La curiosa historia de los hackers de Patricia Bullrich: la clave fue Mar de Ajó

La curiosa historia de los hackers de Patricia Bullrich: la clave fue Mar de Ajó
La curiosa historia de los hackers de Patricia Bullrich: la clave fue Mar de Ajó Crédito: Twitter
El segundo hackeo a la cuenta de la Policía de Seguridad Aeroportuaria fue importante para dar con los sospechosos
Maia Jastreblansky
(0)
16 de febrero de 2017  • 17:03

La historia detrás de los acusados de hackear la cuenta de Patricia Bullrich

02:23
Video

Desde que la cuenta de Twitter de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich fue hackeada y se publicó, entre otras cosas, el mensaje "Macri gato" , la Justicia -con la colaboración de la Policía Federal- intentó dar con los responsables del hackeo. Esta semana, finalmente fueron detenidos dos sospechosos, tras una tarea de inteligencia que siguió varios indicios. Para apresar a uno de los presuntos responsables la clave fue un celular y una localidad: Mar de Ajó.

Según pudo conocer LA NACION de fuentes de la investigación, para cerrar el cerco sobre Ricardo Damián Mirco Milski, alias “Niño Orsino”, fue importante el hackeo detectado en una de las cuentas de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). El primer episodio se dio con la intromisión a la cuenta de Twitter de Bullrich, tras lo cual se conoció que más de 30 casillas de mail del ministerio habían sido vulneradas.

En ese contexto, Niño Orsino se atribuyó el hackeo difundiendo imágenes y capturas del material que había conseguido vulnerar. En una entrevista con el sitio El Disenso, además, el hacker reveló sus motivaciones. "Fue necesario ridiculizar a la ministra de Seguridad para exponer la debilidad del Ministerio", dijo.

Lo que reforzó las sospechas de la Justicia fue un posterior hackeo a un mail de un agente de la PSA. Se desconoce en qué momento el hacker robó las credenciales (las contraseñas) pero lo cierto es que la División Delitos Tecnológicos de la Policía Federal pudo detectar un ingreso al mail vulnerado desde un teléfono celular que estaba en la zona balnearia de Mar de Ajó. Los investigadores pudieron conocer que el equipo pertenecía a Mirco Milski, que estaba pasando unos días en ese lugar.

Confirmación

Uno de los detenidos
Uno de los detenidos

El sospechoso tiene domicilio en el barrio porteño de Saavedra, y la Justicia decidió esperar al regreso de Niño Orsino, para poder realizar un allanamiento en su casa y al mismo tiempo, lograr su detención, ante el temor de que pueda entorpecer la investigación.

La detención del Niño Orsino, según fuentes judiciales, se concretó el lunes y horas después el sospechoso brindó declaración indagatoria. Asesorado por sus abogados, el hacker hizo su descargo, al alegar que "no obtuvo datos de manera ilegal". Señaló que es un profesional que realiza asesoramiento en seguridad informático y que su objetivo era colaborar con la sociedad para exhibir la vulnerabilidad del sistema.

Según confirmaron las fuentes de la investigación a LA NACION, de los primeros informes del teléfono secuestrado al Niño Orsino "hay rastros y pruebas de que el autor del ataque al Twitter fue el, además del hecho de la PSA". Este estudio se realizó en las horas posteriores a la detención. El detenido pidió su excarcelación, pero fue rechazada por la Justicia.

La Justicia detuvo a ayer a un segundo sospechoso, de 45 años, llamado Martín Horacio Trabucco y allanó su domicilio en La Plata. Se trata de un técnico informático que tenía antecedentes en otra causa por el mismo delito. Tras brindar declaración indagatoria, también pidió su excarcelación y el juez Ramos se disponía a evaluar su situación.

Los investigadores se disponían a analizar todo el material informático secuestrado en los allanamientos. No descartan la existencia de otros responsables.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.