzetti también respaldó el planteo, que había marcado ayer Rosenkrantz
Hernán Cappiello
(0)
15 de junio de 2019  

La Corte Suprema de Justicia cerró filas en torno a la idea de que la política no puede determinar los designios de la Justicia. La férrea defensa de la independencia judicial, que encontró anteayer en el presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz , su vocero, la completó ayer Horacio Rosatti , que destacó que "el Poder Judicial debe su existencia y su vigencia a la Constitución Nacional y afortunadamente no depende ni de la voluntad ni de opiniones coyunturales".

Estas voces fueron acompañadas por las ideas del juez de la Corte Ricardo Lorenzetti . Consultados sus colaboradores, destacaron que la bandera de la independencia judicial y la defensa del Estado de Derecho es parte de los principios que la Corte viene puntualizando desde hace una década y se trata de una política de Estado.

Así, los jueces salieron al cruce de las expresiones de diversos actores del kirchnerismo, que propusieron eliminar el Poder Judicial o darles un mandato a los jueces a través de una elección popular, despojándolos de su labor técnica, en un rol mixto con funciones políticas.

Rosatti dio ayer una conferencia en el marco de las XXV Jornadas Científicas de la Magistratura Argentina, organizadas por la Federación Argentina de la Magistratura (FAM), que se desarrollan en el CCK, el mismo ámbito donde el juez Rosenkrantz se había expresado en un sentido similar.

"El juez no debe reemplazar al legislador. Los magistrados tenemos una herramienta que es la declaración de inconstitucionalidad de las leyes, que debemos aplicar con criterio muy restrictivo porque los legisladores son los representantes directos del pueblo", explicó.

Dijo que "a diferencia del político, que tiene un amplio espectro de opciones para tomar su decisión, y que viene concebida por su formación ideológica, el juez posee una limitada capacidad de maniobra, que consiste en interpretar las leyes que dicta el Congreso", señaló el juez Rosatti.

Pareció darle una respuesta a Eugenio Zaffaroni, que propuso una ley para rever los casos de corrupción contra kirchneristas, o al candidato a presidente Alberto Fernández, que propuso revisar las causas por las que están presos algunos de sus funcionarios y está siendo juzgada su jefa política y candidata a vicepresidenta, Cristina Kirchner.

Rosatti, que tiene un origen peronista, precisó ayer ante jueces de todo el país: "El legislador crea las leyes, el Ejecutivo las reglamenta y el juez las aplica. Pero todos los poderes tienen su límite en la Constitución nacional. Se pide que el juez no juegue a ser político y estoy de acuerdo. Pedimos que el político respete las decisiones judiciales, aunque no las comparta".

En el entorno de Rosatti explicaron a LA NACION que el mensaje del juez está destinado al grueso de los magistrados de todo el país, para que quede claro que el Poder Judicial no está en campaña. Más allá del kirchnerismo o de Cambiemos, las decisiones de los jueces no pueden estar contaminadas por la elección.

Es un mensaje para los jueces y también para los gobiernos locales, que pueden verse tentados de pensar que la lealtad política se extiende al Poder Judicial, indicaron los colaboradores de Rosatti, y señalaron que su discurso fue un mensaje de orden hacia el interior del Poder Judicial indicando que los jueces deben ser independientes de todos los poderes y de todos los gobiernos, mas allá de su color partidario coyuntural.

En un discurso de corte académico y jurídico, Rosatti destacó que "la conformación de una agenda temática [en la Corte] ha permitido escoger casos líderes que impacten en los distintos niveles de la Justicia, para dar previsibilidad al funcionamiento judicial y celeridad a aquellas causas que involucran miles de casos análogos".

Según Rosatti, que fue aplaudido tres veces por los jueces presentes, "este procedimiento permitió, por ejemplo, gracias al fallo "Blanco" (determinación del índice aplicable para el nivel inicial de retiro), resolver -entre febrero y mayo de este año- 15.000 expedientes similares". Rosatti también se refirió a los límites de la prisión preventiva, tramo del discurso festejado por el kirchnerismo. Criticó el "abuso" de la prisión preventiva y mentir para defenderse.

"Algunas herramientas, como la prisión preventiva, no pueden ser ejercidas como coacción para que yo hable. Pero si me decido a hablar, tengo que decir la verdad. No hay un derecho constitucional a mentir". Sobrevoló en la sala la queja de los críticos de los "arrepentidos" del caso de los cuadernos de la corrupción, que adjudican la locuacidad de los acusados a la amenaza de terminar presos.

Tras el discurso de Rosatti, Lorenzetti, a través de sus colaboradores, explicó que se trata de la misma postura de toda la Corte. Todos los jueces están en esta misma línea. No sin picardía estos colaboradores deslizaron que el discurso de Rosenkrantz de anteayer no fue consultado con sus colegas.

Allí Rosenkrantz dijo que las ideas de eliminar el Poder Judicial son "inconstitucionales y antirrepublicanas. Pero también son profundamente irrazonables".

"Se ha dicho recientemente que los jueces hacen política y que por ello no tiene sentido exigirles ser independientes. Desde esta visión, dado que no hay una diferencia entre juzgar y hacer política, se formula una propuesta extrema y radicalizada: prescindir directamente del Poder Judicial y reemplazarlo por órganos políticos de representación popular", había dicho Rosenkrantz.

Lorenzetti, en el mismo sentido, a través de sus voceros, dijo que la independencia de los jueces es una política de Estado. "Querer eliminar al Poder Judicial o modificar sentencias por medio de una ley afecta seriamente la división de poderes", explicó el juez.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.