La fórmula Insfrán-Moreno sacudió al PJ y apura la negociación por la unidad

La dupla amagó con competir y disparó apoyos hacia Gioja, el candidato resistido por el kirchnerismo
La dupla amagó con competir y disparó apoyos hacia Gioja, el candidato resistido por el kirchnerismo
Jesica Bossi
(0)
2 de abril de 2016  

La fórmula Guillermo Moreno-Gildo Insfrán
La fórmula Guillermo Moreno-Gildo Insfrán

Cuando nadie se pone de acuerdo y arde la interna por la conducción del PJ, se echó a rodar una fórmula explosiva: Gildo Insfrán-Guillermo Moreno. El encargado de anunciar la lista fue el propio ex secretario de Comercio de la era K, luego de hablar ayer por la mañana por teléfono con el gobernador de Formosa, un caudillo que está desde hace más de 20 años al frente de su provincia.

"Es un buen diseño. La ortodoxia del compañero y mi acompañamiento doctrinario más bien rebelde", resumió a LA NACION el ex funcionario, ahora abocado full time al PJ. ¿Qué hay detrás de la jugada? Cuando falta menos de una semana para el cierre de presentación de candidatos, hay pulseadas para llegar a un nombre de consenso y evitar una competencia costosa que nadie quiere encarar.

En el peronismo nunca nada es lo que parece y el formoseño, operador en bambalinas, sigue trabajando para arrimar dirigentes detrás de José Luis Gioja, otro veterano con larga hoja de ruta. El mismo Moreno también lleva agua para ese molino, pero el virtual lanzamiento de la dupla tiene un mensaje claro: si no se ordenan, cualquier cosa puede pasar.

Gosso modo, hay dos grupos. El ala clásica, representada por gobernadores y jefes territoriales, promueve al ex gobernador sanjuanino y actual diputado. El polo kirchnerista, en cambio, coqueteó con Jorge Capitanich, intendente de Resistencia, pero agita el estandarte de Daniel Scioli como prenda de unidad en lugar de Gioja.

El ex candidato presidencial emite señales confusas; al menos los dos bandos lo creen de su lado. De hecho, el sanjuanino le ofreció ser su segundo en la nómina. Así, la introducción de una cuarta opción genera un ruido extra -sobre todo por los personajes-, pero que tiene como única meta forzar la unidad y, obvio, lograr un mejor posicionamiento de los aspirantes que la integran.

Ayer mismo, tanto desde el sciolismo como cerca del salteño Juan Manuel Urtubey respaldaron a Gioja asustados con la posibilidad de imaginar a Moreno compitiendo. Fernando "Chino" Navarro, del Movimiento Evita, tildó de "simpática" la fórmula, pero se desmarcó rápidamente.

"Debe haber una lista de unidad, que incluya desde Urtubey hasta La Cámpora. La división o la intervención judicial al único que le sirve es a Mauricio Macri", sostuvo a LA NACION el diputado bonaerense. Para el Evita, hay tres ejes que debería contemplar la nueva jefatura: apoyar el binomio Gioja-Scioli, contener al kirchnerismo duro y pronunciarse fuertemente en contra de la "irresponsabilidad" del juez Claudio Bonadio para defender a Cristina Kirchner.

El viernes se vence el plazo de inscripción de postulantes a nivel nacional y la elección está prevista para el 8 de mayo. En el camino, la Justicia sigue de cerca el proceso, con la amenaza latente de intervenir dando pie a un puñado de planteos que objetan la última renovación de autoridades.

Por las dudas, Moreno juntó afiliaciones y avales, y completa los 75 casilleros de la lista. Esos soldados -por muchos o pocos que sean- tendrán peso en la mesa de negociación cuyo propósito es arribar a una lista de consenso. De manual, se sube el precio para conseguir espacios.

Ayer, Gioja recibió en San Juan al intendente de Bolívar, Eduardo "Bali" Bucca, que integra el grupo de alcaldes bonaerense jóvenes en busca de protagonismo en el post kirchnerismo, con un libreto moderado. Él, además aspira a conducir la sede provincial de la Federación Argentina de Municipios (FAM), ahora envuelta en una rencilla con los intendentes de Cambiemos.

Se dieron espaldarazos mutuos.La visita de Bucca a Gioja confirma el apoyo de ese pelotón de intendentes, en clara diferenciación con el grupo K que anteayer recibió a Máximo Kirchner y Julio De Vido en Ensenada.

Capitanich, que será reemplazado en el PJ chaqueño por su sucesor Domingo Peppo, quedó fuera de carrera, según sus allegados. Eso está pasando en simultáneo: los gobernadores que recién desembarcan en el poder están asumiendo las jefaturas de sus sellos provinciales, como el entrerriano Gustavo Bordet que mañana se consagrará presidente del PJ de su distrito.

Urtubey, ácido contra todos

  • Después del discurso en la Asamblea Legislativa, el gobernador Juan Manuel Urtubey habló de la interna partidaria. Sobre la opción de que Scioli sea el nuevo jefe, la catalogó de "desopilante" y también le quitó relevancia a la definición del próximo presidente del PJ, ya que según él será un mero "administrador del sello". Aún así, ratificó a Gioja como la propuesta más viable. Antes, en la apertura de sesiones, deslizó las primeras críticas al Gobierno, al que le adjudicó "anuncios grandilocuentes".

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.